Archivo Enero 2011

GAROÑA, LA NOTICIA VA DE COÑA 0

ene20

La especulación sobre la reconsideración del Gobierno de España con respecto al cierre de la Central Nuclear de Santa María de Garoña, ha puesto una vez más en evidencia la fragilidad de la comunicación y el oportunismo de algunos dirigentes políticos.

En menos de 24 horas el Gobierno de España, muy especialmente por el PP, ha sido descalificado de manera contundente, apoyándose en una especulación de la que ahora nadie es autor.

De nuevo una mercancía averiada, intoxicada, nociva para la sociedad circula por el País, como si en una sociedad democrática, con libertad de expresión, la calidad de la democracia y la veracidad de las noticias, no fueran importantes.

Una vez más se demuestra que alguien ha buscado la confusión y el daño gratuito, porque la decisión del Consejo de Ministros del Gobierno Socialista de España, tomada en su día, sobre el Plan de cierre de la Central Nuclear de Santa María de Garoña, sigue su curso en los términos aprobados.

Me imagino la frustración de quienes creían tener en la mano la posibilidad de agitar una contestación al Gobierno y sólo han conseguido ponerse en evidencia.

Bueno sería que en el futuro las informaciones, reflexiones y decisiones importantes, gozaran de la oportunidad de ser ciertas.

Share

URKULLU, SI SABE, NO CONTESTA 2

ene20

El levantamiento del secreto de sumario sobre las presuntas y diferentes tramas de corrupción está deparando novedades políticas.

Quizás la más sorprendente la declaración de Urkullu afirmando que la dirección nacional del PNV no sabía nada de ellas.

Esta afirmación pretende exculpar a la dirección nacional por el desconocimiento de lo que ocurría y pone bajo sospecha a otras direcciones. Asimismo esta afirmación no niega la implicación de miembros del PNV en las tramas, aunque sí pretende negar que él, como máximo responsable de su partido, deba dar alguna explicación.

El Sr. Urkullu, se manifiesta como si fuera un ciudadano más y como si su responsabilidad política pudiera permanecer ajena y desafectada de lo que ocurre en distintos ámbitos de su partido.

Esta manifestación del Sr. Urkullu pretende orientar las tramas a acciones individuales de las que sólo son responsables sus protagonistas.

Como no puede ser de otra forma algunos imputados y aledaños ya se han hecho eco del mensaje y ya empiezan a apuntar hacia arriba. Ya hay quien afirma que “ejecutaba órdenes”, “que sus superiores políticos estaban al corriente de todo y que sin su consentimiento hubiera sido imposible”, “que lo hicieron porque confiaron en…”

Y mientras los datos del sumario y las declaraciones de imputados y afectados arrojan más información y reflexión sobre lo sucedido y sus protagonistas, en el PNV se incrementan las posturas defensivas. Así hay quien quiere poner el acento en lo colateral y no donde está el foco de atención. Desgarradoras declaraciones de algunos dirigentes señalando que el PNV nada tiene que ver con lo ocurrido, o que el PNV está siendo juzgado, o que nada pueden hacer en relación a los imputados por problemas estatutarios, intentan aunque no lo consiguen, enternecer a quienes les escuchan.

No es y no será en el victimismo donde el PNV encuentre refugio. Cuando una suma de sucesos afectan a tantos militantes, cargos públicos y cargos orgánicos, de un mismo partido. Cuando están implicadas muchas administraciones públicas. Cuando se percibe con claridad que una prolongadísima estancia en el poder ayudó a algunos a utilizarlo indebidamente, a abusar de él, a beneficiarse de él, y a realizar actos fuera de lo normal, sólo cabe asumir la realidad, acotar el alcance de los excesos y depurar las responsabilidades que sean necesarias en lo institucional y en lo orgánico.

Y el responsable, el máximo responsable de dar una respuesta clara y sin tacha democrática, es el máximo responsable del PNV, el Sr. Urkullu. Cómo distribuyan esa responsabilidad internamente es cosa de ellos.

Share

EL PP Y LA NUEVA POLÍTICA DE ALIANZAS 2

ene20

El Sr. Basagoiti y el Sr. Oyarzábal, en estos días han declarado a bombo y platillo, la apertura de su política de alianzas para después de las elecciones municipales y forales.

Ahora dicen querer tener “manos libres y sin ninguna atadura” para conformar mayorías de Gobierno.

Atrás parece quedar la amenaza de abandonar el apoyo al Gobierno Vasco si no se atendía por parte de los socialistas a sus diferentes pretensiones institucionales.

La noticia para los socialistas es muy buena. Quienes defendemos una Euskadi plural, con pluralismo político en las instituciones, sin trincheras y frentes, y quienes además hemos llevado a la práctica esa política nos sentimos muy reconfortados, por este apoyo, aunque involuntario, a nuestras tesis.

Quizás la noticia sea mala para quienes arroparon a pies juntillas que la beligerancia del PP la llevarían hasta las últimas consecuencias, y no dudaron en ejercer un cansino eco mediático.

En cualquier caso hoy tenemos la nueva teoría del PP, la práctica tardará más, como mínimo hasta después del 22 de mayo, si coinciden teoría y práctica todos lo veremos.

Share