escrito

  • 15.03.2011
  • 12:49
  • Txarli Prieto

LA RADICALIDAD DEL PNV NO TIENE LÍMITES 0

mar15

El acto de toma de la Sala de Prensa del Parlamento Vasco por el anterior Consejero de Sanidad, el Sr. Inclán, con parte de su anterior equipo y con la cobertura del Grupo Parlamentario del PNV, pone de manifiesto, una falta de respeto a la institución y al comportamiento político ético, de considerable magnitud, que merece de una respuesta serena y rotunda.

El PNV preocupado por las conclusiones políticas a las que puede derivar la investigación parlamentaria, sobre los excesos cometidos en su etapa de Gobierno, ha entrado en una senda de radicalidad y de intento de desprestigio de las instituciones vascas, que conviene frenar de forma clara, antes de que el daño sea mayor.

El Sr. Inclán y el PNV pretenden silenciar las irregularidades investigadas con golpes de efecto, pretendiendo convertir a los investigados en investigadores y pretendiendo utilizar la actual gestión de la Consejería de Sanidad como elemento de confrontación.

Estas actitudes del PNV cada día que pasa y cada acto que realizan, muestran con más nitidez a un Partido sin liderazgo, sin itinerario y sin compromiso con su País. Un Partido de Gobierno no puede comportarse como un Partido que busca el desprestigio de las instituciones y de los servicios, que con independencia de quien las gestione, no pertenecen a ningún Partido y sí al conjunto de la ciudadanía, y por eso se merecen el respeto y la consideración que el PNV niega.

Share

subscribete vía RSS

No hay comentarios para este post.

Por favor, realice los comentarios que desee

*campos obligatorios

Please leave these two fields as-is: