escrito

  • 20.09.2011
  • 10:35
  • Txarli Prieto

PROPUESTAS Y COMPROMISOS PARA LA CONFERENCIA POLÍTICA 0

sep20

La Conferencia Política del PSOE que se celebra en Madrid el 30 de Septiembre, 1 y 2 de Octubre, constituye un punto de encuentro y de esperanza para la izquierda, los progresistas, para el conjunto de los socialistas.

Acertar con los nuevos compromisos que los socialistas queremos adquirir con la sociedad que quiere estar representada y liderada por nosotros, es el objetivo.

Con este fin, en la pretensión de avanzar hacia ese conjunto de propuestas y compromisos que signifiquen un claro giro a la izquierda de nuestra política de futuro, he presentado algunas propuestas que hago públicas y que someto a criterio y consideración de quien lo desee.

1- ESTABILIDAD PRESUPUESTARIA Y AUTONOMÍAS

La estabilidad presupuestaria es buena para todas las administraciones y por extensión para la ciudadanía en el ámbito que actúa.

La estabilidad presupuestaria requiere de un sistema de financiación correcto de las Administraciones Públicas donde los recursos propios y el endeudamiento no hipotequen ni lastren la capacidad de gasto y de inversión de las mismas.

Desde una concepción Federalista de España los socialistas al tiempo que defendemos y practicamos la estabilidad presupuestaria, debemos defender y practicar el proyecto de País en el que nos vemos reflejados como es la España Autonómica.

Los socialistas fieles a estos dos planteamientos políticos, estabilidad presupuestaria y desarrollo autonómico y lejos de querer transitar por lo que pudiera denominarse la tutela del Estado a las Comunidades Autónomas, nos comprometemos a acordar en el foro pertinente, entre Gobierno de España y Gobiernos de las Comunidades Autónomas, la capacidad o límites de endeudamiento de todos los Gobiernos, Central y Autonómicos, cada año, antes del inicio del debate legislativo de los Presupuesto

2-HIPOTECAS, QUE CADA CUAL ASUMA SU RIESGO

Cuando se formaliza una operación financiera, en la inmensa mayoría de los casos, el prestamista parte con ventaja. Es quien decide las condiciones del préstamo, quien exige las garantías de su devolución y quien resuelve si lo concede. Concedido el préstamo, el prestamista asume el riesgo de su devolución pudiendo ejecutar las condiciones de garantía si éste no se produce. El tomador del préstamo asume el riesgo de la pérdida de su inversión y de las garantías pactadas.

Para que esto sea así, para que no se abran paso los abusos, los socialistas nos comprometemos a elaborar una ley que dé toda la cobertura legal, para que ningún tomador de un préstamo se vea perseguido y endeudado por encima de las garantías pactadas y para que en los contratos no puedan establecerse cláusulas abusivas que en la práctica casi eliminen el riesgo que debe asumir el prestamista.

3-LA UNIÓN EUROPEA NECESITA UNA IZQUIERDA CON CORAJE

El espectáculo de la Unión Europea ante la crisis económica es dantesco.

Países miembros atacados por los especuladores hasta la extenuación. Empobrecimiento de millones de personas. Reducción del consumo. Desempleo. Freno permanente a la recuperación económica, etc, etc.

Y buena parte de estos dramáticos efectos por la falta de respuesta política ya no sólo en la acción, también en la definición.

Mientras en la población europea se multiplican los problemas y las inseguridades, la política europea da como respuesta, la asimilación del daño mediante tímidas respuestas cocinadas en interminables y tardíos procesos. El resultado de todo ello es que los ricos son cada vez más ricos, los pobres más pobres y los especuladores intocables. Hasta hoy todas las embestidas de los especuladores se han saldado con el resultado a su favor.

La ciudadanía europea asiste atónita a la falta de respuesta y coraje de la política para tratar de parar los pies a los especuladores.

Por supuesto que la respuesta activa a los especuladores no puede producirse ni desde un solo País ni sólo desde nuestro País.

Pero el problema hoy no reside en conocer el final, lamentablemente estamos en el inicio, que es el de elaborar una respuesta, proponerla, concitar tras ella la adhesión de la mayoría social europea y para lograrlo la izquierda debe dar el primer paso.

Con esta orientación los socialistas nos comprometemos a elaborar y proponer una respuesta con el mayor consenso posible que establezca, entre otras cosas, la consideración de la deuda de los países como deuda europea; el freno a la especulación con el coste de la deuda con un plan de choque; la estabilidad en periodos de tiempo de medio y largo plazo, en la cuantía del interés de la deuda.

4-LA CIUDADANÍA TIENE DERECHO A SABER PORQUÉ Y DE DÓNDE VIENEN LOS PROBLEMAS

La crisis económica actual es el resultado de muchas cosas. Burbuja inmobiliaria, financiera, nuevos países que elevan su nivel de vida, guerras injustificadas con facturas desorbitadas, bancos y agencias de calificación sin escrúpulos, fraude fiscal, paraísos fiscales, falta de unidad y coraje político en la Unión Europea para parar los pies a los especuladores, etc.

Fruto de todo esto millones de ciudadanos y ciudadanas padecen los efectos devastadores de la crisis, pierden su medio de vida, se les acerca a la pérdida de su dignidad, y mientras lo sufren, ni se les cuenta lo que está pasando, ni se identifica a los responsables.

Los socialistas nos comprometemos a finiquitar este escenario, nos comprometemos a contar lo que ocurre, la naturaleza y la dimensión de los problemas, las tensiones y presiones que recibimos y de dónde provienen, las limitaciones y las debilidades que padecemos.

Si una sociedad debe estar preparada para realizar sacrificios, cuando sea inevitable, debe ser considerada y tratada como una sociedad madura con derecho a conocer la verdad sobre los riesgos y peligros que corre.

5-LÍNEAS ROJAS

Tan importante en política es el compromiso de los objetivos y proyectos que se desea materializar, como el límite de lo que no se hará, salvo que por razones de extrema necesidad, lo asuma mayoritariamente el país. Cuando los socialistas accedemos a los gobiernos, nuestro radio de acción aumenta. Gobernar es algo que se hace para toda una sociedad y ello requiere flexibilidad política. En ocasiones el ejercicio del Gobierno se realiza con mayorías y esto exige el pacto entre diferentes. Ser flexibles y asumir condicionantes es aceptable si se determinan los límites. Los programas electorales con los que nos presentamos a las elecciones debemos considerarlos contratos políticos y sociales con el electorado que los respalda. Cambiar nuestros compromisos para ejercer el Gobierno puede resultar necesario, cuando las alteraciones sean sustanciales. Para no negar que la vida es dinámica y depara situaciones imprevistas, se trata de aceptar esa realidad con mecanismos de participación y consenso. Por ello las alteraciones programáticas que los socialistas efectuemos tras cada una de las elecciones serán objeto de debate y decisión previa de los Comités Nacionales de todas las Federaciones y finalmente del Comité Federal, que deberá atender lo resuelto en sus Federaciones. Si el objeto de cambio tuviera entidad suficiente porque alcanza a una buena parte de la ciudadanía, se contemplará la consulta por referéndum a dicha ciudadanía.

6-CONTROL DE LOS RECURSOS PÚBLICOS QUE AYUDAN A LAS ACTIVIDADES PRIVADAS

La correcta utilización de los recursos públicos que atienden necesidades y objetivos propios de la actividad privada, debe ser objetivo ineludible de todas las Administraciones Públicas. Cuando una actividad económica de titularidad privada accede a ayudas directas o indirectas de las Instituciones Públicas, éstas deben asegurar las garantías o contraprestaciones de dichas ayudas. Esto afecta a préstamos, subvenciones, bonificaciones, prestaciones por desempleo, etc.

Los socialistas nos comprometemos a acompañar a todas las medidas de estas características, con una cláusula de garantías para que cuando el receptor de las ayudas no cumpla con el objetivo por el cual fueron concedidas, proceda a su devolución o en su defecto la administración a su ejecución.

7-PEAJE SOCIAL A LA IMPORTACIÓN

La globalización no es de recibo para colocar los productos obtenidos bajo la explotación y la falta de derechos laborales y sociales, con un coste menor, en países donde sí se produce el respeto a los derechos laborales y sociales. La competencia fraudulenta y miserable hay que frenarla.

Los socialistas nos comprometemos a limitar y reducir hasta acabar con este comercio desleal, mediante la gravación de un impuesto a esos productos, para que entren en nuestro país, que será destinado a la protección social de los trabajadores en España y a la cooperación por los derechos laborales y sociales, en los países objeto de explotación.

8-COMPARTIR DECISIONES

Abrir más la política a la ciudadanía. Hacerla más transparente requiere sobre todo de una rigurosa y suficiente información y de la capacidad de tomar y compartir decisiones, entre la ciudadanía y los poderes públicos.

Para hacer realidad este objetivo, los socialistas nos comprometemos a consultar a la ciudadanía antes de su aprobación, aquellas leyes que tengan una afección generalizada sobre la población y muy especialmente cuando se trate de reformas constitucionales, derechos sociales que provengan del sistema público de la Seguridad Social y alteraciones sustanciales de nuestro sistema económico.

9-DERECHO A LA INFORMACIÓN PÚBLICA

La ciudadanía tiene derecho al acceso y conocimiento sobre el contenido y alcance de los proyectos y decisiones que las instituciones representativas de la ciudadanía, elegidas por sufragio universal, adoptan o aprueban en cada momento. Las instituciones tienen el deber de facilitar el acceso y el conocimiento a sus representados. Para reforzar esta tarea es necesario redefinir el servicio de los medios de comunicación públicos.

Los socialistas, comprometidos con este objetivo, impulsaremos la habilitación de espacios en los medios de comunicación de titularidad pública, que periódicamente informen y formen a la ciudadanía, sobre los proyectos y decisiones más relevantes que se aborden en las instituciones legislativas y ejecutivas, desde la más estricta observación de la imparcialidad informativa.

10-LA CULTURA FISCAL DE LA IZQUIERDA

La fiscalidad es el instrumento clave de la política. Que la izquierda disponga de una extensa cultura fiscal es imprescindible. En una fiscalidad adecuada caben las políticas sociales y las inversiones públicas, en una fiscalidad ramplona, no.

En demasiadas ocasiones hemos tenido dudas y controversias sobre qué política fiscal defender, proponer, legislar. Hoy en Europa los países con más músculo productivo y social, nos llevan muchos enteros de diferencia en presión fiscal. Realizar una política de igualdad de oportunidades y de solidaridad, es incompatible con la fiscalidad que propone la derecha.

En los últimos años algunas equivocaciones nuestras y la presión de la derecha, han propiciado un populismo para congelar y bajar impuestos y para cuestionar los existentes.

La Europa Social sólo es viable si sus países miembros avanzan en una fiscalidad suficiente para que el término social tenga un amplio contenido.

El actual mapa político europeo muy teñido de azul, no va a propiciar el debate y la oportunidad de avanzar en la Europa Social, la izquierda sí debemos hacerlo.

Los socialistas nos comprometemos con la elaboración de una propuesta fiscal diferente a la actual donde paguen más quienes más tienen de forma progresiva, donde paguen todos, donde no tenga cabida la elusión fiscal, donde se valore el coste de las políticas y donde se ofrezca a la ciudadanía otra fiscalidad a cambio de más y mejores políticas sociales e inversiones públicas.

Share

subscribete vía RSS

No hay comentarios para este post.

Por favor, realice los comentarios que desee

*campos obligatorios

Please leave these two fields as-is: