Archivo Octubre 2011

CHAMPIÑONES CON ALMEJAS 0

oct19

Limpiar y cortar en cuartos los champiñones. En una cazuela con aceite y ajo laminado colocar los champiñones y hacer a fuego lento. Cuando estén casi hechos incorporar las almejas y dejar que se abran. Cuando estén abiertas, retirar la cazuela del fuego y añadir perejil picado. Al emplatar incorporar un chorrito de aceite de oliva virgen crudo.

Nota 1: A esta receta también se le pueden incorporar gambas peladas al mismo tiempo que las almejas y ajos frescos y al mismo tiempo que los champiñones

Nota 2: Estrellar unos huevos en cualquiera de las recetas anteriores también es una buena opción

Share

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE LA CONFERENCIA DE AIETE 0

oct19

La Conferencia de Paz celebrada en el Palacio de Aiete de San Sebastián está creando un elevado número de opiniones a las que también quiero sumar las mías, desde la perspectiva de haber combatido el terrorismo de ETA en toda la etapa de la democracia, desde la perspectiva de haber sufrido un atentado y llevar muchos años con mi libertad hipotecada por la necesidad de llevar escolta y desde la perspectiva de haber participado en el PSE en la decisión de acudir a la misma.

Primera reflexión: Los riesgos de acudir a la Conferencia

Ojala todos los riesgos que tengamos que vivir en Euskadi en el futuro para disponer de la libertad sean tan graves como acudir a una Conferencia a plena luz del día, con los medios de comunicación contándolo, y en un encuentro de ciudadanos y ciudadanas que por encima de sus ideas e historiales, tienen la obligación de salir de ella dando cuenta a toda la ciudadanía de su trabajo y conclusiones.

Ojala el futuro en el peor de los casos sea así porque, si así es, conllevará que no habrá más víctimas, más atentados, más violencia, más intolerancia y que todos y todas podremos ejercer nuestras actividades en total libertad.

Riesgos, riesgos de verdad, el tiro en la nuca, la bomba, las extorsiones, los secuestros, las persecuciones, las palizas, las amenazas, los miedos vividos, las secuelas de todo ello.

Segunda reflexión: Las razones para ir de los socialistas

Efectivamente tal como se ha señalado por algunos, la decisión de ir no se tomó en un inicio, sí se tomó pocos días antes de la celebración y sí fue una decisión de los socialistas vascos. Resulta evidente señalar que esta Conferencia no llevaba nuestra iniciativa, tampoco concitaba nuestro interés. Sin embargo acudimos y lo hicimos porque ante la expectativa creada sobre su celebración, ante la enorme acogida mediática dispensada por todos los medios de comunicación, los socialistas vascos sí queríamos asumir, este pequeño riesgo de acudir si lo comparamos con otros, para que también en esta Conferencia frente a diferentes opiniones y propuestas que otros iban a realizar, estuvieran las de los socialistas vascos. A eso fuimos y eso hicimos y por eso hoy en esa Conferencia consta nuestro relato sobre lo sucedido en Euskadi y sobre lo que debiera suceder, consta el decálogo presentado por el lehendakari en el debate de política general de septiembre, realizado en el Parlamento Vasco y denominado “Bases para la Unidad, la Concordia y la Convivencia”. Sí, fuimos para poner altavoz y amplificador a lo que hoy espera y desea toda la ciudadanía vasca, que ETA desaparezca como amenaza y como riesgo y lo haga ya.

Tercera reflexión: Las taras de la Conferencia

Una Conferencia Internacional de Paz con mediadores que provienen de organismos internacionales y de gobiernos europeos, no era un buen preludio para limitar o evitar el uso de algún lenguaje y de algunos conceptos, muy acariciados por quienes crean conflictos y muy rechazados por quienes sufrimos los conflictos. Y así ha resultado. Alguna tara era previsible que ocupara las conclusiones de los mediadores y entre ellas está la denominación “conflicto” o la llamada a solicitar por ETA, “diálogo con los Gobiernos de España y Francia”.

Ciertamente a quienes no hemos estado nunca en conflicto porque nunca hemos usado la violencia o a quienes siempre hemos defendido la democracia, y desde ella hemos hecho apuestas delicadas, contarnos que los Gobiernos de España y Francia tienen que dialogar, después de toda la historia vivida, de todos los diálogos fracasados con el saldo de más víctimas, cuando menos nos chirría, y nos revela o un excesivo desconocimiento o un interesado desconocimiento, de nuestra realidad.

Dicho de otra forma una Conferencia de Paz se puede hacer sin guerra y un mediador puede actuar sin conflicto. Se ha hecho. Reconocerlo es otra cosa. Porque el reconocimiento llevaría implícito la inviabilidad de la Conferencia y del mediador. Recuerden aquello de, cuando la función no crea el órgano, el órgano crea la función. Y para muestra un botón. Si de verdad hubiera conflicto, ¿por qué no se ha pedido el cese de la actividad armada a las dos partes?

Quinta reflexión: El papel de los radicales abertzales

Ciertamente la Conferencia había creado una expectativa entre un gran número de demócratas. Que se produjera una resolución clara, contundente, sobre la petición unánime del fin de ETA sin condiciones. La Conferencia en este aspecto ha avanzado, en su primera conclusión, cuando dice “llamamos a ETA a hacer una declaración pública de cese definitivo de la actividad armada”. Es un avance que los radicales abertzales hagan suyo este llamamiento de los mediadores.

Lo que también es motivo de análisis y de censura es que a esto hayan llegado 34 años tarde, con centenares de asesinatos, porque se lo piden seis mediadores internacionales y desoyendo hasta entonces a casi toda la ciudadanía vasca. Han llegado los últimos, con un drama de tamaño incalculable y despreciando a su pueblo en el dolor y el sufrimiento de todos los zarpazos del terror de ETA. Muchos cientos de ocasiones, tras cada uno de los asesinatos, escucharon un “basta ya”, o que “esta sea la última víctima”. Lamentablemente hasta esa última víctima siempre estuvieron sordos.

Sexta reflexión: Y ahora, ¿qué?

Ahora, también, firmeza y compromiso democrático para unitariamente pedir el fin de ETA ya y sin condiciones.

Ahora igual que antes de la conferencia de Aiete, a defender los valores, los principios de la democracia.

Ahora el liderazgo, la legitimidad en la consecución del fin de ETA, de la concordia y de la convivencia, está donde estaba, en las Instituciones, en los Gobiernos, en los Parlamentos, en los Partidos Políticos, y muy especialmente en la unidad democrática de todos ellos.

Share

BOCADILLO DE CHISTORRA, RÚCULA Y PIMIENTO CON MAHONESA 0

oct11

Untar un pan con mahonesa, colocar un pimiento rojo asado, unas hojas de rúcula y chistorra previamente desgrasada y calentada en una sartén o en el microondas y servir.

Share

PASTEL DE MORCILLA 0

oct11

Hacer o comprar tomate frito.

Disponer de pimientos asados en tiras frescas o de bote, del pico o del piquillo.

Pasar por la sartén unas lonchas de beicon ahumado.

Quitar la tripa y desmigar la morcilla.

Montar en un molde redondo una capa de pimiento, otra de beicon, otra de tomate, otra de morcilla y acabar con una última de beicon, pimiento y tomate mezclado.

Calentar en microondas o en horno y servir.

Share

CONVENCIÓN DEL PP NADA DE NADA NOS ANUNCIA LO PEOR 0

oct11

La Convención del PP en Málaga se ha saldado con un preocupante e insultante silencio, para la ciudadanía, Preocupante porque cuando la derecha no dice qué quiere hacer es porque sus propuestas no son confesables. Y si no son confesables es porque el tamaño de sus recortes es muy alto, tal como nos vienen indicando en las Comunidades Autónomas donde gobiernan. Es insultante porque en un tiempo tan difícil económica y socialmente para España, que su ciudadanía no merezca ni una propuesta, ni un proyecto, ni una esperanza, es la mejor demostración de cuáles son sus prioridades y objetivos del PP. Uno, muy claro, gobernar como sea, alcanzar el poder, como un fin en sí mismo. El otro derivar a lo privado buena parte de lo público para beneficio de unos pocos y con el eslogan de ‘sálvese quien pueda’.

Y junto a esta Convención de la nada y para nada, cabe destacar el silencio cómplice y la justificación estúpida de tantos y tantos analistas políticos y conductores de opinión, que habiendo sido ninguneados en la convención se han apresurado a inventar explicaciones con las que llenar espacios en los medios de comunicación y así tratar pasar este trago.

Unos han corrido para decir que como Rajoy lo tiene todo ganado no quiere arriesgar. Otros han puesto el acento en el aspecto publicitario y han orillado el político. Otros han especulado con los asistentes ministrables. Casi todos han rendido pleitesía al hasta hace poco denostado Rajoy. Dónde están esas exigencias de claridad, contraste, trasparencia, que se nos exige a unos y no a otros.

Resulta patético ver a tanto hipercrítico con José Luis Rodríguez Zapatero, tragarse la nada, el vacío, la ausencia de propuestas políticas del PP y además tener que cubrir el vacío con improvisaciones y especulaciones.

Pero así es la derecha, así es el PP, así es Rajoy y así se comporta quien ha decidido ser coro mediático.

A todos ellos les importa un bledo el País, su ciudadanía y por eso en vez de dar lo mejor de sí mismos, de poner su inteligencia al servicio de las soluciones para salir de la crisis, lo reservan astutamente, se regocijan acariciando el poder y se conjuran para no hacerlo peligrar cuando creen que más cerca lo tienen.

La reflexión que deriva de todo esto es si las realidades conocidas y los presuntos síntomas de lo que significa y nos puede llegar de la derecha, no merece una reacción de la izquierda, de los progresistas.

La derecha está muy crecida y lo está sobre todo por el enfado de buena parte de la izquierda que apunta a convertirse en inhibición electoral el 20 de Noviembre.

El PP no crece en los sondeos de opinión, mantiene con firmeza su electorado, en contraposición con lo que pasa en la izquierda.

En la izquierda es palpable el malestar. Es evidente que desde la izquierda no hemos traído las mejores soluciones para cada uno de los problemas a los que nos ha enfrentado la crisis. A veces hemos reaccionado tarde, en ocasiones mal, también con contradicciones. Esto es así. Pero igualmente cierto es que los socialistas hemos hecho ajustes, ajustes dolorosos, pero ajustes que han tratado de asegurar el gasto sanitario, el educativo, las pensiones y las prestaciones por desempleo y una paga cuando éstas se acaban.

La derecha donde gobierna ha prescindido de los ajustes y ha ido a los impagos, a los recortes y a los despidos. Y lo que entre dientes deja escuchar, es que si gobierna, de todo esto habrá más.

Hay tiempo para reaccionar y debemos hacerlo con espíritu crítico y con actitud exigente, pero reaccionando. La izquierda no se merece que le gobierne la derecha. Una derecha que ha hecho todo el daño imaginable y posible a su País con el único objetivo de desalojar al Gobierno y sustituirlo. Una derecha que no ha ayudado nada.

El futuro de la izquierda es decisión de la izquierda, abstenerse en la decisión de cómo tiene que ser nuestro futuro, es un error, nuestra mejor baza es que estamos a tiempo de impedirlo.

La Convención del PP ha sido clarividente, ha concluido, nada de nada porque no les conviene anunciar lo peor. Y sinceramente no es una conclusión ni de rivalidad, ni de maldad y si no háganse esta pregunta. ¿Por qué los que mejor situados están hoy para ganar no cuentan sus buenas políticas a la sociedad? Les ayudaré en la respuesta, porque no las tienen.

Share