escrito

  • 05.10.2011
  • 01:33
  • Txarli Prieto

DE LA COMPETENCIA A LA INCOMPETENCIA 0

oct5

En las últimas semanas y muy especialmente en los últimos días, se está produciendo un extraño debate sobre algunos de los retos políticos de la actualidad. Me refiero a esa airada reacción que desde algunas instituciones y partidos políticos se está dispensando a diferentes proyectos y propuestas del Lehendakari y su Gobierno.

El proyecto de Ley Municipal, el proyecto de Ley de Cajas y el interés por hacer un amplio debate sobre la política fiscal que hoy necesitamos, son las víctimas más visibles de este extraño debate.

¿Qué proponen estos proyectos y propuestas?

La Ley Municipal tiene como objetivo principal revisar las competencias que deben tener los Ayuntamientos, cuál es su coste y en consecuencia dotarles de las herramientas necesarias, para que estas Instituciones de proximidad a la ciudadanía, puedan ofertar y desarrollar sus servicios de la manera más ágil y eficaz posible.

La Ley de Cajas pretende adaptarse a los nuevos tiempos, aumentar el control y la capacidad de decisión de sus impositores y profesionalizar su gestión.

El debate sobre política fiscal, busca evaluar las necesidades económicas de los servicios que las instituciones van a facilitar a la ciudadanía, cómo se asumen estos costes, qué tipos impositivos han de regir en las rentas de trabajo, en las rentas de capital, en los patrimonios, en las transacciones financieras, etc., o qué refuerzos en leyes y medios humanos y materiales se necesitan para reducir el fraude fiscal y para impedir la elusión fiscal.

Como puede apreciarse se tata de debates y objetivos demandados por la ciudadanía, en el marco de una crisis económica espectacular, que además va a cambiar muchas cosas del futuro y que por ello exige profundos y sesudos debates que se fijen primero en el contenido y después en el procedimiento.

Pero en Euskadi algunos se empeñan en que todo funcione al revés o mejor dicho que nada funcione y que toda iniciativa política, al margen de su interés y su necesidad para la sociedad, quede bloqueada. Y es aquí cuando algunos partidos e instituciones en vez de comportarse como instrumentos de servicio al interés ciudadano, al interés colectivo, al interés público, se comportan como instrumentos de carácter privado.

No puede entenderse de otra manera declaraciones del Diputado General de Álava, del Diputado General de Vizcaya, del PP o del PNV, donde sólo hablan de quién tiene la competencia o de que cualquier proyecto de ley será llevado a la Comisión Arbitral del País Vasco.

Ni el Lehendakari, ni su Gobierno, ni el PSE, pretendemos intervenir o interferir en asuntos Competenciales, que cada cual asuma el que le corresponde. Lo que sí pretendemos y vamos a seguir en ello, es que las Instituciones hablen, propongan y resuelvan sobre aspectos de la vida pública que afectan a la calidad de vida, al bienestar, a las oportunidades de empleo, a la cantidad y calidad de servicios, que la sociedad actual necesita.

Invocar la competencia para negar soluciones a los problemas, es un claro ejercicio de incompetencia o quizás algo peor porque tratar de impedir que se hable y se acuerde sobre qué recursos necesitamos, cómo los obtenemos y quién los administra, es una clara apuesta por la escasez de los recursos públicos, sus continuos y crecientes recortes y la duplicidad o lejanía en la prestación de servicios.

En realidad es aquí donde residen algunas de las claras diferencias entre lo que representa la izquierda y la derecha, los progresistas o los conservadores.

Para la derecha invocar a los procedimientos, a las competencias, no es más que una acción tendente a algo que siempre han deseado, que la economía y los servicios públicos se reduzcan y que sean transferidas al sector privado para que los disponga quien pueda pagárselos.

Para la izquierda entrar en los contenidos, es igual a mayor retribución de riqueza, mayor solidaridad, mayor igualdad de oportunidades.

Es evidente que si el PP y el PNV y sus representantes institucionales se empeñan en esconderse tras las competencias para bloquear los debates y soluciones, pueden llegar a conseguirlo. Si así sucede éste será el servicio y la utilidad que estos partidos ofrecen a la ciudadanía vasca.

Share

subscribete vía RSS

No hay comentarios para este post.

Por favor, realice los comentarios que desee

*campos obligatorios

Please leave these two fields as-is: