Archivo Octubre 2011

CONFEBASK CAMBIA IMPUESTOS POR EMPLEOS 0

oct11

En estos días Confebask ha planteado la conveniencia de reducir la aportación empresarial a los impuestos y las cotizaciones sociales, y con dicha reducción crear empleo.

Si acudimos a la hemeroteca veremos que la propuesta no es nueva y que tampoco es una propuesta para tiempos de crisis ya que planteamientos similares los ha hecho en época de bonanza, en cualquier debate relacionado con la competitividad o en cualquier comparativa con la fiscalidad europea.

Este dato, de falta de originalidad y temporalidad de la petición, pudiera ser suficiente para no tenerlo en cuenta como planteamiento noble y sí como un simple propósito de contribuir menos a los recursos públicos y sólo querer trasladar rentas públicas a rentas privadas.

Además este tiempo de peligrosa derechización de la política, hace que el caldo de cultivo para tratar de reducir el papel de lo público, se antoje oportuno, y que sustituir la solidaridad, el reparto de la riqueza, parte de la política social, por la insolidaridad, las privatizaciones y el sálvese quien pueda, se convierta en objetivo de la organización empresarial y además no encuentre en su seno ninguna resistencia o actitud crítica, hasta la fecha.

Pero en esta ocasión, en vez de prejuzgar y de alertar, voy a entrar en la propuesta y voy a preguntar a Confebask para que expliquen con detalle, si es que van en serio, hasta dónde han pensado lo que dicen, hasta dónde han cuantificado y hasta dónde quieren llegar.

Primera pregunta, ¿qué tipos impositivos y qué cotizaciones quieren reducir?

Segunda pregunta, ¿cuánto quieren reducir cada uno de ellos?

Tercera pregunta, ¿durante cuánto tiempo quieren que se reduzcan?

Cuarta pregunta, ¿cuántos empleos van a crear?

Quinta pregunta, ¿durante cuánto tiempo?

Sexta pregunta, ¿con qué tipo de contrato?

Séptima pregunta, ¿qué población activa se comprometen a mantener?

Octava pregunta, ¿qué garantías ofrecen para que si no cumplen los objetivos se puedan rescatar las supuestas reducciones impositivas?

Novena pregunta, si se reducen los impuestos, ¿querrán mantener las ayudas hoy en vigor a las inversiones, la reactivación de sectores, el impulso del crédito, la formación, la internacionalización, etc., etc.

Décima pregunta, si no se recauda lo necesario, ¿cómo se podrá mantener estas actuaciones públicas?

A la espera de sus respuestas, queda vinculado un posible y profundo debate así como la toma en consideración de la propuesta.

Share

HIGOS FRESCOS RELLENOS 0

oct7

Pelar seis higos frescos, depositarlos en un plato y hacer un hueco en cada uno de ellos. Rellenar con queso de cabra cremoso, una anchoílla y una pizca de pimentón. Añadir un poco de aceite de oliva y servir.

Share

EL RENCOR DE AZNAR 0

oct7

Quiso ser un gran presidente y su País no se lo reconoció. Quiso dejar un Gobierno en herencia a su sucesor y su País no le siguió. Quiso acabar con ETA y no lo consiguió. Quiso meter a su País en guerra y otro Gobierno no lo consintió. Por querer quiso también tener el mejor acento inglés pero tampoco lo logró. Puedo entender su frustración, no su rencor. Un ex presidente de un país no puede albergar tanta animadversión hacia quienes no piensan ni sienten como él, que sin duda alguna somos la inmensa mayoría incluidos muchos militantes y votantes del PP.

Un ex presidente, salvo que no esté en plenitud de sus facultades mentales, no puede soltar tanta insidia, tanta maldad, tanta intención de dañar, hacia el actual Gobierno de España, sólo porque no coincide con la política antiterrorista, y/o porque  le perturbe saber los muchos avances que en el camino hacia el fin de ETA hemos recorrido los demócratas.

Las barbaridades vomitadas en la convención del PP iniciada esta semana en Málaga y jaleadas por una buena parte de la concurrencia, vuelven a encender las alarmas sobre el extremismo, la confrontación y la división que una parte de la derecha quiere endosar al conjunto de la sociedad.

Pero no es esto lo que más me preocupa. Creo que a fecha de hoy por desgracia para el País, Aznar se ha convertido en un ex presidente frío, distante, obsesionado con sus ruidos y frustraciones, que cada vez que puede las hace presentes en la opinión pública. Lo que me preocupa y mucho, es que en su partido suenen rotundos silencios, más cobardes que cómplices, porque es evidente que en sus filas, en la política activa, en las Instituciones, bastantes compañeros de Aznar, saben que las afirmaciones son radicalmente falsas y excesivamente provocadoras.

Que le pregunten al Sr. Basagoiti, a los cargos públicos de todas las instituciones vascas, si hoy viven con más o menos temor, con más o con menos esperanza, con más o con menos libertad que hace un año, o dos, o tres y así sucesivamente, en un tiempo que por largo no está exento de memoria y de contraste.

Quienes llevamos años dando la cara por la libertad, resistiendo y sobreviviendo a ETA y a todo su entramado, quienes  hemos seguido en pie después de haber sufrido atentados, quienes llevamos años viviendo escoltados, sabemos bien cómo vivimos y cómo vivíamos.

Hoy en Euskadi y en España, hay una ETA desmontada política y socialmente. Perseguida policial y judicialmente. Acorralada por las leyes en su acción, en su ensalzamiento y en su justificación.

Hoy ETA, con independencia del tiempo que dure, está en su final y lo está gracias al esfuerzo, a la lucha, al tesón de los demócratas. Demócratas de diferentes colores, ideologías y condición.

La aportación socialista es una más, no es la única, pero por supuesto que es una aportación. Una aportación que para avanzar no ha necesitado reconocer a ETA como Movimiento de Liberación Nacional Vasco.

Qué bien le vendría a Euskadi y a España que la convención del PP de Málaga consiguiera desdibujar la notoriedad mediática del rencor de Aznar

Share

ENSALADA DE TOMATE, AGUACATE, CECINA, ALMENDRA Y PARMESANO 0

oct5

En plato o fuente disponer tomate en ensalada cortado en finas lonchas, a continuación incorporar láminas o virutas de aguacate, colocar sobre todo ello lonchas finas de cecina de vaca, añadir almendra laminada tostada y rayar parmesano. Añadir un poco de aceite y terminar con una pizca de pimienta negra.

Share

DE LA COMPETENCIA A LA INCOMPETENCIA 0

oct5

En las últimas semanas y muy especialmente en los últimos días, se está produciendo un extraño debate sobre algunos de los retos políticos de la actualidad. Me refiero a esa airada reacción que desde algunas instituciones y partidos políticos se está dispensando a diferentes proyectos y propuestas del Lehendakari y su Gobierno.

El proyecto de Ley Municipal, el proyecto de Ley de Cajas y el interés por hacer un amplio debate sobre la política fiscal que hoy necesitamos, son las víctimas más visibles de este extraño debate.

¿Qué proponen estos proyectos y propuestas?

La Ley Municipal tiene como objetivo principal revisar las competencias que deben tener los Ayuntamientos, cuál es su coste y en consecuencia dotarles de las herramientas necesarias, para que estas Instituciones de proximidad a la ciudadanía, puedan ofertar y desarrollar sus servicios de la manera más ágil y eficaz posible.

La Ley de Cajas pretende adaptarse a los nuevos tiempos, aumentar el control y la capacidad de decisión de sus impositores y profesionalizar su gestión.

El debate sobre política fiscal, busca evaluar las necesidades económicas de los servicios que las instituciones van a facilitar a la ciudadanía, cómo se asumen estos costes, qué tipos impositivos han de regir en las rentas de trabajo, en las rentas de capital, en los patrimonios, en las transacciones financieras, etc., o qué refuerzos en leyes y medios humanos y materiales se necesitan para reducir el fraude fiscal y para impedir la elusión fiscal.

Como puede apreciarse se tata de debates y objetivos demandados por la ciudadanía, en el marco de una crisis económica espectacular, que además va a cambiar muchas cosas del futuro y que por ello exige profundos y sesudos debates que se fijen primero en el contenido y después en el procedimiento.

Pero en Euskadi algunos se empeñan en que todo funcione al revés o mejor dicho que nada funcione y que toda iniciativa política, al margen de su interés y su necesidad para la sociedad, quede bloqueada. Y es aquí cuando algunos partidos e instituciones en vez de comportarse como instrumentos de servicio al interés ciudadano, al interés colectivo, al interés público, se comportan como instrumentos de carácter privado.

No puede entenderse de otra manera declaraciones del Diputado General de Álava, del Diputado General de Vizcaya, del PP o del PNV, donde sólo hablan de quién tiene la competencia o de que cualquier proyecto de ley será llevado a la Comisión Arbitral del País Vasco.

Ni el Lehendakari, ni su Gobierno, ni el PSE, pretendemos intervenir o interferir en asuntos Competenciales, que cada cual asuma el que le corresponde. Lo que sí pretendemos y vamos a seguir en ello, es que las Instituciones hablen, propongan y resuelvan sobre aspectos de la vida pública que afectan a la calidad de vida, al bienestar, a las oportunidades de empleo, a la cantidad y calidad de servicios, que la sociedad actual necesita.

Invocar la competencia para negar soluciones a los problemas, es un claro ejercicio de incompetencia o quizás algo peor porque tratar de impedir que se hable y se acuerde sobre qué recursos necesitamos, cómo los obtenemos y quién los administra, es una clara apuesta por la escasez de los recursos públicos, sus continuos y crecientes recortes y la duplicidad o lejanía en la prestación de servicios.

En realidad es aquí donde residen algunas de las claras diferencias entre lo que representa la izquierda y la derecha, los progresistas o los conservadores.

Para la derecha invocar a los procedimientos, a las competencias, no es más que una acción tendente a algo que siempre han deseado, que la economía y los servicios públicos se reduzcan y que sean transferidas al sector privado para que los disponga quien pueda pagárselos.

Para la izquierda entrar en los contenidos, es igual a mayor retribución de riqueza, mayor solidaridad, mayor igualdad de oportunidades.

Es evidente que si el PP y el PNV y sus representantes institucionales se empeñan en esconderse tras las competencias para bloquear los debates y soluciones, pueden llegar a conseguirlo. Si así sucede éste será el servicio y la utilidad que estos partidos ofrecen a la ciudadanía vasca.

Share