escrito

  • 20.12.2011
  • 04:34
  • Txarli Prieto

DEBATE DE INVESTIDURA. TENEMOS QUE EXIGIR MÁS AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO Y AL PP 0

dic20

El debate de investidura de Mariano Rajoy lejos de trasladar iniciativas y soluciones a la ciudadanía sobre el principal de sus problemas, la crisis económica, ha servido para aumenta el desconcierto.

Anunciar el recorte de 16.500 millones de euros en 2012 y la rebaja de impuestos a los que más tienen y a la vez no explicar a la ciudadanía de dónde se saca, es cuando menos una burla a un País que pasa muchas angustias y en muchos casos muchas penurias.

El PP lleva desde finales de 2008, 36 meses ininterrumpidos de oposición implacable al Gobierno saliente, acusándole de no saber gestionar la crisis, de no saber gastar y de no saber reactivar la economía y crear empleo.

Tres años largos provocando elecciones anticipadas. Demasiado tiempo desprestigiando la política económica del Gobierno Socialista. Tres años con las encuestas a su favor. Tres años sabiendo que el diferencial de votos con nosotros le aseguraba la mayoría absoluta.

Mucho es el tiempo que ha tenido el PP para preparar sus soluciones. Y ya ha llegado la hora de la verdad. Este es el momento en el que no valen apelaciones a la unidad y al esfuerzo compartido. Este es el momento en el que el recurso retórico de que no tienen varita mágica es innecesario y hasta provocador. Durante tres años han llenado las portadas de todos los medios de comunicación repitiendo cansina      por machaconamente, que ellos sabían cómo hacerlo. Y ahora, ¿qué?. Ahora que lo demuestren, que lo demuestren ya, tienen mayoría absoluta, no dependen de nadie, que demuestren que sabían resolver la crisis porque lo contrario será un engaño que muchos no estamos dispuestos a soportar.

Hacer hoy oposición responsable, constructiva, desde la bancada socialista, requiere una oposición exigente, exigente en beneficio del empleo y la política social, aquella que durante tres años prometieron y que hoy ni vemos, ni vislumbramos, en el debate más importante de la legislatura y del momento en el que la ciudadanía más espera de este cambio de Gobierno.

El debate político en España no puede ni debe enredarse en la cortesía parlamentaria, ni en los tiempos de gracia para el que llega, ni en los discursos huecos o faltos de concreción.

Al Presidente del Gobierno, al Gobierno, al PP hay que exigirle desde el minuto uno que empiece a resolver esta crisis de acuerdo al compromiso que voluntariamente ofreció a la sociedad y que la mayoría de ésta lo ha hecho suyo con el respaldo electoral.

Los socialistas debemos medir la política del Gobierno día a día y por sus resultados, nuestra labor debe ser exigente y que respondan a los intereses sociales de la ciudadanía. Todo lo demás mejor obviarlo simplemente porque no sirve, ni interesa a casi nadie.

Share

subscribete vía RSS

No hay comentarios para este post.

Por favor, realice los comentarios que desee

*campos obligatorios

Please leave these two fields as-is: