escrito

  • 12.01.2012
  • 10:33
  • Txarli Prieto

SI ACERTAMOS EN LA POLÍTICA, ACERTAREMOS EN LAS PERSONAS 0

ene12

El 38 Congreso del PSOE es mucho más, infinitamente más, que la elección entre dos  o más candidatos a la Secretaría General.

Resulta inevitable que el interés y el esfuerzo mediático se centre en los dimes y diretes, sobre los perfiles, vida y milagros de los aspirantes. Sin duda este es el aspecto más manejable informativamente y corre la suerte de ser el que monopolice el foco.

Sin embargo los socialistas, los afiliados, tenemos alguna necesidad mayor que la de atender y posicionarnos sobre nuestras preferencias personales hacia los candidatos.

El socialismo en España atraviesa por una delicada situación. Hemos perdido muchos millones de votos en las últimas elecciones. Hemos reducido considerablemente nuestra influencia institucional y con ella las responsabilidades de Gobierno. De aquí al 3,4 y 5 de febrero nuestro interés no debe centrarse en los candidatos y sí en la Ponencia Marco, en los nuevos contenidos, en los ajustes, que necesita nuestra acción política. Los medios de comunicación tienen derecho a hacer “su Congreso”. Los socialistas tenemos la obligación de hacer “el nuestro”.

Y para ajustar o crear política sólo hay un procedimiento, escribir y debatir. Hacer propuestas, enmiendas, llevarlas a las agrupaciones y trabajar para que lleguen a Sevilla y el Congreso tenga que pronunciarse sobre ellas.

A lo largo de los dos últimos años, a consecuencia de la gestión que hemos hecho en la crisis económica desde el Gobierno de España y a consecuencia de los resultados electorales de catalanas, municipales-forales-autonómicas, europeas y generales, muchos compañeros y compañeras han manifestado críticas, límites, ideas, alternativas, a muchas de las cosas que se estaban haciendo. Este es el momento de trabajar y de influir para que todo eso se pueda tener en cuenta y el resultado del 38 Congreso sea ampliamente representativo de lo que quiere todo el partido para que recuperemos la ilusión, la utilidad de la política. Para que seamos más y sumemos y para que la ciudadanía que nos quiere y nos necesita, renueve su confianza en nosotros.

En los últimos meses en la militancia socialista se han multiplicado las voces que reclamaban una izquierda europea que apostara por una salida social a la crisis económica. En las últimas semanas sobre la política de oposición al PP. Antes y después, sobre la política de alianzas; las relaciones con los sindicatos; las relaciones con las asociaciones sin ánimo de lucro; política fiscal; el compromiso programático con el electorado; la participación de la ciudadanía en la política; el modelo de partido; la rotación en los cargos; y otras muchas cosas más.

Este es el momento de concretar y de apostar y no valen excusas. Es cierto que el Congreso se ha organizado con muy poco tiempo, que la Ponencia Marco ha llegado tarde, que no tenemos todas las certezas sobre todos los asuntos, que el debate es vivo e intemporal y que habrá que continuarlo después. Igualmente cierto es que el Congreso se va a celebrar y que lo que en él se acuerde, será nuestra oferta para compartir con la sociedad y para recabar su apoyo.

Hagamos nuestro Congreso, el de la política. Si en la política acertamos, en quien deba liderarla acertaremos siempre, porque liderará con las herramientas que nos sentimos identificados y apreciados por la ciudadanía.

Share

subscribete vía RSS

No hay comentarios para este post.

Por favor, realice los comentarios que desee

*campos obligatorios

Please leave these two fields as-is: