escrito

  • 23.01.2012
  • 02:18
  • Txarli Prieto

CUESTIONAR Y PROPONER 0

ene23

Cuestionar y proponer es el binomio que da razón de ser a la política. Cuestionar lo que hay, proponer lo que deseas alcanzar. De esta manera venimos expresándonos muchos socialistas desde que estalló la parte más virulenta de esta crisis, y muy especialmente el lehendakari Patxi López.

Todo lo acontecido en nuestro País desde la primavera de 2010 hasta la fecha, provoca la necesidad de cuestionar y proponer.

Desde mayo de 2010 hasta hoy hemos asumido y sufrido innumerables medidas de carácter socioeconómico, que en origen, estaban diseñadas y tomadas para limitar el alcance de la crisis económica y a continuación proceder a la recuperación.

Recordemos, recortes multimillonarios en inversiones en infraestructuras, servicios y estímulos a la economía productiva; bajada de sueldos a funcionarios; congelación de las pensiones; alargamiento de la edad de jubilación y del periodo de cotización para tener derecho a ella; recuperación y subidas de impuestos, etc. etc.

Al tiempo que se tomaban estas medidas, y contrariamente a lo que se esperaba, los intereses de nuestra deuda han ido en aumento, el crédito ha brillado por su ausencia y el sector público ha ido reduciéndose hasta entrar en quiebra en muchos lugares y en muy difícil gestión en la mayoría.

Los efectos sociales han ido en paralelo. Progresivo e imparable aumento del desempleo, del cierre de empresas, de la acumulación de deudas, de la reducción del País en lo productivo y en lo económico.

En esta situación no es descabellado cuestionar y proponer. Cuestionar la orientación de la política económica y proponer alternativas.

A estas alturas de la crisis del sistema, ni alemanes, ni franceses, ni japoneses, ni americanos, ni españoles, ni vascos, sensatos, dudan de la necesidad de combinar ajuste y crecimiento.

Ajuste, para evitar gastar aquello de lo que hoy se puede prescindir o hacer con menos. Ajuste, para gastar en lo que tenga beneficio social. Crecimiento para no dejar en la cuneta y en la desesperación a millones de ciudadanos y ciudadanas.

Y llegados hasta aquí la pregunta es si esto se puede hacer y en caso de que la respuesta sea afirmativa, cómo se puede hacer.

Se puede ajustar y crecer a la vez. Ajustando en el pago de la deuda con un plazo más dilatado y con un coste menor. Se puede hacer liberando recursos que van a ir a los especuladores, a los mercados financieros, para que vayan a la disposición pública con el compromiso ineludible de crear empleo.

Se puede ajustar y crecer, recuperando impuestos necesarios y justificados, promoviendo una reforma fiscal que actúe sobre los que más tienen y muy especialmente sobre las grandes fortunas y las grandes transacciones financieras y también en una lucha incansable contra todo tipo de fraude fiscal. Se puede recaudar más y gastar diferente. Se pueden poner en funcionamiento nuevos recursos monetarios por la Unión Europea y su Banco Central, que algún día debiera ser nuestro, de los europeos.

Y para esto hay que cuestionar y proponer.

Hay que cuestionar la política del PP porque va en dirección contraria al crecimiento. Porque nos lleva a más recesión y durante más tiempo. Porque sólo busca satisfacer a los mercados y a los especuladores. Porque abusa de su mayoría absoluta para amenazar y asustar con la judicialización y la penalización a los gestores del gasto público, mientras cada vez más personas quedan abandonadas a su suerte.

Hay que cuestionar la política del PP en Euskadi, de hacer de las competencias forales sobre la fiscalidad el eje central de su política, porque hoy lo que nos estamos jugando NO ES EL FUERO SINO EL HUEVO.

Hoy en España, hay muchos Ayuntamientos y muchas Comunidades Autónomas, que no tienen dinero para pagar a los funcionarios que dan servicios a los ciudadanos; para pagar las facturas a los proveedores; para culminar inversiones en infraestructuras; para tener abiertos los centros de salud; para mantener el profesorado necesario en los centros educativos; para la calefacción o el transporte escolar.

Hoy en España, si hay dinero para que el ahorro improductivo haya crecido el 20%; para que los poderosos sigan cobrando intereses abusivos por la deuda; para que quienes se hicieron multimillonarios con la especulación financiera e inmobiliaria hoy sigan incrementando su patrimonio con la deuda, hay razones para cuestionar y proponer.

Para cuestionar muchas cosas que bajo el miedo y la amenaza hemos hecho, están haciendo y quieren seguir haciendo en nuestro País.

Bajo la amenaza de la intervención y ahora de la judicialización, se ha despojado a millones de personas de su autonomía económica para vivir, que es casi como despojarles de su dignidad.

Pongámonos en la piel de cada uno de los parados de este País. Qué más le da la intervención, si él o ella ya están intervenidos y penalizados y por tiempo indefinido.

Hace bien el lehendakari en cuestionar y proponer. En arriesgarse a ser criticado e incluso a serlo con pretendidas descalificaciones. Porque el lehendakari, lo es, de un País de ciudadanos y ciudadanas con necesidades básicas, vitales y no de un País sin entrañas y acechado por los testaferros.

Porque además es un lehendakari socialista y el socialismo nació y existe justamente para esto, para defender los intereses de los más vulnerables, para defender las causas más justas, para proponer, promover y alcanzar una sociedad más igualitaria y para que la derecha, los conservadores, los ultraliberales y los especuladores, sientan en riesgo y vean reducidos sus privilegios.

Hace bien el lehendakari en cuestionar la política pura y dura de control del déficit del Presidente Rajoy. Hace bien en afear la doble moral del Ministro Montoro que mientras ha permitido que muchas Comunidades Autónomas y Ayuntamientos gobernados desde hace varias legislaturas por el PP han acumulado deudas imposibles, hoy quiera medir por el mismo baremo a todos.

Hace bien el lehendakari en proponer la búsqueda de nuevos recursos para atender las necesidades que tiene Euskadi.

Hace bien el lehendakari en cuestionar y proponer.

Share

subscribete vía RSS

No hay comentarios para este post.

Por favor, realice los comentarios que desee

*campos obligatorios

Please leave these two fields as-is: