escrito

  • 23.04.2012
  • 12:13
  • Txarli Prieto

HOLLANDE DEBE LIDERAR LA IZQUIERDA EUROPEA 0

abr23

Los resultados de la primera vuelta de las elecciones en Francia ponen de relieve tres aspectos de vital importancia para el futuro de la ciudadanía. El primero, que las recetas de la derecha en políticas económicas y sociales han defraudado a la mayoría de la sociedad. El segundo, que el socialismo, la izquierda, es la alternativa. El tercero, que sólo en un modelo de bienestar social colectivo, tiene futuro el conjunto de la ciudadanía.

El socialismo es imperfecto. El socialismo, la izquierda, no tenemos todas las respuestas a todos los problemas. En demasiadas ocasiones cometemos errores. En nuestro seno conviven posiciones y matices políticos muchas veces contradictorios. Aun así, el socialismo, la socialdemocracia, los progresistas, la izquierda, seguimos conformando la alternativa a una derecha dispuesta a hacer negocio con los daños de la crisis.

En Europa hoy el negocio no está ni en los bancos, ni en el ladrillo, ni en la industria. El negocio rápido y para los próximos años está en reducir la capacidad económica de los Estados, en transferir sector público a privado, en convertir dinero público en oportunidades privadas. Los ataques brutales a la Sanidad y a la Educación no son fruto del azar. La necesidad de la salud y del conocimiento hace imprescindibles tales servicios de tal manera que si lo público no lo garantiza lo privado lo sustituirá. Los copagos van en esta dirección. Primero se encarecen los servicios, después se confirma que aun así no son rentables, más tarde los más imprescindibles y golosos para el negocio se privatizan, y finalmente queda rota la universalización que tanto nos costó poner en pie.

La política europea de recortes y la practicada en cada uno de los países de la Unión no está dando resultados económicos. Cuantos más ajustes más inestabilidad. Los mercados y los propietarios del dinero especulativo, a cada recorte público, responden con el aumento de la prima de riesgo, y con la caída de las bolsas. En España a ello contribuye de manera notable el gobierno Rajoy cuando va por el mundo diciendo que no tenemos dinero para pagar nuestros servicios, en un ejercicio de provocación y de filibusterismo político, sin precedentes en la política exterior, salvo cuando Aznar llamaba pedigüeño al gobierno de Felipe González, por buscar recursos para España en Europa.

La igualdad, las oportunidades en una sociedad no nacen espontáneamente. Sin amparo público, sin la protección de los gobiernos, las personas y colectivos más vulnerables, quedan abandonadas a su suerte.

Hollande y la determinación de una mayoría de su país, están a punto de cuajar una más que deseada y necesaria esperanza. La Europa de los mercados antisociales, de los bancos gestionados tramposamente, de los y las gobernantas sin entrañas, está a punto y muy necesitada de conocer otras rutas.

La política económica basada en el déficit cero y en el estrangulamiento de la economía pública ya ha demostrado que es un fracaso para la ciudadanía en sus aspectos materiales y también para la convivencia. Toca hacer otras cosas. Toca hacerlas al socialismo. A ese socialismo que algunos poderosos y su maquinaria de propaganda daban por amortizado. El socialismo no nace de la casualidad porque su naturaleza obedece a la necesidad.

La izquierda en Europa es hoy tan necesaria o más que nunca, porque aquello que se construyó sobre todo a partir de la segunda guerra mundial y cuyos destinatarios era el conjunto de la ciudadanía, la derecha lo está haciendo desaparecer mediante subasta.

Hollande está llamado a ser algo más que el nuevo inquilino del Elíseo, está llamado a interponerse en el tándem Merkel-Sarkozy, está llamado a revitalizar la izquierda, está llamado a impulsar otra forma de repartir la economía. Esta es nuestra esperanza, esencialmente coincidente con la de la mayoría de los franceses.

Share

subscribete vía RSS

No hay comentarios para este post.

Por favor, realice los comentarios que desee

*campos obligatorios

Please leave these two fields as-is: