escrito

  • 18.06.2012
  • 06:20
  • Txarli Prieto

ESTADOS UNIDOS ESTADOS HUNDIDOS 0

jun18

España es un País herido que pierde sangre por los brazos y por las piernas, que está siendo tratado por las autoridades sanitarias europeas, y cuya terapia hasta hoy, consiste en un torniquete en el cuello para que se siga desangrado, a la vez que se le ayuda a perder la respiración y el pulso, y en unos precisos cortes en las venas que todavía contienen sangre.

Hoy lunes 18 de junio, el último parte sobre la salud del paciente nos dice que la prima de riesgo esta en récord, hemos llegado a los 590 puntos y la bolsa ha caído varios enteros.

Es verdad que los dos días de víspera a las elecciones  griegas, al igual que ocurrió en los tres o cuatro días anteriores a las francesas, se apuntó la posibilidad de algún tratamiento mejor, que después no se ha suministrado, porque con seguridad y rotundidad el objetivo no era que el enfermo mejorase, y sí que el cuerpo médico fuera lo menos de izquierda que se pudiera.

Y en estas estamos, heridos y desangrados y en manos de matarifes que no de galenos.

Pero como mientras hay vida hay esperanza, reivindico para España y para Europa la terapia de los Estados Unidos de América y no la de los Estados Hundidos de Europa.

Una terapia en la que el sistema financiero público sale en defensa de la financiación pública y privada, en la que se hace circular el crédito y con él la economía y el empleo. Por eso en Estados Unidos hoy hay evolución y crecimiento y en Estados Hundidos involución y recesión.

Share

subscribete vía RSS

No hay comentarios para este post.

Por favor, realice los comentarios que desee

*campos obligatorios

Please leave these two fields as-is: