escrito

  • 04.01.2013
  • 10:45
  • Txarli Prieto

RESOLUCIÓN POLÍTICA PSE-EE DE ÁLAVA 0

ene4

Con el fin de que todo el mundo tenga exacto conocimiento de la resolución política presentada por la Comisión Ejecutiva de Álava en la rueda de prensa celebrada el pasado miércoles 2 de enero, y con el fin de separar el texto y las reflexiones en él contenidos respecto de las interpretaciones de ‘terceros’, hago público en mi blog dicha resolución política:

RESOLUCIÓN POLÍTICA

CONGRESO DE ÁLAVA PSE-EE (PSOE)

POLÍTICA EUROPEA Y ESPAÑOLA.

UN PERIODO DE CRISIS ECONÓMICA Y DE LA POLÍTICA

El periodo congresual que concluimos en este congreso se ha desarrollado íntegramente en plena crisis económica, muy especialmente en la Unión Europea y en Estados Unidos.

En este periodo hemos visto y sufrido una brutal ofensiva, de quienes la crearon, contra todo el sistema público, contra la democracia y contra las conquistas sociales de muchas décadas. Un ataque sin precedentes.

La alianza del poder de la derecha y del capitalismo especulativo ha servido en el pasado reciente para poner en marcha una globalización del dinero y las mercancías sin reglas y sin controles, y así producir la deslocalización que ha llevado a la quiebra técnica de buena parte del sistema financiero más débil, y que ha llevado a las personas, empresas e instituciones, a un endeudamiento excesivo por la facilidad que en su momento existió para disponer de él.

La izquierda no ha estado ajena a este proceso. Más bien se ha dejado arrastrar por él. Durante muchos años cualquier voz que se alzara exigiendo reglas y controles, se calificaba de poco moderna, de trasnochada, o izquierdista. Muchas voces de la izquierda se dejaron seducir por la globalización y el crecimiento sin fronteras. Muchas voces en la izquierda europea confiaron en la preparación y el conocimiento del viejo continente, para creerse y defender que estábamos ante otra forma de conquistar el mundo y de beneficiarnos de ello. Por eso ante los indicios y alarmas que antes de estallar la crisis ya se veían, se optó por mirar a otra parte.

A medida que la crisis ha ido avanzando en el tiempo, en la incertidumbre, y en su duración, así como en la gravedad de sus consecuencias, prácticamente todo lo que nos rodea y nos afecta ha entrado en crisis y también la política, como herramienta de organización de la sociedad. Porque la crisis no sólo ha estallado en nuestras narices, también ha ido adquiriendo formas y adaptaciones para beneficiar a sus promotores y perjudicar a todos los demás.

La crisis a fecha de hoy ha producido dos realidades contrapuestas, la facilidad de la derecha y el capitalismo especulativo para recomponer y mejorar su beneficio a costa de la mayoría de la ciudadanía; la dificultad de la izquierda, de los progresistas, para evitarlo mediante la acción.

La crisis ha puesto de manifiesto que la política social y de servicios públicos no puede ser el resultado de los excedentes de la especulación, sino el resultado de una conciencia y cultura por la que apueste y defienda la mayoría de la población. Las inversiones públicas tampoco pueden ser el resultado de ocurrencias y de ambiciones para mayor gloria de sus mentores. Hay que asumir que muchas de ellas se hicieron sin criterios de planificación, de sostenibilidad, de viabilidad. Pero también hay que defender que sin inversiones públicas la economía funciona menos y las ofertas de empleo disminuyen. Contrariamente a lo que sostiene la derecha, la realidad demuestra que con menos estructura pública hay menos oportunidades de autonomía económica y de bienestar social para la mayoría de la ciudadanía.

Es cierto que durante años se ha hecho política sin explicarla, sin compartirla con la ciudadanía, confiando en que el crecimiento económico lo amortiguaba todo. La complicidad que ha faltado para hacer política contando con la ciudadanía es la que hoy ha quedado al descubierto, y la que actúa contra el prestigio de la propia política. Y esta situación a quien ahora le produce mayor debilidad es a la izquierda que estamos sufriendo constantes embestidas de la derecha y enormes dificultades para evitarlas.

MIRAR A EUROPA. PARTE ESENCIAL DE LA SOLUCIÓN A LA CRISIS

El socialismo en Europa, salvo excepciones muy limitadas, ha pasado de ser en pocas décadas el constructor del Estado de Bienestar, al invitado de piedra de su desmantelamiento.

Se nos ha impuesto y hemos ofrecido poca o ninguna resistencia al nombramiento de gobiernos a dedo, falsos rescates, control del déficit con medidas antisociales, intereses de deuda de usura, políticas bancarias ruinosas que paga a escote la ciudadanía. Y a partir de aquí desempleo, desahucios, privatizaciones, copagos, repagos, y ha desanimado, alejado y enfadado a muchos apoyos ciudadanos. Y cuando la política falla los resultados no acompañan.

La ciudadanía tiene sus razones cuando se aleja de la política porque no sólo no le es útil, sino porque además la percibe como un espacio donde casi todo lo que hoy se decide le perjudica, donde no se materializa ninguna previsión de las que se hacen en positivo, y donde la derecha abusa del poder porque se imponen medidas restrictivas y lesivas sin consultar.

Ante un escenario tan crudo no caben los remiendos. Cualquier política de ámbito local, provincial o autonómico que pueda contener una respuesta social será positiva y hay que hacerla, pero será insuficiente si no se refuerza con políticas más amplias y estructurales.

Vivimos un tiempo dramático, cinco millones de parados en España, 171.000 en Euskadi, más de 27.000 en Álava. Familias, empresas, autónomos arruinados y sin expectativas en el horizonte. Personas que se quedan sin su casa, que viven hacinadas en la solidaridad familiar, que no tienen recursos para comprar comida. Familias enteras que viven de una exigua pensión pública que además se congela o se recorta. Personas que viven temerosas de perder lo que tienen, que se terminan sumando a la resignación, y a veces al sálvese quien pueda, porque de nadie encuentran orientación para ver esa luz que indique la salida del túnel.

La ciudadanía lleva cuatro largos años escuchando que todas las decisiones que se toman se hacen para ser más fuertes y para salir mejor de la crisis. Y por el contrario lo que padecen detrás de cada medida son más limitaciones y más pobreza, más incertidumbre y más desasosiego. En cada año de esta crisis se ha escuchado que el siguiente era el de la recuperación, y así hemos llegado al 2013 que de entrada, en lo que será diferente a los anteriores, es que ya nadie cree que vaya a ser el de la remontada, entre otras razones porque el daño económico y social causado es tan enorme, que pocos confían en saber cómo reconvertir la mochila de la destrucción y recesión económica y desempleo, en crecimiento económico y empleo.

Y es que en realidad lo que comenzó denominándose crisis hoy se ha convertido en otra forma de reparto de la riqueza existente. Y por eso hoy unos pocos ricos son infinitamente más ricos, y lo hacen a costa de multiplicar el número de pobres y de desvalijados.

Dicho de otra forma, hoy más que crisis hay un nuevo ciclo económico, en el que se ha sustituido el crecimiento sin control y sin reglas de los últimos 15 años, por el del chantaje a la deuda con intereses abusivos e imposibles para una superación social de la crisis.

Y las preguntas que nos tenemos que hacer las y los socialistas frente a esta situación son qué queremos hacer, cuánto queremos arriesgar, hasta dónde estamos dispuestos a llegar. Y tenemos que preguntarnos y responder. Porque son respuestas lo que nos piden aquellos a quienes representamos. Y tenemos que responder con acciones desde el nivel local hasta el internacional, porque habrá decisiones que estarán a nuestro alcance y otras que no, pero sobre todo en aquellas que no están a nuestro alcance si no hay una enorme y contundente toma de conciencia, su materialización resultará imposible.

LA AUTOCRÍTICA UN PASO NECESARIO

Y la toma de conciencia sobre lo que hay que hacer en cada nivel, también pasa por reconocer fallos y equivocaciones en la toma de decisiones y en la toma de espacios impropios del socialismo, en más de una ocasión. Siendo sinceros seremos creíbles, reconociendo errores recuperaremos la confianza, arriesgando de verdad nos ganaremos el liderazgo, estableciendo límites y líneas rojas obtendremos el respeto, criticando para resolver seremos útiles, atendiendo nuestra ideología y a nuestro programa y defendiéndolo con uñas y dientes tendremos el prestigio y el apoyo de quienes quieren igualdad, justicia y solidaridad.

En nombre del socialismo no puede caber y no debieron caber reformas fiscales para transferir rentas públicas a rentas privadas, reformas para congelar las pensiones, para efectuar reformas constitucionales que asegurasen el pago de la deuda a los causantes de la crisis, reformas para la reducción de derechos sociales y sindicales.

El problema del socialismo no es de formas ni de nuevos modos impostados, es el de haberse dedicado a una política donde el centro y la clase media era su referencia y donde la política social se obtenía más de un crecimiento falso, provocado artificialmente, sin reglas y sin controles, que de una pensada y viable planificación. Por eso ahora tenemos una importante debilidad y cuestionada credibilidad, entre las y los trabajadores, los progresistas y otros sectores de la izquierda.

En nombre del socialismo no puede caber y  no debió caber el aislamiento social por la toma de decisiones sin apoyo asociativo y ciudadano.

NUEVAS REGLAS PARA EL REPARTO DE LA RIQUEZA

El socialismo es hoy el instrumento alternativo mejor situado, más representativo, con mayor implantación social para proteger a las personas asalariadas, a las emprendedoras, a las autónomas, a quienes crean empleo y economía con objetivos sociales.

Pero para defender estas ideas lo primero que hay que cuestionar de forma radical, es el nuevo reparto de la riqueza que se ha creado en Europa a raíz de la explosión de la crisis económica.

Hay que repartir de otra manera los recursos existentes. Hay que denunciar e impedir la política bancaria que hoy se hace en la Unión Europea. Hay que oponerse a que los poderosos hagan caja con los recursos y derechos de los asalariados y de las políticas sociales. Hay que exigir otra política fiscal. En Estados Unidos, que es donde el Gobierno de Obama más ha hecho por las políticas públicas de reactivación de la economía y de creación de empleo, es donde ahora hay un vivo debate sobre cómo hacer que quienes más tienen paguen más.

Es evidente que si queremos abrir paso a políticas sociales, de creación de empleo, a políticas solidarias, es necesario y urgente detener la sangría económica que nos producen los bárbaros intereses de deuda, y es necesario y urgente proceder a otra política fiscal.

El socialismo europeo hay que volver a ponerlo en pie, hay que recuperarlo para que sea un instrumento de sostenimiento y mejora de las conquistas sociales europeas, para que sea el contrapunto al capitalismo especulativo.

Y para ello, hay que decir alto y claro que nuestro compromiso económico y social conlleva entre otros los siguientes planteamientos:

1. La negativa a pagar los intereses de la deuda a un precio superior en cinco y seis veces, a lo que la pagan en Alemania y Reino Unido. Deuda que nos costará, sólo en intereses en 2013, 39.000 millones de euros, que salen de nuestros impuestos, que se detraen de nuestras necesidades sociales, y que van a parar a los poderosos y a los especuladores.

2. La negativa a cumplir unos objetivos de déficit que contraen las economías públicas y que son la justificación de la derecha para desmantelar los servicios públicos y muy especialmente la sanidad, la educación, el acceso a la justicia, la atención a las personas dependientes.

3. La negativa a que la banca se recapitalice con dinero público y sin compromisos y contrapartidas de servicio público, muy especialmente el referido a la circulación del crédito, al stop a los desahucios, y al resarcimiento de los fraudes y timos operados a muchos ciudadanos con productos bancarios de ahorro e inversión tóxicos.

4. La derogación de la actual reforma laboral impuesta por el Partido Popular.

5. La reforma de la Constitución para la defensa de la educación, la sanidad, el sistema público de pensiones y el acceso a la justicia universal y gratuita.

6. El compromiso de residir las grandes decisiones socioeconómicas, en un amplio consenso social y muy especialmente con las organizaciones sindicales UGT y CCOO.

7. El compromiso a someter a consulta vinculante de la ciudadanía, aquellas decisiones que por su relevancia y afectación mayoritaria deban contar con su respaldo.

8. El compromiso a buscar y tejer complicidades y objetivos comunes con otros partidos de izquierda y todo tipo de asociaciones de carácter progresista.

9. El compromiso a liderar con carácter permanente en las instituciones de todos los ámbitos políticos, una respuesta, una alternativa social a la crisis.

10. El compromiso de reconstruir los derechos y conquistas sociales que el Partido Popular ha destruido en este tiempo de mayoría absoluta.

POLÍTICA VASCA.

PRIMER GOBIERNO SOCIALISTA EN EUSKADI. EL MEJOR EJEMPLO.

Euskadi desde su singularidad y desde su potencialidad diferenciada, también ha sufrido las consecuencias de la crisis, aunque estas características propias y la legislatura de Gobierno Socialista, hayan dejado un balance diferente y con experiencias de alto interés colectivo, que hay que seguir defendiendo y extendiendo.

En el País Vasco, el gobierno presidido por el Lehendakari Patxi López, y con él todo el Partido Socialista, ha puesto en evidencia muchas de las políticas de la derecha y ha puesto de manifiesto que se puede hacer una política pública y social, para sostener la economía, reducir los efectos del desempleo y atender las necesidades sociales.

Euskadi entre 2009 y 2012 ha operado como un oasis en medio del desierto, y a pesar de las presiones del PP y de las simpatías del PNV por los recortes, estos no se han producido. En Euskadi el Gobierno Socialista ha mirado con lupa cada euro que se gastaba, ha racionalizado el gasto y ha efectuado el que era necesario, suprimiendo el innecesario. Se han cerrado y reducido sociedades y chiringuitos montados por el nacionalismo y sin ninguna función social, se ha dicho no a la pérdida de más poder adquisitivo de funcionarios y pensionistas. Se ha invertido en mejorar la educación y la sanidad, Se han negado los copagos. Se han aumentado las ayudas a políticas sociales para atender las necesidades más extremas. Se ha hecho inversión en investigación. Se ha llevado la marca Euskadi por el mundo para aumentar la exportación y la inversión. Se ha promovido la economía con planes renove. Se ha facilitado la financiación a las empresas. Se ha reforzado el desarrollo sostenible. Se ha puesto en marcha el primer sistema de freno y mediación a los desahucios.

En Euskadi el socialismo ha demostrado que existe otra forma de gobernar, que se puede y se debe gobernar con sensibilidad social. Se ha demostrado que en política se puede optar y elegir y que entre la derecha y la izquierda hay enormes diferencias y perfiles, que jamás se deben confundir, y que jamás se deben supeditar a la obtención y estancia en el poder.

Además el Gobierno Socialista ha dejado en marcha un debate pendiente y necesario de resolver, a través de otro nuevo intento, pues ya hubo uno hace unos meses en el Parlamento, sobre la reforma fiscal que necesita una sociedad progresista y solidaria, para distribuir más solidariamente los recursos, para corregir desigualdades y para evitar fraudes. También ha dejado la necesidad de contrastar y evitar duplicidades y costes innecesarios en la gestión institucional. La necesidad de una Ley Municipal. La necesidad de armonizar política y fiscalmente tres Territorios en un solo País.

Muchos proyectos han quedado encima de la mesa, varios de ellos después de haber pasado por el Parlamento y haber sido rechazados por esa derecha que capitaneaba el PNV y que sumaba el PP.

Tras las elecciones en Euskadi hoy vuelve a gobernar la derecha y lo hace con la intención de recortar 1.400 millones de gasto público, algo que resulta imposible si no se toca educación y sanidad, seguridad y políticas sociales. Los socialistas trabajaremos para evitar en el Parlamento y en el conjunto de las instituciones vascas, que se produzcan estos recortes. La política vasca está muy abierta tras los resultados electorales. Varias son las combinaciones que pueden dar mayorías y así ocurrirá. Y los socialistas deberemos formar parte de cualquier suma que haga viables decisiones beneficiosas para la inmensa mayoría de la ciudadanía.

LA LIBERTAD PLENA. UN NUEVO ESCENARIO PARA LAS POLÍTICAS DEL SOCIALISMO VASCO.

Euskadi evoluciona con paso firme hacia la total libertad, hacia la convivencia y la tolerancia, tras la consecución del fin de la acción armada de ETA, en el tiempo en el que un Gobierno Socialista en España y otro en Euskadi, más firmeza y oportunidades desarrollaron para alcanzar este extraordinario logro. La legislatura de la Paz tiene presidencia y liderazgo socialista, y esto también abre oportunidades y caminos para hacer en Euskadi las cosas y también la política de otra forma.

Durante muchos años ha sido más importante y prioritario defender las libertades y acabar con el terrorismo que producir diferencias y alternativas entre distintos. Esto ha llevado en muchas ocasiones a alianzas políticas que superaban a las ideologías y a los problemas sectoriales. Por esto los socialistas también hemos pagado precio. Muchos votantes nos han reprochado en distintas ocasiones acuerdos con la derecha como beneficiaria para conformar gobiernos. Hoy estamos recuperando libertad y autonomía también en ese espacio de la política.

El socialismo vasco no es el comodín de nadie, es una alternativa, con proyecto propio, en el que el poder no es un fin en si mismo y sí un medio para hacer de la sociedad vasca una sociedad más próxima a la igualdad y en total libertad. A los socialistas nos mueve el modelo de sociedad y es para eso para lo que queremos el instrumento del poder. El poder no es indiferente para conseguir los objetivos. Pero el poder no es un destino para pasar chaparrones, ni para sucumbir ante las presiones externas y ajenas al socialismo, que en no pocas ocasiones quieren manejarnos como marionetas.

La política de alianzas forma parte de una cultura de diálogo y acuerdo, como mejor expresión de avance y convivencia entre diferentes. El acuerdo constituye un valor irrenunciable para los socialistas. Un valor que deberá desarrollarse en el futuro sin hipotecas del pasado y con total atención por nuestra parte a la naturaleza y contenidos por los que existe el socialismo.

Dicho de otra forma, la política de alianzas del presente y el futuro sólo deberá hacerse mediante la aproximación de contenidos entre diferentes, compartiendo objetivos y respetando nuestros compromisos adquiridos con los afiliados y con los electores. Las políticas congresuales y los programas electorales, en un nuevo tiempo sin interferencias violentas, deberán ser contratos políticos y sociales inalterables, salvo por procedimientos similares a los que se obtuvieron, cuando haya causas que así lo demanden.

La autonomía y la libertad política recuperada en el nuevo tiempo sin terrorismo, no deberá llevarnos en ningún caso a prejuicios con nadie. Muchos pretenden manipular y limitar nuestro campo de acción y de entendimiento, y nos indican con quien sí y con quien no y cuando sí y cuando no debemos acordar.

Pero como no puede ser de otra forma los socialistas atenderemos prioritariamente el entendimiento con la izquierda y los progresistas.

Necesitamos pasar página con determinación, de ese tiempo en que el socialismo era el bálsamo para la moderación de otros, para una confusa e indefendible centralidad, o para perdernos en definir a casi toda la sociedad en clase media, obviando las inmensas diferencias y escalas que existen en nuestra sociedad entre quienes menos tienen y más tienen.

POLÍTICA ALAVESA.

EL TIEMPO PARA UN PROYECTO POLÍTICO AUTÓNOMO.

Álava necesita un revulsivo político. En algunas instituciones alavesas en los dos últimos años se ha instalado el caos. La derecha se ha hecho fuerte electoralmente, al mismo tiempo que ha puesto todo patas arriba por su incapacidad para perseguir objetivos visibles y para sumar desde su minoría de gobierno con los demás. En Álava, en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y en la Diputación Foral de Álava, el PP lleva muchos meses practicando la política de las apariencias, manifestando su disgusto por algunas medidas que toma el Gobierno de España y a la vez no haciendo nada para impedirlo.

A finales de noviembre de este año el número de personas paradas en Álava era de 26.908, de las cuales 21.109 pertenecen a  Vitoria-Gasteiz, 2.801 a la Comarca de Ayala, 519 a Salvatierra, 368 a Oyón, 242 a Iruña de Oca, 206 a Alegría-Dulantzi, 135 a Labastida, 133 a Legutiano, y hasta un total de 1.395 en los demás pueblos de Álava.

En Álava la recaudación cae estrepitosamente y cada vez hay más recortes. En Álava no hay ninguna hoja de ruta en su Diputación Foral que dibuje hacia dónde vamos. En la Diputación Foral de Álava y en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, de la mano del PP, las relaciones políticas son imposibles, los desacuerdos constantes, y las noticias esperpénticas también. Álava pierde y deja perder sus oportunidades. Así ha ocurrido con el deslucido año Green Capital, así ha ocurrido con el freno en el crecimiento del turismo por la falta de ofertas atractivas. Así ocurre con el semicierre del Aeropuerto de Foronda, con la incapacidad para defender nuestra potencialidad logística, con el freno a las inversiones en el tren de alta velocidad, con la pérdida de la intermodalidad en el transporte terrestre, con la ausencia de una política energética.

El Territorio Histórico de Álava está sin presupuestos tras haber quebrado el PP todo tipo de entendimiento con todos y tras haber jugado sectariamente en la relaciones con los demás partidos políticos.

Álava necesita una clara y firme oposición y alternativa por la izquierda para que la ciudadanía no sea la gran perjudicada de los desatinos del PP, y el PSE debe trabajar en esa línea.

Los Gobierno Municipales y Forales del futuro no deberán serlo por estrategias políticas ajenas a la política económica y social, como así ha ocurrido en el pasado debido al terrorismo y a los excesos del nacionalismo.

El PSE-EE en Álava debemos trazar una clara hoja de ruta ideológica y programática y una inalterable decisión de llevarla hacia adelante hasta sus últimas consecuencias.

Nuestro perfil en los últimos años ha estado muy desdibujado por la confusión política que hemos protagonizado en un tiempo donde intereses ajenos a nuestra naturaleza primaban en las decisiones.

Las y los socialistas en Álava hemos tenido muchas dificultades para ejercer una línea política propia que no estuviera sujeta a la eventualidad de apoyar a otras formaciones políticas. Incluso cuando hemos querido ejercer nuestras decisiones, hemos vivido tensiones internas y externas que han deteriorado nuestra capacidad, nuestra imagen y nuestra utilidad.

El Partido Socialista en Álava necesita reafirmar su autonomía, su oferta política, sus objetivos y su firme decisión de llevarlo adelante.

Las y los socialistas defendemos la cultura del acuerdo y del pacto entre diferentes, la hemos practicado más que  nadie, y la seguiremos practicando. Pero sobre todo, defendemos y defenderemos las políticas que nos dan la razón de existir, aquellas que forman parte de nuestro compromiso con nuestros afiliados y afiliadas con nuestros electores.

PROPUESTAS PARA RECUPERAR LA CONFIANZA DE LA SOCIEDAD.

En línea con este pensamiento el Congreso debe fijar algunos objetivos en políticas sectoriales como son los siguientes:


EL NUEVO MODELO FISCAL. GARANTÍA DEL ESTADO DE BIENESTAR

Una reforma fiscal en Diputación y Ayuntamientos que profundice en los criterios de progresividad justa y capacidad económica y que contenga las siguientes medidas entre otras:

1. Creación del Impuesto sobre Depósitos de las Entidades de Crédito.

Contabilizando los depósitos en las sucursales ubicadas en el Territorio Histórico de Álava y aplicando tipos del 0,3% hasta una base imponible de 150 millones de euros, de 0,4% hasta 600 millones de euros y de 0,5% a partir de 600 millones de euros.

2.Modificaciones en IRPF.

Rentas exentas:

  • Limitación de la exención de los premios de la lotería a los primeros 2.000€.
  • Suprimir la exención de los primeros 1.500€ de participaciones en dividendos y beneficios.

Rendimientos del trabajo

  • Limitación a los contratos blindados.
  • Supresión de los rendimientos irregulares de las indemnizaciones por cese.

Supresión del sistema de módulos.

Rendimientos del capital mobiliario. Progresividad en la base liquidable del ahorro

Hasta 6.000€                         20%

Hasta 10.000€                       21%

Hasta 30.000€                       23%

Desde 30.001€                      25%

Nueva consideración de la deducción general por autoliquidación

De la base liquidable general se deducirá una cantidad de acuerdo a esta tabla.

Hasta 30.000€                       1.345€

Hasta 60.000€                       1.075€

Hasta 90.000€                       745€

A partir 90.001€                   445€

Deducciones por edad de forma proporcional a la renta y a los tramos de edad

Más de 65 años y menos de 18.000€          desgravación de  326€

Más de 65 años y menos de 28.000€     desgravación 326-(3,26% 28.000-renta)

Más de 75 años y menos de 18.000€     desgravación de 596€

Más de 75 años y menos de 28.000€     desgravación de596-(5,96%28.000-renta)

Deducciones por vivienda

Eliminar las deducciones por encima de los 28.000€ anuales de renta.

Tipos impositivos

Se crean dos nuevos tramos con diferentes tipos

Base Liquidable               Cuota íntegra Resto de Base Tipo

90.000                        32.097,10                   30.000             46%

120.000                                  45.897,10                   en adelante                47%

Deflactación de la tarifa

Se deflactará la tarifa del impuesto de forma automática anualmente, en el mismo porcentaje que varíe el IPC de la Comunidad Autónoma de Euskadi.

Medidas antielusión a través de recuperaciones y aportaciones a EPSVs.

3. IMPUESTO SOBRE TRANSMISIONES PATRIMONIALES Y ACTOS JURÍDICOS DOCUMENTADOS.

  • El 7% si se trata de la transmisión de bienes inmuebles, así como de la constitución y cesión de derechos reales que recaigan sobre los mismos, excepto los derechos reales de garantía.
  • Las anotaciones preventivas que se practiquen en los Registros Públicos tributarán al tipo de gravamen del 1 por 100.

4. IMPUESTO SOBRE SUCESIONES Y DONACIONES

  • Descendientes, adoptados, cónyuge o pareja de hecho: tipo impositivos del 1,5 por 100.
  • Segundo y tercer grado por consanguinidad, ascendientes y descendientes por afinidad, serán de aplicación las siguientes tarifas:
Base liquidable hasta

Euros

Cuota íntegra Euros Resto base hasta Euros Tipo marginal %
0 0,00 8.075 5,70
8.075 460,28 16.145 7,98
24.220 1.748,65 16.145 10,26
40.365 3.405,12 40.375 12,54
80.740 8.468,15 80.755 15,58
161.495 21.049,78 242.350 19,38
403.845 68.017,21 403.675 23,18
807.520 161.589,07 1.211.285 28,50
2.018.805 506.805,30 Exceso 34,58
  • Cuarto grado, colaterales de segundo y tercer grado por afinidad:
Base liquidable hasta Euros Cuota íntegra Euros Resto base hasta

Euros

Tipo marginal %
0 0,00 8.075 7,60
8.075 613,70 16.145 10,64
24.220 2.331,53 16.145 13,68
40.365 4.540,16 40.375 16,72
80.740 11.290,86 80.755 20,52
161.495 27.861,79 242.350 25,08
403.845 88.643,17 403.675 29,64
807.520 208.292,44 1.211.285 35,72
2.018.805 640.963,44 Exceso 42,56″

5. IMPUESTO SOBRE BIENES INMUEBLES

  • Obligación del pago del IBI a confesiones religiosas y su compensación, transitoriamente, a través del pago del Cupo.
  • Actualización del catastro en los municipios que no lo hayan hecho con anterioridad a 2001 a través de una nueva ponencia de valoración catastral en la que se ajusten al mercado inmobiliario, así como facilitar deducciones y o bonificaciones a las rentas más bajas.
  • Mantenimiento del catastro con cargo a la Diputación Foral de Álava, igual que en Bizkaia y Gipuzkoa.

6.IMPUESTO SOBRE ACTIVIDADES ECONÓMICAS

  • Rebaja de la exención del volumen de operaciones de 2.000.000 a  1.500.000€

OBJETIVOS EN POLÍTICAS SECTORIALES

1. Un Plan de Empleo Público Diputación-Ayuntamientos con especial atención   al colectivo de mujeres, jóvenes, a personas paradas de larga duración, paradas mayores de 55 años y personas que a día de hoy no reciben prestaciones, financiado mediante la creación de un fondo creado a tal efecto.

2. Un fondo gestionado por la Diputación Foral de Álava destinado a la   financiación directa, a través de créditos de bajo interés dirigido a personas autónomas y pequeñas y medianas empresas alavesas, reservando un porcentaje no inferior al 40% a mujeres autónomas y a empresarias.

3. Un Plan de Empleo conveniado con las Empresas y con financiación mixta y con objetivos de empleo tasados.

4. Planes de empleo en colaboración con Cuadrillas o Ayuntamientos para la creación de Semilleros de empresas para emprendedores en todo el Territorio Histórico de Álava.

5. Elaboración de Planes Especiales de Empleo en coordinación entre la Diputación Foral de Álava, Ayuntamientos y Gobierno Vasco para los municipios más castigados por el desempleo, como es el caso de Oyón, Salvatierra o la Cuadrilla de Ayala.

6. La creación de un Fondo para la atención de necesidades por desahucios.

7. Elaboración de un protocolo común en todos los Ayuntamientos para atender a los problemas derivados de los desahucios ofreciendo una primera atención y asesoramiento desde los servicios sociales.

8. La defensa activa de los servicios y bienes de carácter público, frente a las intenciones de la derecha de privatización o venta parcial de los mismos, como por ejemplo, el caso de AMVISA.

9. El descuento del Cupo de todos aquellos servicios que la Administración Central recorte o retire unilateralmente.

10. La recuperación de las aportaciones económicas públicas al tejido asociativo alavés en el campo sociosanitario, socioeducativo, cultural y deportivo.

11. La recuperación de financiación para el Artium, Periscopio, Festival de Jazz, etc., como eventos culturales, pero también como dinamizadores de la economía en el sector servicios y como exponentes de atracción de turismo.

12. Reorganización de los recursos destinados al deporte profesional para garantizar atención y recursos al deporte base y al deporte escolar.

13. Regulación para garantizar la transparencia en el uso de recursos públicos destinados a publicidad y propaganda en los medios de comunicación.

14. Exigencia de elaboración inmediata de planes de igualdad para esta legislatura en la Diputación Foral de Álava y en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, con la correspondiente dotación presupuestaria para cada uno de los ejercicios.

15. Más medios en la lucha para la erradicación de la violencia de género. Aumento de recursos económicos para la atención de mujeres víctimas.

16. La financiación público-privada de un Plan de Seguros para el Viñedo en Rioja Alavesa y Ayala.

17. La apuesta pública por el ahorro energético a través de la implantación de nuevas tecnologías y por la implantación de energías renovables, muy especialmente eólica, solar, hidráulica, geotermia y biomasa.

18. La gestión directa del servicio de limpieza y de tratamiento de residuos por el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.

19. Un sistema de promoción de viviendas en suelo público mediante el alquiler con opción a compra de vivienda de protección oficial.

20. Un Plan de Transparencia en Diputación y Ayuntamientos similar al open data del Gobierno Vasco, donde se den a conocer todas las actuaciones públicas.

21. Un sistema de sanciones a las empresas que cometan fraude fiscal, para que no puedan contratar con las instituciones en un periodo mínimo de tres años.

22. Un sistema de contratación pública por fases en las inversiones importantes para defender la capacidad de las empresas del Territorio a competir, frente a las grandes empresas de otros lugares.

23. La extensión del tranvía en la línea sur de Vitoria-Gasteiz.

24. Una normativa que garantice en las viviendas de nueva edificación, la preinstalación eléctrica para la carga energética de los coches eléctricos.

25. La conversión del canon de capitalidad en una Ley de Capitalidad.

26. Una normativa que controle el sistema de basuras de centros comerciales y establecimientos donde se vendan alimentos, para que todo lo que sea aprovechable vaya al banco de alimentos y entidades solidarias con quienes carecen de alimentos.

27. La defensa de nuestro potencial logístico y muy singularmente del Aeropuerto de Foronda como principal aeropuerto de carga del norte de España.

28. La apuesta por la ubicación de la plataforma intercambiadora, logística de Jundiz-Villodas y la construcción de Subillabide II, proyecto ya iniciado por el Gobierno de Patxi López.

29. La oposición a proyectos de ampliación de canteras que afectan a la Sierra de Badaya, patrimonio ecológico alavés, rente a intereses económicos particulares.

30. Mayor financiación para los Ayuntamientos a través, en primer lugar de la modificación del FOFEL, separando a Vitoria del reparto general para evitar el efecto distorsionador que produce por su mayor población; y en segundo lugar, a través de la mayor financiación conseguida tras  la modificación de los porcentajes subvencionables, hasta el 90% en infraestructuras básicas del Plan Foral de Obras y Servicios, intentado que el reparto sea de manera global y no de forma comarcalizada.

31. Creación del Consejo Foral de las Entidades Locales de Álava, donde estén representados todos los Ayuntamientos y una representación de Concejos, con competencias consultivas en temas de propuestas de modificación de la normativa foral de aplicación municipal y para la coordinación de los servicios municipales mancomunados.

32. Territorialización de los Presupuestos Forales y de la concesión de Ayudas y subvenciones, para conocer los índices reales de financiación cada entidad local.

33. Mejora de la gestión del agua, con convenios o unificación entre diferentes consorcios para que zonas de la Llanada Alavesa, como Salvatierra Alegría, o de la Cuadrilla de Añana y Zuia tengan asegurada el agua de boca en todas las épocas del año.

34. Puesta de marcha del Plan de Movilidad Foral, que acerque a los municipios alaveses con la Capital, pero que también permita la movilidad inter e intra comarcal, ofreciendo a la ciudadanía alavesa mejores servicios de transporte público, mayor facilidad para poder trabajar sin que el transporte suponga un problema añadido, así como permitir un ahorro energético y un mayor cuidado de nuestro medio ambiente.

35. Defendemos la continuidad del Juzgado de Amurrio que en la actualidad da servicio a más de 40.000 personas de la comarca de Ayala.

POLITICA DE PARTICIPACIÓN. PARTICIPACIÓN CIUDADANA. PROFUNDIZAR EN LA DEMOCRACIA.

El alejamiento de muchos ciudadanos y ciudadanas de la política, la crítica constante a la que se ve sometida la política desde la razón, así como en otros casos los ataques gratuitos que sufre la política desde quienes en río revuelto sólo pretenden dañar los valores de lo público, exige compromisos nuevos, actitudes y procedimientos nuevos, desde la política hacia la ciudadanía, abriendo un amplio abanico de iniciativas de participación, en el objetivo de compartir decisiones y de dotar a las decisiones del respaldo ciudadano necesario.

Cuando la política falla porque sus decisiones no cuentan con el respaldo mayoritario de la ciudadanía, hay quienes creen que con cambios estéticos o cosméticos, se hace frente a la avalancha. La ciudadanía hoy dañada por las consecuencias dramáticas de la crisis, debe obtener del socialismo respuestas concretas para resolver sus problemas y no diatribas internas que complican y demoran nuestro trabajo en defensa del interés público.

EL PARTIDO. TRANSFORMACIONES NECESARIAS PARA SERVIR MEJOR A LA CIUDADANÍA.

Fortalecer el Partido pasa por participar honestamente en las decisiones democráticas de sus órganos y colaborar porque el objetivo debe ser hacer política y no ocupar la política.

En el socialismo el producto no es la persona, es la política, es la capacidad de transformar la sociedad en interés de la mayoría, y a través de los valores de la igualdad, la justicia y la solidaridad.

Evidentemente un partido puede organizarse de diferentes maneras, puede y debe revisar su organización, adecuarla a los tiempos, pero sobre todo debe conseguir que su organización esté al servicio del conocimiento y la utilidad de la política que propone y practica para la ciudadanía, y no al servicio del bamboleo y la debilidad.

Airear disputas internas del partido en lo mediático no colabora al noble objetivo de superación de los problemas y de un fortalecimiento del socialismo como alternativa. Más bien al contrario, nuestras debilidades y nuestras tensiones, actúan como un potenciador negativo del partido, que por mirarse en exceso a sí  mismo, puede acabar en la orilla de la invisibilidad y la inutilidad.

Para salir de esta situación no hay mejor medicina que la política. Sólo la política resuelve los problemas de la política. Y por eso el socialismo necesita un conjunto de propuestas que haga importante y participativo el papel de la afiliación y de las y los votantes. Con este propósito se proponen las siguientes medidas:

1. Participación ciudadana

a. Todos los proyectos de inversiones superiores a 10 millones de euros en las instituciones alavesas serán sometidos a consulta vinculante a la ciudadanía.

b. Las Normas Forales y las Ordenanzas Municipales contarán, antes de su debate y aprobación por los grupos institucionales socialistas, de un plazo y procedimiento para que la ciudadanía pueda hacer sus aportaciones, y para que en la medida de su viabilidad estas sean tratadas como enmiendas en los órganos de debate y decisión que correspondan.

c. Los Presupuestos Forales y Municipales contarán, antes de su debate y aprobación por los grupos institucionales socialistas, de un plazo y procedimiento para que la ciudadanía pueda hacer sus aportaciones, y para que en la medida de su viabilidad estas sean tratadas como enmiendas en los órganos de debate y decisión que correspondan.

d. Crearemos un grupo de trabajo estable al que invitaremos a feministas de referencia, organizaciones feministas, asociaciones de mujeres y aquellas entidades que defienden la igualdad entre mujeres y hombres en las distintas áreas sectoriales, de cara a diseñar propuestas y acciones coordinadas en materia de igualdad.

2.Participación de las y los afiliados.

a. La propuesta del Partido en los Presupuestos del Territorio Histórico de Álava será sometida a consideración y votación a toda la afiliación antes de su presentación y defensa en la institución.

b. La propuesta del Partido en los Presupuestos de los Ayuntamientos será sometida a consideración y votación a las y los afiliados de cada Municipio antes de su presentación y defensa en la institución.

c. Las propuestas de carácter estratégico a nivel local o territorial, que surjan en el transcurso de las legislaturas serán sometidas a consideración y votación a toda la afiliación antes de su decisión definitiva en la correspondiente institución.

d. Las políticas de alianzas estratégicas para la conformación o participación en gobiernos, serán sometidas a consideración y votación a la afiliación antes de su decisión definitiva en la correspondiente institución.

e. Cuando en el ámbito de Euskadi o de España se tomen decisiones estratégicas por parte del PSE o del PSOE, que afecten a nuestros proyectos más emblemáticos, que afecten a nuestra presencia en los Presupuestos, o que alteren sustancialmente nuestra línea política, se someterán a consideración y votación por la afiliación, para que por la vía interna se haga constar la voluntad de la afiliación de Álava.

f. Garantizar la paridad mediante la participación política de hombres y mujeres en condiciones de igualdad.

Share

subscribete vía RSS

No hay comentarios para este post.

Por favor, realice los comentarios que desee

*campos obligatorios

Please leave these two fields as-is: