escrito

  • 12.03.2013
  • 04:38
  • Txarli Prieto

AMANTE 0

mar12

En el juicio celebrado hoy por el presunto espionaje político en el llamado caso Telleria, al que he sido llamado a declarar en calidad de testigo a propuesta de la fiscalía, se me ha preguntado si un mando de la ertzaintza me llegó a preguntar si tenía una amante, ya que todos los datos sobre mi persona y todos los movimientos que pudiera hacer debían saberlos, al igual que ocurría con los demás protegidos.

Como respondí entonces al mando en cuestión, y como he confirmado hoy, le hice saber que la protección para mi seguridad sólo tenía por objeto, permitirme ejercer mi libertad con el menor riesgo posible y en ningún caso que mi vida privada fuera interés de nadie ajeno a ella.

Y he añadido que a lo largo de mi vida siempre he procurado tener amante. Tal como describe el diccionario y como yo comparto su definición, amante es la persona que ama a otra. La verdad es que me considero afortunado porque siempre he disfrutado de esa situación, algo que deseo y espero que me acompañe toda mi vida.

Lamento que algo tan noble y edificante como amar y ser amado de pie a que algún retrógrado y descerebrado, seguramente necesitado de amor, esté buscando la equivocación y la provocación, pretendiendo retorcer o aditivar  maliciosa y torticeramente el sentido de mi afirmación. Pero como dice el aldeano, ‘donde no hay mata no hay patata’.

Share

subscribete vía RSS

No hay comentarios para este post.

Por favor, realice los comentarios que desee

*campos obligatorios

Please leave these two fields as-is: