escrito

  • 27.05.2013
  • 08:34
  • Txarli Prieto

EL ESCANDALO DE GAROÑA 0

may27

La central nuclear de Santa María de Garoña ha pasado de ser un problema a convertirse en un escándalo.

El cierre o no de la central nuclear de Santa María de Garoña, ya no es consecuencia de la finalización de su vida útil de explotación más la prórroga de dos años. Tampoco es consecuencia de una opción energética. Tampoco lo es de una necesidad de garantizar el suministro energético para la población. Tampoco es consecuencia de una decisión sobre la situación de su seguridad. La decisión del Gobierno Socialista anterior de cerrar en 2013, y la de éste de continuar de momento hasta 2014 tiene otra clave.

La decisión de Nuclenor de solicitar el mantenimiento de su explotación se reduce a las expectativas de lucro que hace meses creyeron no tener y hoy acarician recuperar.

El escándalo se multiplica cuando el Gobierno de España del Partido Popular, se apresura de forma irresponsable a alentar esta pretensión de Nuclenor. Obviamente no estamos ante un concurso de coincidencias entre Nuclenor y el Gobierno. Aquí hay una expectativa de negocio propiciada por el Gobierno Rajoy, mediante una necesaria promesa de revisar y cambiar la política fiscal prevista para las centrales nucleares, que en su día le llevó a decir a Nuclenor que no a la central por su aparente escasa rentabilidad, y que hoy vuelve a tener expectativa de lucro.

Y el escándalo se multiplica cuando se sabe que a los técnicos que estaban trabajando en el cierre, desmantelamiento y tratamiento de los residuos radioactivos, por sorpresa, en estos últimos días, de manera premeditadamente precipitada, sin tiempo y sin medios para hacerlo, se les pide un pronunciamiento sobre su continuidad.

El espectáculo del Consejo de Seguridad Nuclear, totalmente dividido, convocando aceleradamente reunión tras reunión, presionado por el Gobierno y las eléctricas, para pronunciarse sobre este más que temerario cambio político del Gobierno de España y de Nuclenor, es un reflejo clave de improvisación, inseguridad e insensatez a raudales.

Y el escándalo se sigue multiplicando cuando todo se hace con ocultación a la sociedad vasca, a sus instituciones, a sus intereses. Cuando se hace de espaldas a las instituciones alavesas y a toda su ciudadanía, porque prefiero pensar que ni el Alcalde de Vitoria y Parlamentario, ni el Diputado General de Álava, están al tanto de esto, que Rajoy no ha contado con ellos. Aunque también debo advertir, a quien quiera escuchar, que las últimas declaraciones del Diputado General de Álava son muy preocupantes, porque no defiende lo que sí defiende en esta materia la inmensa mayoría de la ciudadanía alavesa, y de manera entreguista sólo se atreve a decir al Gobierno de España que si mantiene abierta la central le pedirá explicaciones.

El Diputado General de Álava parece que no se ha enterado todavía de que ni la ciudadanía alavesa ni la ciudadanía vasca quieren explicaciones, queremos simple y llanamente el cierre de Garoña.

La situación creada merece respuesta, un rechazo unitario a esta barbaridad, a este riesgo, de quedar atrapados por una central nuclear caducada, que tiene todos los procedimientos y requisitos para ser cerrada, y que sólo el Gobierno del Partido Popular de España quiere evitar.

La seguridad frente a los riesgos radioactivos y las opciones energéticas alternativas, limpias, de Álava y de Euskadi, no pueden quedar a merced de los beneficios económicos de Nuclenor.

Esta insensible e insensata propuesta al alimón del Gobierno Rajoy y de Nuclenor necesita de una contundente respuesta de rechazo, y los socialistas estamos trabajando para que se dé, empezando por oponernos en el Consejo de Seguridad Nuclear, estos días, a su nueva prórroga. Tomando la iniciativa y pidiendo en el Parlamento que el Lehendakari asuma un papel institucional activo a favor del cierre. Llevando al próximo pleno del Parlamento una moción para que toda la Cámara pueda pronunciarse. Participando en los actos que sean necesarios hasta conseguir su cierre.

Share

subscribete vía RSS

No hay comentarios para este post.

Por favor, realice los comentarios que desee

*campos obligatorios

Please leave these two fields as-is: