escrito

  • 13.06.2013
  • 09:05
  • Txarli Prieto

¿QUÉ LE SOBRA A EXTREMADURA? 0

jun13

El anuncio del Presidente de Extremadura en nombre del Gobierno apoyado por el PP y por IU, de rebaja de impuestos, tiene diversas lecturas. Una de ellas, quizás la más evidente, intervenir en la bronca interna del PP, iniciada por el expresidente Aznar y seguida por el sector descontento con Rajoy. Es evidente que la iniciativa pretende instalarse en el populismo, y en el intento de arrastrar a otros Gobiernos. Montoro ha tardado muy pocas horas en balbucear que el algo hará en la misma línea. Asistimos a una política más, de las que sin justificación o razonamiento que la sostenga, busca más la ocupación de espacios para la perpetuación en el poder, que el llegar a un beneficio o interés público.

Además es un planteamiento engañoso porque como ha declarado el Secretario General de los Socialistas Extremeños Guillermo Fernández Vara, Monago, el Presidente de la Comunidad, el año pasado subió los impuestos el 110% y ahora los baja el 10%.

Es probable que esta política populista despiste y descoloque a más de uno, y que la iniciativa de la derecha arrastre a la izquierda, pero esto no me impide señalar mi reflexión.

Una reflexión que empieza por una pregunta: ¿qué le sobra a Extremadura?

Una Comunidad con casi el 29% de paro.

No parece que le sobra empleo, ni recursos públicos para crearlo. Ni recursos públicos para políticas sociales, para el estímulo de la economía, para el reforzamiento de los servicios públicos, para el impulso de las infraestructuras.

Me preocupa que a la especulación del capital se le llame crisis. Que al actual reparto arbitrario de los recursos económicos de todos, se le llame política económica. Que a trasladar rentas públicas a rentas privadas se le llame política social de bajada de impuestos.

La sociedad y sobre todo las personas con más necesidades básicas en la sociedad sólo tienen como instrumento de igualdad y solidaridad, las políticas públicas mediante la redistribución. Eso se hace con fiscalidad y con políticas sociales de todo tipo.

Las personas con menos recursos en Extremadura, fruto de esta rebaja obtendrán dos euros más al mes para sus gastos. Para quien poco tiene, un euro es una barra de pan. Para quien administra los recursos, una miserable limosna. Para quien lo tolera, una dejación de su compromiso de hacer justicia en una sociedad injusta

Share

subscribete vía RSS

No hay comentarios para este post.

Por favor, realice los comentarios que desee

*campos obligatorios

Please leave these two fields as-is: