escrito

  • 19.12.2013
  • 04:34
  • Txarli Prieto

CON LA DERECHA NO SALDREMOS DE LA CRISIS 0

dic19

En 2014 las directrices económicas y las memorias presupuestarias con las que trabajan los Gobiernos, señalan un leve crecimiento de la economía, y una disminución de la pérdida de empleos. A la vez todos los Gobiernos se curan en salud y señalan para finales de ese año la visualización de esos datos favorables. Que así se haga tiene su explicación, si las previsiones no se llegaran a cumplir, puesto que se cierra un año y se inaugura otro, las expectativas se trasladarían con más facilidad y con menos rendición de cuentas, al año siguiente. Quien quiera recordar, y si no para eso están las hemerotecas, esto ya se hizo en el inicio de 2012 y en 2013.

Cierto es que el Banco Central Europeo ha bajado el precio del dinero; que algunos países con buena economía pueden reactivar la demanda; que crece la exportación; que por razones de la estación navideña ha subido el consumo en estas semanas; que pueden aumentar los turistas. En Euskadi, podemos añadir los contratos recientes en los sectores de máquina herramienta, astilleros, o ferroviario. Empresas como CAF, DANOBAT, BALENCIAGA, ZAMAKONA, son protagonistas de estas buenas noticias. Contratos que también ayudarán a la industria auxiliar y a los comercios y servicios de proximidad.

Efectivamente hay datos positivos, en un escenario de años muy negativos, es bueno señalarlos y darles su importancia y dimensión y además hacerlo con respeto a quienes peor lo están pasando. La publicidad, la propaganda, no debe esconder la otra realidad. Una realidad que se describe con millones de parados, millones de trabajadores que han perdido la negociación colectiva y han empeorado sus condiciones laborales, millones de pensiones recortadas, millones de ciudadanos y ciudadanas con repagos, con escasos recursos o con ninguno, miles de empresas cerradas, de autónomos sin saber qué hacer, de actividades sin desarrollar por falta de financiación. A esta realidad hay que añadir, la subida desbocada de la energía, la descapitalización de empresas, el precio del crédito, los recortes a la sanidad y a la educación, la privatización de la justicia y de la seguridad, los recortes a los usuarios de la dependencia,etc,etc.

Hay macro economía y hay micro economía. Hay a quien le puede ir mejor y a quien le puede ir peor y también a quien ya nada le queda.

La recuperación de la economía, del empleo, de los derechos anulados y recortados, no vendrá de la mano de ningún Gobierno conservador, ni de sus antisociales políticas. Quienes han aprovechado la crisis para hacer con lo público un negocio privado, nada repondrán de lo destruido. Quienes de verdad quieran salir de la crisis, o quieran que de la crisis salgan los ciudadanos y ciudadanas en su conjunto, tendrán antes que ayudar a derrotar a la derecha.

Share

subscribete vía RSS

No hay comentarios para este post.

Por favor, realice los comentarios que desee

*campos obligatorios

Please leave these two fields as-is: