escrito

  • 03.07.2014
  • 08:47
  • Txarli Prieto

LA PRIVATIZACIÓN DE KUTXABANK 0

jul3

(Artículo publicado en Dato Económico, julio-agosto 2014)

La privatización de una parte del sistema financiero público vasco está en marcha. Es la consecuencia de una Ley pactada entre la mayoría absoluta del PP y el PNV en Cortes Generales, en el año 2013 y que en 2014 tiene que ejecutarse. Las Cajas vascas mediante esta Ley tienen la opción de convertirse en Fundaciones Bancarias, con el fin de ceder una parte de sus acciones de Kutxabank a la entrada de capital privado. Cuál es la titularidad de ese capital privado y cuánta es la parte accionarial que sale al mercado es lo que todavía no está resuelto, y para lo que nos estamos moviendo y haciendo acuerdos los Socialistas.

La Ley nos afecta, y aunque nos disguste esta obra y gracia de PP y PNV, su contenido sólo da como resultado esta opción de privatización de una parte de las Cajas Vascas, porque no hacerlo nos llevaría a intervenciones no deseadas, a exigencias y limitaciones en la capacidad operativa del puzle financiero, y con ello a pérdida de control público, a lejanía en la toma de decisión de sus operaciones crediticias y de inversión, a la falta de competitividad con Banca Privada, y con todo ello a una pérdida de cantidad y calidad de la Obra Social, autentica razón de ser de las Cajas.

La Política se enfrenta a una disyuntiva, permanecer inmóvil como propone BILDU, y esperar a que los acontecimientos nos pasen por encima, o utilizar los márgenes de la Ley para que podamos participar de cómo tiene que ser el futuro.

Las Cajas como parte del sistema financiero de carácter público, vienen siendo perseguidas desde hace décadas por el sector privado y por las opciones políticas que desean contentarles. En el tiempo que vivimos donde la política económica que domina nuestra sociedad es de carácter conservador, la oportunidad de la privatización no quieren dejarla pasar. Para ello se utilizan dos argumentos, la politización en los órganos de gobierno, y los errores y excesos cometidos. Ambas cosas son verdad, pero no toda la verdad. Bancos americanos, holandeses, irlandeses, alemanes, belgas, ingleses, franceses, y de otros lugares, todos privados, todos gestionados por profesionales, son los responsables de esta crisis financiera, son los que se cargaron las normas y controles de la práctica bancaria rigurosa, y además la mayoría de ellos han sido rescatados y reflotados con dinero público.

Las Cajas Vascas arrancan su existencia hace 164 años, ahora son tres, llegaron a ser seis en un tiempo anterior, y siempre han estado gestionadas por la combinación de profesionales con representantes institucionales, hoy las tres son solventes, hasta el inicio de la crisis las tres estaban en los máximos puestos de honor, en solvencia y buena gestión de las casi 50 que existían en España. De entonces aquí lo que ha ocurrido es que sobre la mala gestión de algunas se metió a todas en el saco, y ahora todas están en la senda de la privatización.

La política es la garantía de que una parte del negocio financiero del País tenga un resultado social. No habrá obra social de verdad, ni en cantidad, ni en calidad, desde la iniciativa privada. La privatización es para convertir obra social en reparto de dividendos.

A fecha de hoy la política lo puede evitar, por eso los Socialistas queremos actuar en los márgenes de la Ley, construyendo mayorías, que preserven la máxima titularidad pública, que intervengan en el capital que pueda entrar, que garanticen servicio a las Personas, Empresas y Administraciones Públicas, que garanticen recursos de los beneficios para la Política Social.

El futuro sigue cargado de incertidumbres, los pasos que hoy se dan pueden verse sometidos mañana a otras modificaciones legales, que cierren más el espacio a esta forma pública de una parte del sistema financiero, por esta razones y por prevención, aunque a algunos les parezca paradójico, sólo la intervención política lo puede evitar. En ese interés nos movemos los Socialistas.

Share

subscribete vía RSS

No hay comentarios para este post.

Por favor, realice los comentarios que desee

*campos obligatorios

Please leave these two fields as-is: