Archivo Octubre 2014

¿QUÉ PASA CON LA PONENCIA DE PAZ? 0

oct23

La Ponencia de Paz y Convivencia creada en la legislatura anterior en el Parlamento Vasco y reeditada hace más de un año en el nuevo escenario político, con la presencia parlamentaria de BILDU, sigue en el dique seco.

El obstáculo para que pueda trabajar estriba en la negativa de BILDU para aceptar el llamado suelo ético. Un suelo ético acordado en la legislatura anterior y mantenido en ésta por todas las fuerzas políticas vascas, excepto la citada.

El suelo ético muestra la necesidad de asumir el daño causado por el terrorismo de ETA, y la necesidad de proteger a las víctimas mediante la defensa de la verdad, la dignidad y la justicia.

BILDU, hasta hoy, siempre se ha negado a asumir este planteamiento, y esto ha motivado que distintas fuerzas políticas, entre ellas los Socialistas Vascos, no aceptemos la continuidad de sus trabajos.

Parece más que razonable que una Ponencia de Paz y Convivencia, en un escenario democrático, sólo pueda arrancar con una cerrada reafirmación de valores.

Hasta aquí parte del pasado reciente. A partir de aquí, quiero señalar los nuevos datos que invitan a la preocupación. Hace unos pocos meses el señor Egibar amagó con convocar la Ponencia aunque sólo fueran BILDU y PNV. Desde entonces sus reflexiones públicas sobre el aparcamiento del suelo ético, para ayudar a los radicales abertzales, ha ido en aumento.

En los últimos días el presidente del PNV, el señor Ortuzar, de manera más suave, pero en dirección similar, también ha hablado de ello.

Es evidente que a buena parte del PNV le perturba esta situación. Más allá de que sean competidores políticos PNV y BILDU, en sus ensoñaciones independentistas coinciden y se necesitan, y para los nacionalistas esto tiene más importancia que cualquier otra cosa.

El PNV a su vez se siente incómodo con la posibilidad de que BILDU y SORTU pudieran marcarle una agenda demasiado radical en contenidos y tiempos sobre las cuestiones soberanistas, o que para sus relaciones políticas se encuentren obstáculos que proceden más de los partidos no nacionalistas que de sus propias convicciones. Sea por oportunismo, sea por temor, las espadas siguen en alto.

Así las cosas, la impresión que da el PNV es la de querer ayudar a diluir el suelo ético mediante sucedáneos semánticos. Probablemente a estas alturas el único freno que encuentran es el de la precariedad del Gobierno Vasco por su debilidad numérica en apoyos en el Parlamento. Si no fuera por ello tal como amenaza Egibar y como amaga Ortuzar, hace meses que el PNV habría iniciado un recorrido alternativo al del actual suelo ético.

Share

EL DOBLE JUEGO DE UPyD 0

oct17

La multa impuesta a Euskadi por la Unión Europea como consecuencia del incumplimiento de la sentencia que nos obligaba a recuperar las ayudas fiscales a las empresas, ha sido objeto una vez mas de tratamiento parlamentario. En esta última ocasión a iniciativa de UPD.

La iniciativa pretendía emplazar a los máximos responsables en  las Diputaciones Forales a asumir responsabilidades políticas. También planteaba llevar a la Fiscalía todo lo acontecido por si pudiera ser constitutivo de delito.

En un sentido similar BILDU presentó una enmienda.

Los Socialistas en el debate advertimos que con nosotros no se contara más para este tipo de iniciativa, ya que cualquier grupo político tiene acceso directo a la Fiscalía. No parece razonable que si alguien tiene indicios o pruebas para llevar algún supuesto delito a la Justicia, lo anuncié y dejé pasar el tiempo, con el riesgo de la posible desaparición de dichas pruebas.

También nos posicionamos a favor de llevar este caso a la Fiscalía para que nadie pudiera especular sobre nuestra contribución a la transparencia.

Con estas razones manifestamos nuestro voto favorable a la iniciativa de UPyD y a parte de la de BILDU.

La sorpresa vino después, cuando tras el debate procedimos a la votación, y cuando UPyD y BILDU se enzarzaron en que uno no votaba la iniciativa del otro y el otro del uno. Esta actitud de ambas formaciones y muy especialmente la de UPyD han conseguido que en vez de aprobarse la iniciativa para la que había votos suficientes haya sido rechazada.

UPyD con esta acción ha demostrado una vez más lo poco que le importan los problemas políticos y sus soluciones y lo mucho que juega al oportunismo y a su rancia estética. Un burdo doble juego que daña el rigor y la eficacia de la política.

Share

LA QUITA 0

oct17

(Artículo publicado en Dato Económico, octubre 2014)

Si España hoy tiene una deuda pública superior al 100%  de su PIB, es entre otras razones por haber cargado sobre las espaldas de los recursos públicos, la deuda privada, muy especialmente la deuda bancaria.

Cuando Merkel llamo a Zapatero en 2010, la deuda pública española era de las más pequeñas de Europa, si la comparábamos con Italia, Francia o Reino Unido. También era proporcionada con respecto a su peso en los recursos totales del País.

De aquellos días a hoy han sucedido tres cosas determinantes. Todas las deudas del sector privado han sido endosadas al sector público; se ha especulado con nuestros créditos y se nos ha expoliado con los intereses; se ha empobrecido el País mediante recortes en inversiones y gasto, reducción de salarios, destrucción de empleo y animación al no consumo.

Desde hace unos meses el Gobierno Rajoy nos habla de la recuperación de la economía. En realidad lo que está ocurriendo es que hemos encontrado un cierto suelo en la recesión. De ahí a que nos estemos recuperando hay un trecho que bien conocen, los millones de parados, los que han perdido la negociación colectiva, los que viven con la inestabilidad y precariedad de sus contratos, los que han sufrido la pérdida de su negocio, de su vivienda.

En la escena internacional quienes hablan de España, ensalzan al Gobierno y alaban sus políticas, siempre nos dejan el mismo recado,  “las reformas de recortes se han hecho bien pero se necesitan más y por más tiempo¨.

En estos días el Fondo Monetario Internacional, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo, la Comisión Europea, han sostenido estas teorías. El secretario general de la OCDE ha llegado a concretar públicamente lo que España necesita, ha pedido la reducción permanente en las contribuciones empresariales. Una medida que sólo puede ayudar a aumentar el déficit del sistema público de la Seguridad Social, para reducir peso público y traspasarlo a privado. Dicho de otra manera, una medida que aparenta facilidad para la contratación y que esconde la invitación a nuevos recortes en el medio plazo. Por cierto, no estaría de más que en estos meses en los que el Gobierno Rajoy ha alardeado de saber crear empleo, se comparase el número de contratos totales convertidos en horas de trabajo, con el número de contratos convertidos en horas de una fecha anterior. Porque si la información no falla, hay más contratos y menos horas, o lo que es igual, más contratados con más precariedad.

En este ambiente el Presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha vuelto a rebajar el precio del dinero, y ha señalado que es para que los Bancos lo presten. Una buena intención, que fluya el crédito. Lo que está por ver es su ejecución, si acabará en la economía productiva, o en otros espacios nada edificantes.

Mezclo el volumen de deuda con algunas tendencias y datos de la evolución de la economía, porque hay cosas que no cuadran y no van a cuadrar. Si crece el número de contratos pero no el número de horas trabajadas; si crece el número de contratos pero se reduce globalmente la cantidad neta de los salarios; si los Países de nuestro entorno, que a su vez son uno de nuestros principales mercados se estancan en sus economías; si la deuda pública no ha dejado de crecer, aunque ahora una parte lo haga con menos coste, ¿cómo vamos a salir de este círculo vicioso?.

Creo que ha llegado el momento de compartir responsabilidades y riesgos público-privados, y que antes o después habrá que hablar de una quita pactada.

Share

HIGOS CON YOGUR DE COCO 0

oct9

Preparar higos frescos maduros, retirando el rabo y parte de la piel, abriéndolos y extendiéndolos en un plato con el interior a la vista, añadir a cada higo una cuchara de yogur de coco y terminar con menta fresca.

Quien lo desee puede añadir unas gotas de licor de coco.

Share

LA INSPECCIÓN TÉCNICA DE EDIFICIOS 0

oct9

La inspección técnica de edificios es una exigencia legal, para aquellos edificios del País Vasco, construidos hace 50 años o más, o que cumplan esta edad antes de finalizar 2017. Inspección que deberá estar efectuada antes de que concluya 2018.

Se trata de disponer de un informe donde se analice el estado del edificio en su seguridad, estanqueidad, consolidación de estructura, etc.

Se busca que la habitabilidad sea buena, que se pueda mejorar la eficiencia energética, que no se ponga en riesgo a quienes en ellos habitan y a quienes por ellos transitan.

El informe se puede hacer de manera visual, mediante catas, o mezclando ambos procedimientos.

Afecta a más del 32% de los edificios de Euskadi, y supone una gran oportunidad de actividad económica, mantenimiento y creación de empleo.

La Ley que desarrolla la inspección, determina quiénes están facultados para efectuar las inspecciones y para proponer los elementos y unidades de obra que deban restaurarse.

Hasta aquí todo es razonable. A partir de aquí, dudas y problemas a resolver. Citaré algunas de las que he tenido conocimiento, y sobre las que en sesión parlamentaria del 7-10-14, he pretendido que el Gobierno Vasco interviniera, aunque PNV y PP, se encargaron de que no prosperasen.

Parece razonable que si la inspección técnica de edificios, es una exigencia política a la ciudadanía propietaria de estos inmuebles, la política facilite al máximo su cumplimiento, tratando de evitar excesos, abusos, lagunas o dificultades de interpretación de como efectuar dichos informes.

Para ello los Socialistas, con nuestra iniciativa, fuimos a un debate abierto, a través del cual se apreció la conveniencia de delimitar los elementos de obra a inspeccionar; el procedimiento para hacerlo; el coste del informe teniendo en cuenta la superficie y el número de propietarios; las ayudas económicas de la administración al informe y a la posterior rehabilitación; las compensaciones a los  Ayuntamientos por la carga añadida de trabajo de esta iniciativa;  el asesoramiento público a la propiedad.

La iniciativa venía precedida del conocimiento de inspecciones poco rigurosas, de precios abusivos, de informes demasiado abiertos a la interpretación. La propia Autoridad Vasca de la Competencia, hace unas semanas alertaba de posibles prácticas fraudulentas abiertas al amañamiento de precios en la rehabilitación, y en torno a lo que alrededor de ella se mueve, con el consiguiente perjuicio para los afectados.

Lamentablemente PP y PNV, se sumaron para evitar que estos problemas que forman parte de la realidad actual tuvieran respuesta y bloquearon cualquier solución. Pero esto no se acaba aquí. La situación empeorará a medida que aumente el volumen de inspecciones, y habrá que retomar la iniciativa. Mientras tanto muchos propietarios pagarán las consecuencias de la cerrazón de PNV y PP.

Share