escrito

  • 18.11.2014
  • 11:21
  • Txarli Prieto

QUIÉN QUIERE CREDITO 0

nov18

(Artículo publicado en Dato Económico, noviembre 2014)


Hace unos pocos días Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, aparentaba querer cambiar el rumbo de austeridad máxima de su política bancaria, y ponía a disposición de la banca europea, 400.000 millones de euros al 0,15%, para destinarlos a facilitar créditos a la pequeña y mediana empresa y a las familias.

Esta fue la primera sorpresa. La segunda fue que la subasta del dinero se cerró con un 20% de peticiones sobre el volumen del dinero ofertado.

En la banca española el comportamiento fue parecido y tampoco se acudió a retirar el dinero que nos ofertaban.

Al calor de esta situación pregunté en una entidad financiera de las que más recursos gestiona por la razón o razones de estos datos, la respuesta fue “ya no se piden créditos”, “no hay expectativas de negocio”.

Pensé que me podía haber ahorrado la pregunta. O quizás que la podía haber ampliado hasta el infinito.

La eurozona sigue estancada económicamente. Alemania no quiere hacer de locomotora. Francia se propone ejecutar brutales recortes. Italia está estancada. España sigue siendo líder de desempleo y además anuncia para 2015, menos recursos para desempleados y más pérdida de poder adquisitivo para pensionistas y jubilados, gracias a la subida de pensiones impuesta por el PP, siempre por debajo de la inflación.

La deuda pública del País supera el 100% del Producto Interior Bruto. Se cuentan por cientos de miles los trabajadores autónomos que han desaparecido. Por decenas de miles las empresas que han cerrado. Globalmente las inversiones públicas de las administraciones han caído a mínimos. El déficit público sigue siendo un instrumento de penalización a quienes menos tienen, en vez de una forma razonable de controlar deuda.

La tasa de morosidad de los bancos ha aumentado. Las estafas a miles de ciudadanos y ciudadanas, con escasos ahorros, siguen sin resolverse. Los salarios se han reducido. La precariedad se ha apoderado del nuevo empleo.

Con este panorama quién va a pedir un crédito. Con este panorama a quién se le va a conceder un crédito. Seguramente sólo se concederá a quien presenta todas y una más de las garantías de devolución, en cuyo caso también es dudoso que se pida, teniendo en cuenta el diferencial entre el tipo de interés y los márgenes de beneficio en los que se encuentra hoy la actividad económica.

En diciembre habrá otra subasta pública del Banco Central Europeo, veremos quién acude y cuánta de ella se toma. De momento es muy visible y sonoro el silencio del Gobierno de España. Hasta el inicio del verano, y desde finales de 2013, la recuperación estaba garantizada y además sucedería a un ritmo vertiginoso. Ahora, y a la vista de los resultados, no nos hablan de eso, han fracasado en su propaganda, y quizás por ello, a modo de fuga a ninguna parte Rajoy haya anunciado la rebaja de impuestos para unos pocos, medida con la que el Estado recaudará 4.000 millones menos.

España puede solicitar entre las dos subastas hasta 38.500 millones, ha solicitado por debajo del 40% de esa cantidad. Estaremos atentos a que lo destinan, los nueve bancos españoles.

Con estas políticas, con estos datos y con estos impulsos a nadie debe extrañar que no se pidan créditos.

Share

subscribete vía RSS

No hay comentarios para este post.

Por favor, realice los comentarios que desee

*campos obligatorios

Please leave these two fields as-is: