escrito

  • 01.09.2015
  • 11:04
  • Txarli Prieto

TOCA ELEGIR MODELO 0

sep1

En estas semanas Rajoy ha insistido machaconamente en el problema que supondría para España, una victoria electoral socialista en elecciones generales. Su aseveración de que España va bien, por el buen camino, y su apelación a que necesita más tiempo de ocupación de gobierno para culminarla, es la explicación que usa, para rematar que si a esto se añade el sesgo izquierdista del PSOE de hoy, el desastre nacional con un cambio político, estaría asegurado.

De nuevo, Rajoy, con expresiones de grueso calibre se hace notar y pretende influir en el ánimo ciudadano, huyendo de su responsabilidad de explicar las cosas que están sucediendo en el País por su política, y pretendiendo situar el debate político en el golpe bajo y no en el interés general.

Las cifras de creación de empleo de estos meses, de exportación, de turismo, le proporcionan a Rajoy escudos con los que protegerse, además de la retórica para tratar de distraer al gran público de la realidad con la que hemos llegado hasta aquí.

La ciudadanía española no existe para Rajoy en el plano individual o familiar. El grueso de la ciudadanía queda engullida en datos muy parciales y muy fríos, pero eso sí, muy publicitarios.

La pregunta que cabe hacerse es a dónde nos lleva este modelo.

En la actualidad nadie oculta que los nuevos empleos son de peor calidad que los anteriores; que las condiciones de contratación tienen menos derechos; que los empleos son de menor duración; que las retribuciones salariales han caído para los nuevos empleos y para los antiguos, con la inestimable ayuda de la contrarreforma laboral, que se cargó la negociación colectiva, para dificultar la defensa de los derechos laborales.

En la actualidad nadie oculta que la distribución de la riqueza ha aumentado la desigualdad y que es la más injusta de las dos últimas décadas.

Y esto que ya nadie oculta que es así, Rajoy quiere consolidarlo mediante un triunfo electoral, para que se convierta en un modelo asentado de distribución de la economía.

En España hay 25 millones de personas disponibles para el empleo, aunque en la actualidad solo lo ejerzan 17,2 millones.

El reto de esos millones de ciudadanos y ciudadanas transciende al hecho de votar con mayor o menor simpatía al PSOE o al PP, para situarse en qué modelo económico y social quieren para el futuro, si el del presente, o el que el presente les recortó y modificó.

Los modelos económicos y sociales perfectos no existen, pero sí existen los sociales y los antisociales. También existe la historia y la trayectoria.

Eligiendo modelo se despejará lo demás.

Share

subscribete vía RSS

No hay comentarios para este post.

Por favor, realice los comentarios que desee

*campos obligatorios

Please leave these two fields as-is: