Archivo Febrero 2016

GRAN COALICIÓN O GRAN CAMBIO 0

feb5

(Artículo publicado en la revista Dato Económico de Febrero de 2016)

En estos días las ofertas, invitaciones y presiones para que el PSOE forme parte de la Gran Coalición se suceden.

La elección de Patxi López como Presidente del Congreso de los Diputados, sin el voto del PP, cuyo candidato de haberse presentado hubiera perdido, por el acuerdo de CIUDADANOS y PSOE, se está utilizando por la potencia visual que tiene, como un gesto y casi una gesta de generosidad de la derecha hacia la izquierda.

Empujando en la misma dirección de la Gran Coalición, Mariano Rajoy ofrece pactos y grandes acuerdos sobre cualquier asunto imaginable. Abundando en tanta propuesta de pacto y procurando que nada quedara fuera, ha ofrecido a peso, pues no hay ninguna concreción, acuerdos en materias institucionales, económicas, sociales, europeas, educativas, etc.

A su vez, algunas voces de importante predicamento teorizan sobre los pasajes europeos, pasados y recientes, de colaboración de la socialdemocracia con la derecha, o de la vocación de mayorías que desde el inicio de la transición le acompañó al PSOE.

Hay quien quiere ganar dieciocho meses, aunque se ponga en riesgo el futuro. Hay quien quiere ganar en el Hemiciclo aunque se pierda en la Sociedad. Hay quien quiere facilitar el restablecimiento de los conservadores frente a la recuperación de los servicios públicos, las políticas sociales y las políticas de igualdad que ha destruido la derecha.

La campaña para ayudar al PP a que pueda formar Gobierno está en marcha y sus aliados son potentes. La mayoría de los medios económicos y de comunicación participan de este objetivo, y por eso la primera fase consiste en mostrar a un PP generoso, dialogante y pro pacto de lo que sea, tratando de llevar al ánimo ciudadano que solo así nos salvaremos de la hoguera.

Más adelante se introducirá el apocalipsis de los riesgos para la economía, y de nuevas elecciones, aunque antes tendrá que producirse el fracaso de investidura del candidato Rajoy.

El PSOE ha manifestado con claridad y rotundidad su posición. El Comité Federal acordó casi por unanimidad, poner en valor la apuesta de la mayoría de españoles por el Cambio, y asumir la iniciativa, cuando le toque, de formar Gobierno, responsabilidad que le corresponde por ser la segunda opción más votada.

Donde las cosas están más verdes es en PODEMOS, que le guste o no se tendrá que pronunciar sobre si facilitar un Gobierno de Cambio, o volver a dar una oportunidad al PP para que lo pueda conseguir.

Espero que los perseguidores de la casta no estén muy enfadados, como sí lo está Pablo Iglesias, por la cosa de la pasta, y que los beneficios económicos no conseguidos, por no poder hacer de un grupo parlamentario cuatro, no pasen factura a los millones de ciudadanos y ciudadanas que han apostado por el Cambio, porque lo necesitan.

La mayoría de la ciudadanía quiere recuperar convenios, contratos estables, poder adquisitivo en pensiones. Quiere eliminar copagos y repagos sanitarios, una educación en valores, justicia accesible económicamente, respeto a las competencias autonómicas, diálogo y encuentro entre diferentes.

La Legislatura que se inicia necesita reformar innumerables políticas regresivas de la anterior, cuando el PP disponía de mayoría absoluta para ser generoso y dialogante, y optó por destruir derechos, construir desigualdades, y no dialogar, ni acordar con nadie.

Pedro Sánchez representa hoy esa oportunidad, que la derecha quiera evitarla, es razonable, que lo haga la izquierda, imperdonable.

Share

ESPAÑA NECESITA OTRO CSN 0

feb4

España no se merece el Consejo de Seguridad Nuclear que tiene, al haberse convertido, con la excepción de Cristina Narbona, en un acompañante de la política nuclear del Partido Popular.

La ciudadanía española cada vez más sensibilizada con el riesgo y daño de las energías fósiles y nucleares, y con la alternativa de las energías renovables, debe contribuir a sustituir al CSN actual por otro acorde con sus intereses.

Garoña hoy ni funciona, ni se necesita.

La energía que necesita el País está asegurada sin Garoña.

Los continuos amagos de su reapertura solo obedecen al servilismo del en funciones Gobierno Rajoy hacia las empresas que explotan esta energía, y a la soberbia de una derecha que considera que esta es una batalla de la izquierda que no debe dejar ganar.

Garoña ha cumplido con su vida útil y ahora un Gobierno inútil, en su aislamiento y agonía, quiere acelerar su reapertura.

El último Gobierno Socialista de España, dejó resuelto en Consejo de Ministros, el cierre. El Gobierno Rajoy antes de salir de Moncloa quiere torcer aquella decisión.

El CSN no debe condicionar la futura política energética del nuevo Gobierno, y si esto no sabe interpretarlo debe dimitir.

Share