escrito

  • 08.06.2016
  • 12:40
  • Txarli Prieto

ALARMA CON LA RECAUDACIÓN 0

jun8

En 2013 los Socialistas hicimos un acuerdo de fiscalidad con PNV. Nos comprometimos con la filosofía y con el modelo fiscal. Acordamos figuras impositivas, tipos fiscales y acción legislativa en la materia. Lo conseguimos tras años de rechazo de los nacionalistas, pero lo conseguimos. Definimos una política de ingresos públicos. Una política de País, frente a las existentes hasta ese momento, de una por cada Territorio. La política fiscal se diseñó en el Parlamento, se hizo con muchas sesiones previas de negociaciones y debates. Se hizo acordando Resoluciones y trasladándolas a las Juntas Generales de los Territorios, que son quienes tienen la mayor parte de las competencias normativas.

En 2013 también hicimos un acuerdo político en defensa de políticas públicas, sociales, de empleo, y de inversión.

Acordamos más dinero para más gasto. Hicimos un plan de choque frente a la crisis y a los recortes que hasta entonces defendía PNV. También acordamos presupuestos acordes con los objetivos. Nos comprometimos para ayudar al País a salir de la crisis. Lo habíamos hecho durante el Gobierno del Lehendakari Patxi López, y queríamos darle continuidad. Arremeter contra el nuevo Gobierno hubiera sido lo más fácil, pero ese no es nuestro fundamento, ni nuestro sentido de la responsabilidad y desgraciadamente ese espacio ya está demasiado lleno por otros.

Cumplimos con creces nuestro papel de oposición responsable comprometida con la ciudadanía, emanada de nuestro sentido institucional y nuestra vocación de Gobierno. Ofrecimos horizontes, estabilidad, utilidad, pensando en el interés colectivo. Antepusimos soluciones y resultados a discursos gaseosos.

Alcanzamos acuerdos. A partir de ahí, la gestión de llevar la iniciativa legislativa, de asegurar la eficiencia en la gestión recaudatoria, y en tomar medidas para la lucha contra fraude fiscal y elusión, correspondía a las cuatro Haciendas Vascas, hoy todas gobernadas por PNV.

Les costó poner en marcha la reforma fiscal, la demoraron a 2014 y la pusieron en funcionamiento en 2015.

Desde entonces la previsión de recaudación la hace el PNV. En mayoría en 2014 para 2015, en solitario en 2015 para 2016.

El PSE no se quedó a verlas venir. Como así consta en las actividades del Parlamento, llevamos dos años pidiendo primero planes en la lucha contra el fraude, después objetivos cuantificables, también unificar la fiscalidad de los tres territorios en lo que todavía falta, o revisar toda la elusión fiscal. Estas acciones forman parte de aquellas resoluciones. No estamos proponiendo cosas nuevas, que si tenemos, pedimos el cumplimiento de los acuerdos.

La realidad, el balance nos dice que se viene actuando tarde y deficientemente.

Para ayudar más, los Socialistas incorporamos a los Presupuestos una partida, ante la negativa del PNV para hacerlo ellos, para actualizar el volumen económico del fraude fiscal, mediante estudio encargado a la Universidad.

El estudio según informaciones recibidas está hecho y el Gobierno Vasco está retrasando su presentación esperando a que con la disolución de la Cámara no haya control, y no se sepa en esta precampaña electoral, a cuánto asciende el fraude fiscal en Euskadi.

La situación de la recaudación es entre grave y muy grave. Mientras tanto, la desigual recaudación de los tres territorios, se parece más a un misterio que a una alteración explicada. Ni la reforma del IRPF en España, ni la reducción de la retención explican las oscilaciones a la baja.

En 2016, en la recaudación de enero y febrero, de cada 100 euros de crecimiento previsto solo se ingresaron 33, tras el mes de marzo y abril, esos 33 euros han pasado a cero.

A esto hay que añadir que en 2015 el Gobierno Vasco no gasto 662 millones de los presupuestados. Y en 2016, están haciendo lo mismo.

La inversión está desaparecida, y lo que plantean de contención y priorización del gasto la va a hacer desaparecer más.

Está paralizado el Tren de Alta Velocidad. La extensión del Tranvía en Vitoria. El Metro de Donostialdea. La construcción de la Facultad de Medicina y Enfermería. La Unidad de Reproducción Asistida del HUA.

La OCDE alerta de que 2016 no acabara bien, y que 2017 ira peor. Ya se habla de 2018 como otro año difícil.

El Banco Central Europeo ha tenido que ampliar la línea y el tiempo de concesión de créditos extra blandos para la inversión y la compra de deuda en empresas, porque la economía europea no tira.

Además no coinciden las cifras del Gobierno de crecimiento del PIB y del empleo, que están anunciando con la caída de recaudación.

La principal preocupación hoy del Lehendakari bebiera ser la política de ingresos. No es así, permanece pasivo y no da la cara cuando se le interpela en el Parlamento. Su escudero el Consejero de Hacienda trata de poner paños calientes, pero solo consigue aumentar la incertidumbre.

PSE hemos ayudado a tener fiscalidad, políticas públicas y funcionamiento institucional.

Estamos en ese compromiso que es el contrario a baja recaudación, freno radical en el gasto público y juego de palabras en el funcionamiento institucional.

Los Socialistas participamos en los acuerdos políticos que benefician al País, pero mantenemos nuestra autonomía política para controlar y exigir el cumplimiento de lo acordado. Y con más rotundidad si no se dan explicaciones claras o no se lideran soluciones alternativas.

Esta forma de administrar un Autogobierno que nos da más competencias y más recursos que a nadie, no es satisfactoria y no es de recibo.

Los Socialistas estamos exigiendo más explicación sobre recaudación; un plan de choque para mantener la inversión; mas estímulos para la economía; objetivos económicos sobre el fraude; la presentación del estudio de la Universidad sobre cuantía estimada de fraude en Euskadi.

Los Socialistas queremos ayudar a la ciudadanía y eso pasa por ofrecer alternativas, y estar dispuestos para el acuerdo como así hacemos.

A lo que no estamos dispuestos es a dejar pasar el tiempo mientras la economía publica se va deteriorando.

Share

subscribete vía RSS

No hay comentarios para este post.

Por favor, realice los comentarios que desee

*campos obligatorios

Please leave these two fields as-is: