Archivo Septiembre 2016

PENSIONES SIN DINERO 0

sep8

(Artículo publicado en Dato Económico en septiembre de 2016)

El pago de las pensiones ya empieza a sufrir retrasos. Así ha ocurrido recientemente ya que la recaudación por cotizaciones no alcanza la liquidez suficiente para abonarlas.

Una vez más, ha sido el Fondo de Reserva, el sacrificado para obtener recursos adicionales y pagar la extra de julio, y todas las expectativas apuntan a que en diciembre ocurrirá lo mismo.

En esta ocasión de la hucha se han sacado 8.700 millones de euros. En diciembre se espera sacar otra cifra similar, por lo que 2017 se iniciará con un Fondo de Reserva cercano a los 16.000 millones, cuando en 2011 llego a tener 67.000.

Más de 9.400.000 personas dependen en España de su salario como pensionistas, cifra que se multiplica, y más en las circunstancias económicas actuales, con los familiares a su cargo.

El problema se ha convertido en problemón y el Gobierno Rajoy lejos de proponer un remedio, ha llevado la situación al extremo, con el claro objetivo de ayudar más a su privatización.

Durante cuatro largos años, el PP ha pasado del Pacto de Toledo, lugar de encuentro de las fuerzas políticas, económicas y sociales, creado para este fin. Ha pasado de utilizar su mayoría absoluta para proponer una solución. Se ha negado a un diálogo y a un consenso para buscar una salida, y ahora nos encontramos ante un panorama negro y muy difícil.

El Gobierno Rajoy, a pesar de la dramática situación financiera de las pensiones, se ha negado a convocar la Comisión de Seguimiento del Fondo de Reserva. Y a la vez se ha permitido el lujo o la irresponsabilidad de decir que el Fondo de Reserva para eso está, para garantizar las pensiones. Restando importancia a que el Fondo esté ya en las últimas.

La evolución de la economía española muestra con claridad que las cotizaciones actuales no son suficientes para el gasto existente. La reducción salarial, la precaria contratación, las bonificaciones irracionales, ayudan extraordinariamente a este déficit.

Esta es una demostración más de que la mal llamada recuperación económica no solo no ha llegado a las necesidades básicas de la ciudadanía, sino que además ha acrecentado la desigualdad.

Se impone una solución y además tiene que ser posible de poner en marcha con urgencia, medible y evaluable con rigor y estable en el tiempo.

El PSOE lleva tiempo proponiéndola. Propiciar una fiscalidad que asegure desde los Presupuestos Generales del Estado, la financiación de las pensiones. Una medida que debiera entrar en funcionamiento el 1 de enero de 2017, porque será en ese año con toda seguridad, cuando el déficit de las cotizaciones acabará con las reservas y cuando no habrá dinero para pagarlas.

La estrategia de la derecha de acercar las pensiones al precipicio para quienes ya las cobran y de minar la confianza en ellas de quienes lo debieran hacer en el futuro, hay que romperla cuanto antes.

La privatización nunca será una alternativa porque no estará al alcance de las economías modestas de millones de ciudadanos y ciudadanas.

Las pensiones son un problema de todo el País, porque incumbe directamente a toda la ciudadanía, porque viven ya en situación de emergencia.

La política puede poner solución, y con toda rotundidad debiera ser la primera medida a tomar en las nuevas Cortes Generales.

Share