Archivo Octubre 2016

FESTVAL HACE CAPITAL 0

oct10

(Artículo publicado en Dato Económico en octubre de 2016)

Festval ha convertido a Vitoria-Gasteiz en la Capital de las televisiones, de actores, actrices, directores, productores, guionistas, y gentes relacionadas con ese mundo. Por unos días ha colado y colocado a la Capital de Euskadi en todos los medios de comunicación. Y esto lo consiguen sus organizadores con mucho trabajo desinteresado, con mucha generosidad hacia la ciudad, y con un presupuesto más menguado y ajustado de lo razonable.

Este es un ejemplo más, porque afortunadamente no es el único, de las posibilidades de Vitoria-Gasteiz, y también es un ejemplo más, porque desgraciadamente no es el único, de las dificultades y de las incomprensiones, que rodean a este tipo de eventos.

Una Capital, es eso, es Festval. Es Jazz. Es Magialdia. Es Alavés. Es Baskonia. Es todo esto y mucho más. Una Capital es un lugar muy atractivo en la Cultura, en el Arte, en el Espectáculo. Una Capital es Artium, Bellas Artes, Bibat. Una Capital es ocio. Es gastronomía. Es vino. Es oferta lúdica.

Una Capital se hace cuando te das a conocer, cuando dejas que te conozcan, cuando consigues que te quieran conocer.

Si además te acompaña un excelente, casco medieval, unas fantásticas rutas verdes, un buen sistema de movilidad, una buena infraestructura hostelera y hotelera, tienes las condiciones ambientales para triunfar.

Pero para ser Capital se necesitan tres cosas. Ganas de serlo. Riesgo. Presupuesto.

En Vitoria sacar un proyecto de las características de los mencionados, está más cerca de los milagros que de las ambiciones. Cualquier proyecto de esta magnitud sufre de continuo el filtro de la incomprensión, la envidia, la rivalidad, o lo prescindible.

Aquí se mira más a quien lo organiza, que a lo que organiza. Se mira más a quien vota, que a cuánto aporta. Se mira más a con quién se relaciona que a lo que acciona.

Si todos los prejuicios que hay en la Capital se convirtieran en apoyos decididos para sacarla adelante, Vitoria-Gasteiz seria imparable.

Ciertamente necesitamos que al AVE le pongan vías. Que a Foronda le den horas de servicio y pasajeros. Y que el Tranvía se despliegue más.

Ciertamente necesitamos que Vitoria-Gasteiz esté más presente y mejor arropada en el presupuesto Municipal, en el Foral, en el Autonómico y en el del Estado, para lo primero y también para sus infraestructuras.

Vitoria-Gasteiz necesita una mayor y más constante población flotante, necesita más visitantes de día y de varios días.

Hay ciudades con menos población, con menos recursos y con un clima tan bueno como el nuestro, que lo han conseguido. Porque pasear con el sol y dormir a pierna suelta con la ventana abierta, es un lujo que cada día que pasa estará más cotizado.

A nuestro alrededor y a menos de dos horas de viaje viven varios millones de personas, que pueden ser usuarios, amigos y clientes de la Capital. De nosotros depende que los atraigamos.

Vitoria-Gasteiz lleva demasiados años peleando consigo misma para saber qué quiere ser de mayor. Lleva demasiados años a trancas y barrancas con sus oportunidades. Lleva demasiados años dejando en el camino retales de su saber hacer.

En los últimos días, Festval y el 2-1 endosado al Barsa, han provocado algún destello de orgullo, emoción y reconocimiento, de que para nosotros también están reservadas las grandes cosas.

Que siga la racha.

Share