escrito

  • 07.12.2016
  • 09:15
  • Txarli Prieto

JAPÓN OBSERVA ÁLAVA 0

dic7

(Artículo publicado en la revista Dato Económico de Diciembre de 2016)

Mientras buena parte de la opinión pública y publicada se ocupa y preocupa, en considerable dimensión, de ¨los pichis¨, los vuelos sin aviones, o la Alta Velocidad sin railes, Álava está siendo observada muy de cerca por la mayor agencia de viajes de Japón. La agencia H.I.S. dispone de oficinas en Madrid y Barcelona, y acoge una red mundial con sede en 130 ciudades de 41 países. Cuenta con una plantilla de 13.600 trabajadores y mantiene alianza con la mayor cooperativa de consumidores del mundo, Japan Coop, con 27 millones de socios.

Esta visita se enmarca en un amplio y ambicioso programa del Departamento de Fomento del Empleo, Comercio y Turismo, de la Diputación Foral de Álava, que en el año en curso ya ha guiado a otra docena de agencias, combinando la oferta de turismo de interior, con la de otros países. Una oferta que comparte con las Diputaciones de Bizkaia y Gipuzkoa.

Actualmente España recibe al año 500.000 japoneses, de los cuales más de 19.000, visitaron Euskadi.

Álava que recientemente ha estrenado tres ofertas de rutas, Rutas Medievales, Rutas de Perdición y Guía de la Vendimia, paseó a los responsables de la agencia H.I.S. por el Jardín Botánico Santa Catalina, Valle Salado de Añana, diversas bodegas y pueblos de Rioja Alavesa, Catedral Santa María, la Almendra Medieval, la Plaza de la Virgen Blanca, el Paseo de la Florida.

La delegación japonesa ha conocido la excelente cocina que se oficia en Álava y que tan bien se fusiona con los vinos alaveses, así como sus acogedores hoteles.

Japón cuenta con una ciudadanía con elevado poder adquisitivo, con una disposición de gasto cuando hacen turismo igualmente elevada, y con un interés especial por el paisaje, la arquitectura, la cultura, el arte, la gastronomía y el consumo.

Álava tiene la oportunidad de competir para atraer a ese turismo que no busca sol y playa y que puede generar un espacio de riqueza para su ciudadanía.

Pero todo no está hecho, porque todo no depende de una iniciativa o de una promoción.

El conjunto de la sociedad está concernida en las posibilidades y oportunidades que queramos generar.

Vitoria como Capital de Euskadi, Vitoria como ciudad, y Álava como Territorio, tiene que saber sumar, para completar la oferta.

Vitoria y Álava necesitan programación estable de eventos de primera calidad, con un apoyo institucional decidido a invertir en ello y decidido a sacar el Territorio del adormecimiento que nos caracteriza.

Vitoria y Álava necesitan más vuelos que los de las palomas y que vuelen las 24 horas, porque sin buenas conexiones se reducen las aproximaciones.

Vitoria y Álava necesitan el TAV que descarrila por falta de vías antes de llegar a Burgos, además de completar los tramos que faltan en Euskadi, que fue prometido y comprometido en 2015 para 2019, y que duerme en algún andén de construcciones ferroviarias así como en el Ministerio de Fomento.

Vitoria y Álava necesitan estas infraestructuras para que, a su vez, el comercio, el empresariado, los inversores, se animen a multiplicar su oferta en contenido y en espacio.

Vitoria y Álava necesitan mejorar y facilitar gestiones para agilizar y ayudar a los emprendedores, nuevos o veteranos, a que sus ideas se lleven a efecto.

Estamos cargados de oportunidades, pero hasta la fecha estamos un poco retraídos para saber sumar, empujar, reivindicar y contagiarnos de ese desorden que da vida a otras ciudades. Y esto es tarea de todos y todas.

Share

subscribete vía RSS

No hay comentarios para este post.

Por favor, realice los comentarios que desee

*campos obligatorios

Please leave these two fields as-is: