escrito

  • 27.11.2017
  • 12:21
  • Txarli Prieto

VENTA DE ARMAS. ARABIA SAUDÍ, YEMEN 0

nov27

EL 23-11-17, se trató en el Parlamento Vasco una proposición no de ley, sobre la venta de armas a Arabia Saudí. La posición socialista fue tratada en los siguientes términos.

El comercio de las armas, su uso contra las poblaciones civiles, su utilización para la vulneración de los Derechos Humanos, ha provocado en el pasado y lo sigue haciendo en el presente, el posicionamiento de este Parlamento.

Ahora más focalizado en la situación de Yemen, permanentemente atacada por Arabia Saudí y su coalición.

La iniciativa presentada da la oportunidad de volver a pronunciarnos. Y lo hacemos saludándola y atendiendo a la dimensión de la misma.

La proliferación de armas, su negocio macabro, su utilización para vulnerar derechos humanos, para empobrecer a millones de personas, para hacerlas huir de sus países o para dirimir intereses económicos y militares de grandes potencias, nos exige estar en alerta permanente y utilizar nuestra capacidad de influir para dificultar y evitar que esto siga ocurriendo.

En lo que va de siglo, 30 nuevas guerras se acumulan a las que vienen del siglo pasado. Rusia, China y Estados Unidos aparecen en ellas. Asia, África, América y Europa son sus escenarios.

El terrorismo se mueve en ellos, como pez en el agua. Decenas de miles de muertos al año, centenares de miles de personas combatiendo, millones de personas huyendo. Estamos quizás, ¿ante una reedición de la Guerra Fría? Estamos quizás, ¿ante otra formulación de una tercera guerra mundial? La situación es muy grave, y afecta al mundo entero y hay que tomar compromiso.

La situación, afecta al mundo entero en su economía, en sus oportunidades, en su progreso, en su libertad, en su seguridad, en la convivencia entre diferentes, en la tolerancia y en la solidaridad.

Además hay que aceptar que el sistema político de paz internacional, está plagado de organismos, de tratados, de posiciones comunes, de resoluciones y de buenas intenciones pero que también está muy escaso de resultados.

Por ello, la conveniencia de insistir e influir como estamos tratando de hacer hoy, en este Parlamento.

Las guerras sirven para hacer crecer el odio y hacer fracasar la integración, para facilitar la recuperación de la extrema derecha, para que la conspiración y la manipulación dañen la democracia y la transparencia, para que un americano, un ruso y un coreano jueguen con el mundo y lo pongan en jaque, lo hagan sobresaltarse y a veces, temblar.

Hay más de 600 millones de armas en circulación en el mundo. Hay más de 120 lugares donde se mata a diario, hoy en el mundo hay más oportunidades para disparar, que para comer. Y todo lo que se pueda hacer para frenarlo y cambiarlo hay que hacerlo.

Europa, es el segundo proveedor de armas en el mundo. Los países más pobres, son los más castigados. Los más necesitados, son los más machacados. Dar armas a las personas, es dar oportunidades para su utilización.

Las iniciativas y las enmiendas presentadas, todas tienen posiciones en común. Se habla de la solidaridad con Yemen, de la condena a Arabia Saudí, del control de armas, de la limitación de ventas de armas, de ayuda humanitaria, de más intervención de Europa y de sus países.

La enmienda conjunta que presentamos el Partido Nacionalista Vasco y el Partido Socialista, tiene dos virtudes con compromiso en esos aspectos.

El primero, incluye los elementos más unitarios de lo que estamos tratando hoy aquí. Los que más consenso pueden producir en esta Cámara, la segunda virtud es, que se mueven en un escenario acorde con nuestras competencias, que obviamente son limitadas y además relacionadas con la iniciativa europea, que es el marco, es el escenario natural, para tratar conjuntamente el stop a las armas y la defensa de los derechos humanos.

La enmienda transaccional de Bildu y de Podemos tiene una dificultad, las referencias a las actividades comerciales ajenas a las armas.

Además, las nuevas competencias que proponen exigen una reforma constitucional.

Respecto a las referencias a las actividades comerciales ajenas a las armas, yo creo que había que hacer una observación importante, distingamos los gobiernos en guerra, los gobiernos en conflicto, con las poblaciones de esos países.

Las relaciones comerciales están relacionadas con los ciudadanos de esos países, no exactamente con los gobiernos, no principal ni prioritariamente con los gobiernos, sino con las poblaciones de esos países.

En relación con otras competencias, como se plantean, distingamos lo que son competencias del País Vasco y lo que son competencias del Estado.

Y hoy por hoy, el puerto de Bilbao es un puerto de interés general, competencia exclusiva del Estado, reflejado en la Constitución española y que puede ser modificado, porque para eso está en marcha una comisión de reforma constitucional, propuesta por nosotros y acordada en el Congreso de los Diputados, pero que si se desea deberá hacerse por ese procedimiento.

En Yemen hay 31 millones de habitantes. Esos 31 millones de habitantes tienen derecho a la automoción, al ferrocarril, a la petroquímica, a la siderurgia, a la alimentación, a la ingeniería, al transporte y a la logística internacional, a la moda y confección, al agua, a las energías renovables. Es decir, a los sectores con los que hoy comercializa Euskadi en una parte y también España.

Miren ustedes, para aquello de la solidaridad en valores, en España hay 17 comunidades autónomas; de las 17, 14 tienen relación directa en armas con el mundo, 14. Solamente Extremadura, La Rioja y Canarias no tienen ningún comercio de armas. El resto la tienen todas.

Apreciarán ustedes en esas comunidades autónomas y en los ayuntamientos de esas comunidades autónomas, gobiernos diversos, gobiernos plurales, gobiernos conservadores y gobiernos progresistas, de la derecha y de la izquierda, y todos ellos tienen relaciones comerciales en el mundo de las armas.

Estamos ante un problema serio en el que no cabe hacer una cosa en un sitio y recomendar otra en otro. Hay que ser responsables con todo, ver los márgenes de la política y tratar de actuar en ellos.

Por eso lo que hemos hecho en esta iniciativa ha sido poner el foco de atención en la defensa de los derechos humanos, la solidaridad con quienes están sufriendo el terror, lo macabro de las guerras.

Estamos totalmente de acuerdo con que hay que intervenir el comercio de las armas, con que hay que hacer embargo efectivo, con que hay que exigir un mayor control por parte de las Instituciones al destino de las armas, distinguiendo entre defensa y vulneración de derechos humanos.

Estamos de acuerdo con todo ello y así la enmienda de sustitución que presentamos tiene coincidencias con los demás grupos políticos en el 75%.

Ahora es decisión de esta Cámara elegir entre una declaración de máximos que quede en la papelera, o una declaración suficiente con una posición política que produzca fuerza, unidad, influencia, no solamente en Euskadi y en España, también en la Unión Europea.

NOTA: la enmienda presentada por PNV y PSE-EE, fue aprobada sin ningún voto en contra.

Share

subscribete vía RSS

No hay comentarios para este post.

Por favor, realice los comentarios que desee

*campos obligatorios

Please leave these two fields as-is: