Archivo Mayo 2018

TOMATE, AGUACATE, BEICON, ANACARDOS 0

may21

En un vaso, colocar en el fondo cebolla roja picada y macerada en aceite, lima y sal. Añadir tomate picado, aguacate picado y anacardos crudos partidos.

Coronar con trozos de beicon cocido y ahumado.

Ligar todo con un toque de aceite de oliva virgen y flor de sal de Salinas de Añana.

Share

DERECHOS Y PRINCIPIOS 0

may21

Hace algún tiempo, con respecto al tan manido derecho a decidir, reflexioné sobre los tres tipos de derecho: el reglado, el nacionalista, el guay.

Hoy lo haré sobre los dos tipos de principios que los nacionalistas han inventado para proteger y edulcorar sus propuestas.

Se trata del principio democrático inventado por PNV y del principio de restitución inventado por el nuevo President de la Generalitat.

El PNV viene esgrimiendo el principio democrático para cada una de sus ensoñaciones independentistas como si este inicio de frase le revistiera a lo que persigue de legalidad, legitimidad y superioridad moral. Así desde su principio democrático consideran posible su auto organización, sus competencias, sus fronteras, y el exclusivo modo de relacionarse con sus conciudadanos y con el resto de la humanidad.

El President de la Generalitat, apelando al principio de restitución, se cree en la capacidad para nombrar un Gobierno con encarcelados y huidos de la justicia. Además añade que en ambos casos estos ciudadanos tienen intactos todos sus derechos para ejercer de gobernantes.

Parece ser, según Torras, que la privación de libertad y el haber huido del País, no altera la capacidad de reunirse, de debatir, de recibir o de compartir encuentros con ciudadanos y organizaciones como corresponde a todo cargo público.

Entendiendo por cargo público la obligación de servir y rechazando la de servirse, algo o mucho no encaja.

No encaja que estemos ante un principio, tampoco ante unos servidores públicos con todos los derechos intactos, ni ante una respetuosa observación de la Ley en cuanto a las limitaciones de un gobernante.

Es evidente que al igual que el derecho a decidir es el trampantojo de la independencia, el principio democrático y el de restitución son evasiones del principio de legalidad.

Decía Aristóteles que todos los Gobiernos mueren por la exageración de sus principios. A esto añadió Montesquieu, que la corrupción de los Gobiernos comienza casi siempre por la de sus normas y principios.

Y es que cuando los principios se adaptan a las circunstancias inventadas no hablamos de principios sino de puro oportunismo e interés particular.

Desde que Groucho Marx señaló: “estos son mis principios, si no le gustan tengo otros”; hay que tener mucho cuidado con solemnizar lo impostado para no caer en los disfraces de principios sobre los conflictos de intereses o sobre el manejo de lo público en provecho de lo grupal o particular.

Share