Categoria Euskadi

LA CACERÍA 0

oct2

En política solo hay que tener miedo a no defender a los tuyos, nunca a los excesos de los otros.

La cacería de las derechas, política, económica y mediática, al Gobierno Socialista, no ha hecho más que comenzar.

Las derechas no están preocupadas ni por los master, ni por con quién comes, ni por lo que hablas en privado, mucho menos por si no has tributado correctamente en alguna ocasión.

Las derechas han defraudado hasta el infinito y más allá; inventaron los paraísos fiscales, los dotaron de recursos burlados a la Hacienda pública; hicieron investigación, desarrollo e innovación con la ingeniería fiscal. Las derechas se han saltado las reglas de la ética, la solidaridad y el interés público siempre que han podido, que son menos veces que siempre que han querido.

Han despreciado al diferente, a quien tiene pocos recursos, a quien necesita de lo público para formarse, para cuidar la salud.

Estas derechas que han recortado el gasto público, que han encarecido la vivienda, que han encarecido la enseñanza, recortado las pensiones, privatizado parte de la sanidad, lo que les preocupa es el negocio que tenían montado y que se les ha frenado en seco, con el Gobierno Socialista.

A Rajoy con sus Casados y Marotos que alentaban el “Luis se fuerte”, ¿alguien cree que le preocupan las cosas con las que se ocupan para atacar al Gobierno Socialista?.

Las derechas que cuentan con un considerable apoyo mediático pretenden mediante estos ataques personales crear un ambiente de catetos, un ambiente zafio y patán, en el que los logros del Gobierno queden desdibujados, en el que sus apoyos ciudadanos presentes y futuros caigan en el desánimo En buena parte del ruido mediático no hay búsqueda ni de la honestidad, ni de la verdad, solo hay cacería, y esto a quien más debiera preocupar es a los profesionales de la información, porque su tarea es fundamental para la democracia.

Pero ningún ruido o contaminación de las derechas va a parar la realidad.

La revalorización de las pensiones, la eliminación del copago farmacéutico, la percepción del subsidio de desempleo, la atención a personas necesitadas para que dispongan de energía, el compromiso de mejorar el gasto público, han llegado ya, y no hay ruido que las silencie. Que se ejecuten en buena medida dependerá de que existan presupuestos expansivos como quiere Pedro Sánchez.

Mientras se despeja esta incógnita, no hay necesidad de ponerse nerviosos. El Gobierno está haciendo bien su tarea de enseñar a la ciudadanía en qué y en cuánto podemos mejorar colectivamente. El Gobierno no está resistiendo porque está ofertando políticas, porque está consiguiendo acuerdos de mayorías en el Congreso de los Diputados, y porque se soporta bien la presión de CIUDADANOS y el PP, mientras se sirva a la ciudadanía, haya conexión con ella, porque la ciudadanía sabrá valorarlo.

Algunos insisten en que este Gobierno es débil por tener 84 diputados, bendita debilidad la que con 84 está llevando a la desesperación a las derechas.

Otros, con perfil y sentido de la responsabilidad diferente dicen que la paciencia se agota, cuando no han pasado ni cuatro meses desde la puesta en marcha del Gobierno.

Otros, con escaso sentido de la responsabilidad, si es que algo les queda, llaman a tomar las calles, a generar altercados y a deteriorar más la convivencia, convirtiéndose así en los mejores aliados de las derechas.

Con este panorama, saber que existe un Gobierno serio, firme, social, dialogante, es para celebrarlo. Que dure en el tiempo será beneficioso para la mayoría y para el futuro.

Share

DERECHOS Y PRINCIPIOS 0

may21

Hace algún tiempo, con respecto al tan manido derecho a decidir, reflexioné sobre los tres tipos de derecho: el reglado, el nacionalista, el guay.

Hoy lo haré sobre los dos tipos de principios que los nacionalistas han inventado para proteger y edulcorar sus propuestas.

Se trata del principio democrático inventado por PNV y del principio de restitución inventado por el nuevo President de la Generalitat.

El PNV viene esgrimiendo el principio democrático para cada una de sus ensoñaciones independentistas como si este inicio de frase le revistiera a lo que persigue de legalidad, legitimidad y superioridad moral. Así desde su principio democrático consideran posible su auto organización, sus competencias, sus fronteras, y el exclusivo modo de relacionarse con sus conciudadanos y con el resto de la humanidad.

El President de la Generalitat, apelando al principio de restitución, se cree en la capacidad para nombrar un Gobierno con encarcelados y huidos de la justicia. Además añade que en ambos casos estos ciudadanos tienen intactos todos sus derechos para ejercer de gobernantes.

Parece ser, según Torras, que la privación de libertad y el haber huido del País, no altera la capacidad de reunirse, de debatir, de recibir o de compartir encuentros con ciudadanos y organizaciones como corresponde a todo cargo público.

Entendiendo por cargo público la obligación de servir y rechazando la de servirse, algo o mucho no encaja.

No encaja que estemos ante un principio, tampoco ante unos servidores públicos con todos los derechos intactos, ni ante una respetuosa observación de la Ley en cuanto a las limitaciones de un gobernante.

Es evidente que al igual que el derecho a decidir es el trampantojo de la independencia, el principio democrático y el de restitución son evasiones del principio de legalidad.

Decía Aristóteles que todos los Gobiernos mueren por la exageración de sus principios. A esto añadió Montesquieu, que la corrupción de los Gobiernos comienza casi siempre por la de sus normas y principios.

Y es que cuando los principios se adaptan a las circunstancias inventadas no hablamos de principios sino de puro oportunismo e interés particular.

Desde que Groucho Marx señaló: “estos son mis principios, si no le gustan tengo otros”; hay que tener mucho cuidado con solemnizar lo impostado para no caer en los disfraces de principios sobre los conflictos de intereses o sobre el manejo de lo público en provecho de lo grupal o particular.

Share

EL PARLAMENTO VASCO NO ESTÁ DE VACACIONES 0

feb1

En estos días diversos medios de comunicación han señalado que el Parlamento Vasco lleva 6 semanas de inactividad. Un periodo que según esa descripción refleja un parón institucional casi único en el ámbito de las Comunidades Autónomas.

La realidad es sustancial y cuantitativamente diferente.

Enero, al igual que julio, son dos meses en los que se suele concentrar una amplia actividad de carácter informativo, expositivo, divulgativo, formativo, que difícilmente puede compatibilizarse con las sesiones ordinarias y extraordinarias de plenos, y también de comisiones y ponencias. Recientemente, la Cámara Vasca ha tenido que regular, un poco más de lo que ya estaba, la forma de trabajo parlamentaria ante la avalancha de actividad, que dificultaba desde hacía meses la disponibilidad de horas libres para llevar al día la agenda de iniciativas de los grupos políticos y de las iniciativas de comparecencias que provienen del Gobierno y de la ciudadanía y sus organizaciones.

En enero de este año los parlamentarios y parlamentarias han desarrollado, entre otras, las siguientes actividades.

1-Asistencia al Foro de Liderazgo Turístico Exceltur, en Madrid, un día.

2-Asistencia a la Jornada Francisco Javier Landaburu, La Causa del Pueblo Vasco, en Vitoria.

3-Asistencia a la Reunión de la Task Forcé de EUCOCO, sobre Paz y Libertad para el Pueblo Saharaui, en Tinduf, Argelia. Cinco días.

4-Visita a los centros escolares Santa María, Luis Dorao, y Landazuri, en Vitoria. Un día.

5-La asistencia a la Feria Internacional de Turismo, en Madrid. Cuatro días.

6-Asistencia al Programa de Protección a Defensores y Defensoras de los Derechos Humanos, en Colombia. Seis días

7-Visita a los centros escolares Abetxuko, Orbiso y Elejalde de Vitoria. Un día.

8-Asistencia al Pleno Especial sobre Mejorar la Educación, saber, dialogar y aportar, en Vitoria. Un día.

9-Reunión con el Ministro Saharaui de Cooperación, en Vitoria.

10-Asistencia al Pleno Infantil, II Asamblea MUM Bilbao, en Vitoria. Un día.

11-Asistencia al Seminario de Derecho Parlamentario, Reformas del Reglamento, en Vitoria. Dos días.

12-Asistencia al I Foro de Geopolítica y Geoestrategia en un Mundo Post-occidental, el Papel de España en el Futuro de la Unión Europea, Perspectivas y Desafíos, en Madrid. Dos días.

13-Asistencia al Seminario 20 Aniversario de la Ley para la Promoción de la Accesibilidad, en Vitoria. Dos días.

14-Asistencia a la Jornada Agenda 2030, la Estrategia Española para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en Madrid. Un día.

15-Tres reuniones de la Mesa del Parlamento.

16-Dos reuniones de la Junta de Portavoces.

17-Asistencia a actos de representación institucional en Bilbao, San Sebastián y Vitoria, sobre la Estrategia Euskadi Basque Country de Internacionalización; a la entrega de la Distinción Tambor de Oro; de las Medallas al Mérito Ciudadano; a la entrega del Premio Ignacio Ellacuria.

18- Diversas reuniones con Embajadores y Delegaciones de Países, y diversas actividades más de otra naturaleza.

Junto a estas actividades el trabajo en los Grupos Parlamentarios no ha cesado. Se hacen iniciativas, Se debate y escriben propuestas, Autogobierno, EITB, próximo Pleno extraordinario de Fiscalidad, etc, etc.

Share

LOS TRES TIPOS DE DERECHO A DECIDIR 0

ene9

En la actualidad concurren tres tipos de derecho a decidir. El derecho reglado. El nacionalista. El guay.

El derecho a decidir reglado es el que practicamos, el que está amparado en la Constitución, en los Estatutos de Autonomía, en la ley de Régimen Local, en las Leyes Sindicales, en otras muchas Leyes.

Los ciudadanos y ciudadanas ejercemos el Derecho a Decidir Reglado cuando participamos en elecciones en consultas; cuando nos asociamos; cuando ejercemos el derecho a la salud, a la educación, a la justicia; cuando acordamos convenios; cuando hacemos contratos; cuando nos manifestamos; cuando hacemos huelga; y así en muchas situaciones más, tantas como están establecidas en nuestro ordenamiento jurídico y político. Responde este derecho a una forma organizada y abierta de convivir en pluralidad y respeto con diferentes formas de sentir y pensar, con un sentido amplio y abierto de la libertad, y con unos derechos y deberes que generan la máxima convivencia inventada y ensayada con éxito hasta la fecha.

El Derecho a Decidir Nacionalista tiene otro significado. En realidad se trata de un seudónimo, ya que el nombre de pila es la Autodeterminación para la Independencia. Se trata de esta manera porque así parece que tiene más fuerza política, más vigor democrático, y quizás un pelín más de seducción, de romanticismo. Responde a una dura y pura estrategia de tensión, que pretende convertir una reivindicación antigua en una modernización aparente, para moldear y diseñar las sociedades en progreso y convivencia, en sociedades controladas, cerradas, adoctrinadas por el ideario y la forma de vida exclusiva de nacionalistas.

El Derecho a Decidir Guay reside su esencia en el oportunismo torticeramente ilustrado de negar la existencia de las virtudes democráticas que hoy funcionan, en inventarse escenarios imposibles, o en acudir a yo no había nacido cuando tal cosa se decidió; cuando aquello se acordó yo no tenía derecho a voto; la transición fue impuesta y en ella no participamos; no hubo proceso constituyente; esas leyes han quedado obsoletas o nada de lo acordado con anterioridad es útil. Responde al impulso de un selecto grupo que prometiendo participación y traje a medida de cada cual, sentencian que el mundo es mundo desde que ellos han llegado a la política.

Los datos disponibles para contrastar estos tres tipos de Derecho a Decidir son contundentes. Con el primero de los enunciados 40 años de caminos de libertad. Con el segundo véase Cataluña. Con el tercero nada por aquí, nada por allá.

Share

CUBA NOS NECESITA Y NOS TIENE 0

nov30

El Parlamento Vasco ha sido escenario en estos días de una proposición no de Ley, sobre Cuba. Este fue nuestro posicionamiento.

El bloqueo de los Estados Unidos a Cuba, lejos de proteger a la ciudadanía cubana de un modo de gobierno, solo ha servido para empobrecerla y privarla de productos básicos para la alimentación, la salud y el progreso.

Europa que también participó de ese bloqueo, hace varias décadas inició la recuperación de relaciones diplomáticas y así ha venido actuando en los últimos tiempos.

Esta actitud europea nos legítima para seguir reclamando la normalización de relaciones internacionales y el cese del bloqueo no sólo del directo, sino también del indirecto, muy especialmente de EE.UU.

La Unión Europea lleva tiempo tratando de profundizar en los lazos históricos, económicos y culturales que nos unen a Cuba.

Europa quiere compartir con Cuba el diálogo político, la cooperación sobre políticas sectoriales, las relaciones comerciales. Todo ello acompañado de más democracia y más derechos humanos.

En la actualidad la Unión Europea es el principal socio de Cuba en exportaciones e intercambios comerciales.

El Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre la Unión Europea y Cuba del pasado año, constituye un aliento y una oportunidad más para normalizar y democratizar las relaciones de todo tipo entre ambos protagonistas.

Cuba camina con decisión hacia la incorporación de principios fundamentales en materia de derechos humanos y derechos laborales establecidos en Naciones Unidas. También sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer.

Todos estos esfuerzos y avances no pueden ni deben estar amenazados constantemente por la política exterior norteamericana.

Por estas razones, recordar y renovar el compromiso con el desbloqueo a Cuba siempre es oportuno. Así se propone y así lo hemos recogido de común acuerdo el Grupo Socialista con el Grupo Nacionalista, en una enmienda que asume parte de lo establecido en la iniciativa ante este Parlamento, y además añadimos algunas cosas más.

Desgraciadamente hay un elemento que interfiere y que está decidido a intervenir negativamente, el actual presidente de EE. UU. Donald Trump.

La apertura iniciada en 2014 por Barack Obama con Raúl Castro y materializada en 2015, para acabar con 60 años de guerra fría y facilitar las inversiones, el comercio y la movilidad en la entrada y salida de Cuba, vuelve a estar en un limbo de inseguridad y de freno de todas estas medidas y oportunidades.

También es cierto que Cuba tiene reparos sobre la demanda europea de insistir en la observación y respeto de los derechos humanos, que la considera una injerencia, pero que no lo es. Reclamar que así suceda y que Cuba se mueva en parámetros democráticos y de derechos universales similares a los europeos, es una obligación de las Instituciones europeas.

Los Socialistas Vascos compartimos y defendemos con pleno convencimiento el fin del embargo o del bloqueo a Cuba.

Apoyamos los nuevos pasos que está dando la Unión Europea en las relaciones con Cuba.

Damos importancia a la profundización de la gobernanza y los Derechos Humanos. Y además damos sentido a que este asunto se trate en este Parlamento cuando proponemos que se refuerce la cooperación desde el Gobierno Vasco y también los intercambios y las inversiones en Cuba de los agentes económicos y sociales del País Vasco.

Cuba necesita alimentos para abastecer las necesidades propias y las de quienes les visitan. Necesitan un mejor uso de sus recursos naturales, invertir en la producción de energías renovables. Necesitan su modernización económica y social. Necesitan más democracia y más observación a los derechos humanos.

Todo lo que ayude a esto cuenta y contará con el apoyo y el impulso Socialista.

Nota: La propuesta que presentamos fue aprobada sin ningún voto en contra.

Share