Categoria Mundo

CUBA NOS NECESITA Y NOS TIENE 0

nov30

El Parlamento Vasco ha sido escenario en estos días de una proposición no de Ley, sobre Cuba. Este fue nuestro posicionamiento.

El bloqueo de los Estados Unidos a Cuba, lejos de proteger a la ciudadanía cubana de un modo de gobierno, solo ha servido para empobrecerla y privarla de productos básicos para la alimentación, la salud y el progreso.

Europa que también participó de ese bloqueo, hace varias décadas inició la recuperación de relaciones diplomáticas y así ha venido actuando en los últimos tiempos.

Esta actitud europea nos legítima para seguir reclamando la normalización de relaciones internacionales y el cese del bloqueo no sólo del directo, sino también del indirecto, muy especialmente de EE.UU.

La Unión Europea lleva tiempo tratando de profundizar en los lazos históricos, económicos y culturales que nos unen a Cuba.

Europa quiere compartir con Cuba el diálogo político, la cooperación sobre políticas sectoriales, las relaciones comerciales. Todo ello acompañado de más democracia y más derechos humanos.

En la actualidad la Unión Europea es el principal socio de Cuba en exportaciones e intercambios comerciales.

El Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre la Unión Europea y Cuba del pasado año, constituye un aliento y una oportunidad más para normalizar y democratizar las relaciones de todo tipo entre ambos protagonistas.

Cuba camina con decisión hacia la incorporación de principios fundamentales en materia de derechos humanos y derechos laborales establecidos en Naciones Unidas. También sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer.

Todos estos esfuerzos y avances no pueden ni deben estar amenazados constantemente por la política exterior norteamericana.

Por estas razones, recordar y renovar el compromiso con el desbloqueo a Cuba siempre es oportuno. Así se propone y así lo hemos recogido de común acuerdo el Grupo Socialista con el Grupo Nacionalista, en una enmienda que asume parte de lo establecido en la iniciativa ante este Parlamento, y además añadimos algunas cosas más.

Desgraciadamente hay un elemento que interfiere y que está decidido a intervenir negativamente, el actual presidente de EE. UU. Donald Trump.

La apertura iniciada en 2014 por Barack Obama con Raúl Castro y materializada en 2015, para acabar con 60 años de guerra fría y facilitar las inversiones, el comercio y la movilidad en la entrada y salida de Cuba, vuelve a estar en un limbo de inseguridad y de freno de todas estas medidas y oportunidades.

También es cierto que Cuba tiene reparos sobre la demanda europea de insistir en la observación y respeto de los derechos humanos, que la considera una injerencia, pero que no lo es. Reclamar que así suceda y que Cuba se mueva en parámetros democráticos y de derechos universales similares a los europeos, es una obligación de las Instituciones europeas.

Los Socialistas Vascos compartimos y defendemos con pleno convencimiento el fin del embargo o del bloqueo a Cuba.

Apoyamos los nuevos pasos que está dando la Unión Europea en las relaciones con Cuba.

Damos importancia a la profundización de la gobernanza y los Derechos Humanos. Y además damos sentido a que este asunto se trate en este Parlamento cuando proponemos que se refuerce la cooperación desde el Gobierno Vasco y también los intercambios y las inversiones en Cuba de los agentes económicos y sociales del País Vasco.

Cuba necesita alimentos para abastecer las necesidades propias y las de quienes les visitan. Necesitan un mejor uso de sus recursos naturales, invertir en la producción de energías renovables. Necesitan su modernización económica y social. Necesitan más democracia y más observación a los derechos humanos.

Todo lo que ayude a esto cuenta y contará con el apoyo y el impulso Socialista.

Nota: La propuesta que presentamos fue aprobada sin ningún voto en contra.

Share

VENTA DE ARMAS. ARABIA SAUDÍ, YEMEN 0

nov27

EL 23-11-17, se trató en el Parlamento Vasco una proposición no de ley, sobre la venta de armas a Arabia Saudí. La posición socialista fue tratada en los siguientes términos.

El comercio de las armas, su uso contra las poblaciones civiles, su utilización para la vulneración de los Derechos Humanos, ha provocado en el pasado y lo sigue haciendo en el presente, el posicionamiento de este Parlamento.

Ahora más focalizado en la situación de Yemen, permanentemente atacada por Arabia Saudí y su coalición.

La iniciativa presentada da la oportunidad de volver a pronunciarnos. Y lo hacemos saludándola y atendiendo a la dimensión de la misma.

La proliferación de armas, su negocio macabro, su utilización para vulnerar derechos humanos, para empobrecer a millones de personas, para hacerlas huir de sus países o para dirimir intereses económicos y militares de grandes potencias, nos exige estar en alerta permanente y utilizar nuestra capacidad de influir para dificultar y evitar que esto siga ocurriendo.

En lo que va de siglo, 30 nuevas guerras se acumulan a las que vienen del siglo pasado. Rusia, China y Estados Unidos aparecen en ellas. Asia, África, América y Europa son sus escenarios.

El terrorismo se mueve en ellos, como pez en el agua. Decenas de miles de muertos al año, centenares de miles de personas combatiendo, millones de personas huyendo. Estamos quizás, ¿ante una reedición de la Guerra Fría? Estamos quizás, ¿ante otra formulación de una tercera guerra mundial? La situación es muy grave, y afecta al mundo entero y hay que tomar compromiso.

La situación, afecta al mundo entero en su economía, en sus oportunidades, en su progreso, en su libertad, en su seguridad, en la convivencia entre diferentes, en la tolerancia y en la solidaridad.

Además hay que aceptar que el sistema político de paz internacional, está plagado de organismos, de tratados, de posiciones comunes, de resoluciones y de buenas intenciones pero que también está muy escaso de resultados.

Por ello, la conveniencia de insistir e influir como estamos tratando de hacer hoy, en este Parlamento.

Las guerras sirven para hacer crecer el odio y hacer fracasar la integración, para facilitar la recuperación de la extrema derecha, para que la conspiración y la manipulación dañen la democracia y la transparencia, para que un americano, un ruso y un coreano jueguen con el mundo y lo pongan en jaque, lo hagan sobresaltarse y a veces, temblar.

Hay más de 600 millones de armas en circulación en el mundo. Hay más de 120 lugares donde se mata a diario, hoy en el mundo hay más oportunidades para disparar, que para comer. Y todo lo que se pueda hacer para frenarlo y cambiarlo hay que hacerlo.

Europa, es el segundo proveedor de armas en el mundo. Los países más pobres, son los más castigados. Los más necesitados, son los más machacados. Dar armas a las personas, es dar oportunidades para su utilización.

Las iniciativas y las enmiendas presentadas, todas tienen posiciones en común. Se habla de la solidaridad con Yemen, de la condena a Arabia Saudí, del control de armas, de la limitación de ventas de armas, de ayuda humanitaria, de más intervención de Europa y de sus países.

La enmienda conjunta que presentamos el Partido Nacionalista Vasco y el Partido Socialista, tiene dos virtudes con compromiso en esos aspectos.

El primero, incluye los elementos más unitarios de lo que estamos tratando hoy aquí. Los que más consenso pueden producir en esta Cámara, la segunda virtud es, que se mueven en un escenario acorde con nuestras competencias, que obviamente son limitadas y además relacionadas con la iniciativa europea, que es el marco, es el escenario natural, para tratar conjuntamente el stop a las armas y la defensa de los derechos humanos.

La enmienda transaccional de Bildu y de Podemos tiene una dificultad, las referencias a las actividades comerciales ajenas a las armas.

Además, las nuevas competencias que proponen exigen una reforma constitucional.

Respecto a las referencias a las actividades comerciales ajenas a las armas, yo creo que había que hacer una observación importante, distingamos los gobiernos en guerra, los gobiernos en conflicto, con las poblaciones de esos países.

Las relaciones comerciales están relacionadas con los ciudadanos de esos países, no exactamente con los gobiernos, no principal ni prioritariamente con los gobiernos, sino con las poblaciones de esos países.

En relación con otras competencias, como se plantean, distingamos lo que son competencias del País Vasco y lo que son competencias del Estado.

Y hoy por hoy, el puerto de Bilbao es un puerto de interés general, competencia exclusiva del Estado, reflejado en la Constitución española y que puede ser modificado, porque para eso está en marcha una comisión de reforma constitucional, propuesta por nosotros y acordada en el Congreso de los Diputados, pero que si se desea deberá hacerse por ese procedimiento.

En Yemen hay 31 millones de habitantes. Esos 31 millones de habitantes tienen derecho a la automoción, al ferrocarril, a la petroquímica, a la siderurgia, a la alimentación, a la ingeniería, al transporte y a la logística internacional, a la moda y confección, al agua, a las energías renovables. Es decir, a los sectores con los que hoy comercializa Euskadi en una parte y también España.

Miren ustedes, para aquello de la solidaridad en valores, en España hay 17 comunidades autónomas; de las 17, 14 tienen relación directa en armas con el mundo, 14. Solamente Extremadura, La Rioja y Canarias no tienen ningún comercio de armas. El resto la tienen todas.

Apreciarán ustedes en esas comunidades autónomas y en los ayuntamientos de esas comunidades autónomas, gobiernos diversos, gobiernos plurales, gobiernos conservadores y gobiernos progresistas, de la derecha y de la izquierda, y todos ellos tienen relaciones comerciales en el mundo de las armas.

Estamos ante un problema serio en el que no cabe hacer una cosa en un sitio y recomendar otra en otro. Hay que ser responsables con todo, ver los márgenes de la política y tratar de actuar en ellos.

Por eso lo que hemos hecho en esta iniciativa ha sido poner el foco de atención en la defensa de los derechos humanos, la solidaridad con quienes están sufriendo el terror, lo macabro de las guerras.

Estamos totalmente de acuerdo con que hay que intervenir el comercio de las armas, con que hay que hacer embargo efectivo, con que hay que exigir un mayor control por parte de las Instituciones al destino de las armas, distinguiendo entre defensa y vulneración de derechos humanos.

Estamos de acuerdo con todo ello y así la enmienda de sustitución que presentamos tiene coincidencias con los demás grupos políticos en el 75%.

Ahora es decisión de esta Cámara elegir entre una declaración de máximos que quede en la papelera, o una declaración suficiente con una posición política que produzca fuerza, unidad, influencia, no solamente en Euskadi y en España, también en la Unión Europea.

NOTA: la enmienda presentada por PNV y PSE-EE, fue aprobada sin ningún voto en contra.

Share

GRITOS EN EL CIELO 0

may4

Gritar a los cuatro vientos que vienen los populistas no sirve de nada.

Si se hace desde dentro de la política sirve para menos. Si hoy hay populismos en crecimiento, sean del signo que sean, se debe sobre todo, al fracaso en la última década, de esa mayoría democrática, social, moderada, para asegurar derechos y para enfrentarse con cierta equidad a las adversidades, muy especialmente a las económicas.

La ciudadanía europea siente que vive en los extremos, aunque su presente y su pasado no sea así. Pero siente que vive en los extremos. Porque vivir en los extremos es, tener miedo a la inmigración a la que se acusa de portar la delincuencia y de constituirse en una amenaza para el empleo de los autóctonos de esta generación y de las venideras.

Vivir en los extremos es temer a la devaluación del patrimonio familiar, de los ahorros, incluso a la inseguridad de perderlos.

Vivir en los extremos es temer a la rebaja del salario, a la paulatina rebaja del poder adquisitivo de los salarios, a la precariedad en el empleo, o a su pérdida.

Vivir en los extremos es temer por el futuro de las pensiones.

Es también ver cómo tras el Brexit está amenazada la circulación ciudadana por donde hasta hoy estaba abierta y están amenazados los derechos que hoy les asisten.

Hoy hay muchos ciudadanos que se defienden en el día a día pero que tienen miedo al futuro.

La globalización que nació sin reglas sociales, porque sus impulsores del lado progresista entonces las despreciaron, hoy se llevan las manos a la cabeza.

Lo que está pasando en Francia en estos días y se sustanciará en parte el domingo es reflejo de todo esto.

La cuna de la libertad, la igualdad y la fraternidad, sometida al peligroso crecimiento y a la disputa de la Presidencia de la Republica, por la extrema derecha.

La mayoría de los partidos democráticos se han aliado para evitar el triunfo de quién predica comportamientos y propone acciones fascistas, pero esto que es muy importante y que hay que hacerlo, no traerá soluciones a los problemas antes señalados, y además augura con posterioridad una mayor fragmentación del arco parlamentario, una mayor dificultad para encontrar mayorías y consensos.

La derecha democrática y la izquierda progresista tenemos un mismo problema, cómo se obtiene la riqueza y cómo se reparte.

Durante décadas en Europa se practicó la política económica de las tres partes. Una parte para el inversor productivo, otra para los trabajadores por su producción y otra para lo público para garantizar los servicios sociales.

En la actualidad la parte del inversor productivo se ha reducido a la mitad por la acción del capital especulativo. Lo mismo le ha ocurrido a la parte pública con la deuda contraída. Lo mismo les ha ocurrido a los trabajadores con la pérdida de empleos y salarios.

El apoyo al populismo es en muchos casos una expresión de hartazgo y contestación a una moderación que ha sido desbordada por la economía salvaje.

Esto es lo que hay que resolver, devolver el espacio de la economía salvaje al espacio de la economía productiva.

Esto se hace eliminando paraísos fiscales, luchando contra el fraude fiscal, creando una legislación fiscal europea, endureciendo la fiscalidad a los fondos improductivos, facilitando la inversión productiva y repartiendo sus resultados como se hizo en otro tiempo.

Esta puede ser una forma de frenar y reducir los populismos, lo demás gritos en el cielo sin actos en la tierra.

Share

BREXIT 0

abr7

El Brexit es el resultado de un acto de consulta mal utilizado, mal enfocado y, como no podía ser de otra forma, con mal resultado.

Jugar irresponsablemente con la soberanía y con las consultas para resolver problemas partidarios es altamente peligroso.

El Brexit es la consecuencia de un juego político irresponsable llevado a cabo por los que dan lecciones de seriedad y rigor, en este caso por los conservadores británicos, que utilizaron al País para resolver una disputa de liderazgo partidario.

El Brexit también en una parte, aunque sea más pequeña, es responsabilidad de una Unión Europea, que dejó hacer, que restó importancia a lo que sucedía en Reino Unido, y que cuando quiso reaccionar fue tarde.

Él Brexit es también una foto de las insatisfacciones sociales que está generando esta Unión Europea.

Es también el resultado de la incapacidad para proporcionar bienestar, seguridad en los derechos, y futuro a la ciudadanía.

El Brexit es un precedente muy peligroso que no ha hecho nada más que empezar, que nadie sabe cómo acabará, y que ya cuenta con aliados en otros países para seguir su ruta.

Una Unión Europea que no proporciona empleo a sus habitantes, que recorta inversiones públicas, que reduce el bienestar de la ciudadanía, que no practica la solidaridad, que permite los paraísos fiscales, que no reduce el gran poder para desequilibrar la economía social y la economía productiva que practican unos pocos grupos financieros, lejos de generar adhesiones, produce rechazos fácilmente manipulables.

Las políticas que no caminan hacia escenarios de igualdad entre las personas son políticas que alimentan desgarros y rupturas.

Los últimos años de la Unión Europea han sido malos para la política.

No hubo capacidad para aprobar la Constitución Europea.

No la hubo para enfrentarse a la especulación financiera.

No la hubo para reducir los efectos antisociales de esa especulación.

No la hubo, todavía no la hay, para practicar una política humanitaria con los refugiados.

Tampoco ayuda a los intereses colectivos de la Unión Europea los continuos intentos de dividir al Norte con el Sur, al Este con el Oeste.

No ayudan nada las teorías de las diferentes velocidades, las de conformar en su seno grupos y subgrupos, porque crean mucha incertidumbre, mucha desconfianza y mucha rivalidad entre países, y están más cerca del sálvese quien pueda que de más cohesión social, que es lo que necesitan sus ahora 450 millones de habitantes y 27 países.

Europa tiene que ser más Unión de ciudadanos y menos coordinadora de países.

Europa no tiene arreglo acudiendo solo al debate retórico sobre los peligros de los populismos.

Tampoco sacando pecho contra los británicos al grito de “se van a enterar”.

Tenemos un problema y lo tenemos todos, lo tenemos los 28, aunque nos afecte de manera desigual, o aunque tengamos responsabilidades diferentes.

Reino Unido se enfrenta a un vacío legal enorme, y a la pérdida de los derechos de los británicos fuera de sus fronteras.

Europa también lo tiene complicado. Además pide a Reino Unido 60.000 millones de euros de indemnización por la desconexión.

Los británicos tienen que rehacer muchas cosas, entre otras las leyes que estaban recogidas en la Unión Europea. Esto ya les está generando tensiones internas, entre el Gobierno que quiere vías rápidas de solución sin participación del Parlamento y la oposición que plantea lo contrario, y que ya ha revocado alguna decisión a través de los Tribunales.

La Unión Europea tiene que regular una desconexión para la que solo tiene un artículo que la regule, el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea, articulo que después se llevó al Tratado de Lisboa del año 2009.

Artículo que no está preparado para atender este problema porque en el espíritu de su aprobación a nadie se le ocurrió pensar en que pudiera darse ni una sola desconexión.

El Brexit afecta a la libre circulación de personas.

A los trabajadores, a los estudiantes universitarios, a los derechos de los pensionistas, al comercio, a la actividad empresarial, al turismo, al sector financiero, a la agricultura, a la pesca, a las inversiones, a la seguridad y también, aunque afecte a menos personas, a la salud mental.

Así se desprende del lenguaje semi bélico o  chantajista de algunos cuando invocan a las Malvinas o a la Europol. El Brexit les ha trastornado severamente.

La Unión Europea para encarar bien esta situación necesita a la ciudadanía y para ello necesita mejorar, disponer de objetivos de más cohesión social. Solo así se podrá frenar un sentimiento anti europeo que hoy está creciendo.

La Unión Europea que a partir de ahora nos va a costar más, nos va a salir más cara, debe repensar qué puede ofrecer a la ciudadanía para que mejore su aprecio hacia ella.

La desigualdad estimula el cierre de fronteras, la colocación de barricadas y la exaltación para decidir apasionada y apresuradamente.

La igualdad abre fronteras, derriba barricadas y estimula formas de participación y decisión infinitamente más reflexivas.

La igualdad debiera ser la única bandera de la Unión Europea.

Es evidente que Reino Unido no debe salir beneficiado de este portazo a la Unión Europea.

Pero tampoco conviene a la Unión Europea que los anti europeos británicos se vean reforzados en detrimento de los británicos favorables a la Unión Europea.

Las políticas de fragmentación, secesionistas, son una gran amenaza para la convivencia, porque solo comportan rupturas y confusiones.

Las llamadas al manoseado derecho a decidir y a la consulta por la consulta, sin saber ni el alcance de la consulta, ni el alcance de lo que se decide, solo conducen al caos.

La participación de la ciudadanía en la política cuando se improvisa, cuando no se conocen los elementos concretos de la decisión, cuando no se explicitan las consecuencias, ni aportan más democracia, ni comportan más beneficios.

Ahora se va a empezar a negociar la desconexión, para después abordar la nueva relación entre Reino Unido y la Unión. Esto va para largo.

En España hay 309.000 británicos residiendo. En Reino Unido hay 200.000 españoles. Una parte de ellos vascos.

Euskadi tiene con Reino Unido una significativa relación comercial. Exportamos el 60% más de lo que importamos.

Tenemos intereses más que suficientes para tomar cartas en el asunto.

De ahí nuestro posicionamiento a favor de ofrecer atención a todas las personas del País Vasco que por residencia, estudios, trabajo o actividad económica, necesitan ayuda para disponer de información y asesoramiento en esta compleja situación, que puede prolongarse en su indefinición durante años.

Una atención que busca la coordinación entre gobiernos, entre Gobierno Vasco y Gobierno de España.

Una atención que busca sumar esfuerzos y medios, y velar por el nuevo estatus de los europeos de la Comunidad Vasca en Reino Unido.

Share

JAPÓN OBSERVA ÁLAVA 0

dic7

(Artículo publicado en la revista Dato Económico de Diciembre de 2016)

Mientras buena parte de la opinión pública y publicada se ocupa y preocupa, en considerable dimensión, de ¨los pichis¨, los vuelos sin aviones, o la Alta Velocidad sin railes, Álava está siendo observada muy de cerca por la mayor agencia de viajes de Japón. La agencia H.I.S. dispone de oficinas en Madrid y Barcelona, y acoge una red mundial con sede en 130 ciudades de 41 países. Cuenta con una plantilla de 13.600 trabajadores y mantiene alianza con la mayor cooperativa de consumidores del mundo, Japan Coop, con 27 millones de socios.

Esta visita se enmarca en un amplio y ambicioso programa del Departamento de Fomento del Empleo, Comercio y Turismo, de la Diputación Foral de Álava, que en el año en curso ya ha guiado a otra docena de agencias, combinando la oferta de turismo de interior, con la de otros países. Una oferta que comparte con las Diputaciones de Bizkaia y Gipuzkoa.

Actualmente España recibe al año 500.000 japoneses, de los cuales más de 19.000, visitaron Euskadi.

Álava que recientemente ha estrenado tres ofertas de rutas, Rutas Medievales, Rutas de Perdición y Guía de la Vendimia, paseó a los responsables de la agencia H.I.S. por el Jardín Botánico Santa Catalina, Valle Salado de Añana, diversas bodegas y pueblos de Rioja Alavesa, Catedral Santa María, la Almendra Medieval, la Plaza de la Virgen Blanca, el Paseo de la Florida.

La delegación japonesa ha conocido la excelente cocina que se oficia en Álava y que tan bien se fusiona con los vinos alaveses, así como sus acogedores hoteles.

Japón cuenta con una ciudadanía con elevado poder adquisitivo, con una disposición de gasto cuando hacen turismo igualmente elevada, y con un interés especial por el paisaje, la arquitectura, la cultura, el arte, la gastronomía y el consumo.

Álava tiene la oportunidad de competir para atraer a ese turismo que no busca sol y playa y que puede generar un espacio de riqueza para su ciudadanía.

Pero todo no está hecho, porque todo no depende de una iniciativa o de una promoción.

El conjunto de la sociedad está concernida en las posibilidades y oportunidades que queramos generar.

Vitoria como Capital de Euskadi, Vitoria como ciudad, y Álava como Territorio, tiene que saber sumar, para completar la oferta.

Vitoria y Álava necesitan programación estable de eventos de primera calidad, con un apoyo institucional decidido a invertir en ello y decidido a sacar el Territorio del adormecimiento que nos caracteriza.

Vitoria y Álava necesitan más vuelos que los de las palomas y que vuelen las 24 horas, porque sin buenas conexiones se reducen las aproximaciones.

Vitoria y Álava necesitan el TAV que descarrila por falta de vías antes de llegar a Burgos, además de completar los tramos que faltan en Euskadi, que fue prometido y comprometido en 2015 para 2019, y que duerme en algún andén de construcciones ferroviarias así como en el Ministerio de Fomento.

Vitoria y Álava necesitan estas infraestructuras para que, a su vez, el comercio, el empresariado, los inversores, se animen a multiplicar su oferta en contenido y en espacio.

Vitoria y Álava necesitan mejorar y facilitar gestiones para agilizar y ayudar a los emprendedores, nuevos o veteranos, a que sus ideas se lleven a efecto.

Estamos cargados de oportunidades, pero hasta la fecha estamos un poco retraídos para saber sumar, empujar, reivindicar y contagiarnos de ese desorden que da vida a otras ciudades. Y esto es tarea de todos y todas.

Share