Categoria Sin categoría

EL PP INICIA EL DESMANTELAMIENTO DEL AEROPUERTO DE FORONDA 0

jun28

Tras muchos días de negación del Diputado General de Álava sobre las intenciones del Gobierno de España, para asestar al Aeropuerto de Foronda una estocada de muerte, hoy ha llegado la confirmación. El Gobierno de Rajoy quiere reducir a la mitad el servicio operativo a su capacidad logística para la carga y de esta forma ayudar a que pierda oferta y competitividad.

Si Foronda no tiene vuelos comerciales, si no ofrece otros servicios y si tampoco compite en carga, Foronda caminará hacia su desmantelamiento.

Hace unos meses cuando el PP estaba en la oposición en las instituciones alavesas y en las de España, un día sí y otro también daban lecciones a todos sobre su sabiduría y capacidad para defender y potenciar el Aeropuerto.

Hoy cuando ocupan los Gobiernos, primero niegan sus intenciones de recortes, después cuando están encima de la mesa niegan su existencia, y finalmente cuando empiezan a rodar, todo lo justifican con la coletilla de que lo hacen para salvar el País.

Los socialistas rechazamos este nuevo recorte, exigimos que no se materialice y emplazamos al Diputado General y al Alcalde de Vitoria-Gasteiz, a que defiendan la Capital y el Territorio, a que defiendan a los alaveses, a sus servicios, a su economía, y a que demuestren su solvencia impidiendo esta nueva barbaridad.

Share

HACER POLÍTICA O TOMAR PARTIDO 0

jun19

La polémica abierta por Confebask en estos días reivindicando un Gobierno Vasco fuerte, eufemismo de elecciones anticipadas, sitúa en el debate público algunas ideas para su contraste.

La primera, la de si los empresarios individualmente o como organización deben intervenir en política o no. Es evidente que lo hacen todos los días. Lo hacen cuando piden reformas laborales, cuando plantean otra fiscalidad, cuando negocian convenios colectivos, cuando convenían planes de investigación, financiación o empleo con la administración, cuando forman parte  de las delegaciones comerciales del País Vasco en el mundo entero. Lo hacen cuando promocionan la marca Euskadi por el mundo. Y hacen bien en hacerlo porque la sociedad es cosa de todos,  su organización y desarrollo es incumbencia de todos.

Influir en política, en cómo queremos vivir es algo más que un derecho, es un deber. Y nadie ha de renunciar a él.

La segunda es si los empresarios como colectivo y desde sus organizaciones empresariales deben de tomar partido. Y aquí sí que merece la pena poner una línea roja. Se supone que Confebask no esta articulada y nutrida con la aceptación de ningún credo. Sea este religioso, político, o de otra índole ajena a la razón fundacional y estatutaria de la organización.

La tercera reflexión es que quien a título personal, sea empresario o sexador de pollos, quiera significarse políticamente tiene todo el derecho a hacerlo y se merece todo el respeto por ello.

La cuarta reflexión es qué entendemos por Gobierno fuerte. Si esto es una referencia a la necesidad ineludible de mayorías absolutas. Si es una referencia a la capacidad de llegar a acuerdos con diferentes. Si es una referencia a la capacidad de acordar con los empresarios. Porque si las claves de la fortaleza son estas, el Gobierno que lidera el Lehendakari Patxi López, es fuerte en si mismo y que decir si lo comparamos con los dos anteriores.

Un Gobierno fuerte es un Gobierno que no se aísla políticamente, que resuelve sus retos, que es cercano socialmente a la mayoría de la ciudadanía. Este es la biografía de este Gobierno. Tres años de legislatura tres presupuestos. Cerca de trescientos acuerdos en el Parlamento. Dos docenas de Leyes. Múltiples convenios con Empresarios y Sindicatos de Trabajadores. Éxito en los planes Renove, en la exportación y en el turismo. Decencia para decir no a los recortes de la derecha, asumiendo su enfado y su espantada, cuando solo sirven para el retroceso y para dejar tiradas a las personas. Tres años y medio de ensanchamiento y profundización de las libertades, la tolerancia, la convivencia.

Siempre se puede hacer más y mejor, de momento las hemerotecas más cercanas en tiempo y con otros gobiernos, recogen menos y peor.

Share

ESTADOS UNIDOS ESTADOS HUNDIDOS 0

jun18

España es un País herido que pierde sangre por los brazos y por las piernas, que está siendo tratado por las autoridades sanitarias europeas, y cuya terapia hasta hoy, consiste en un torniquete en el cuello para que se siga desangrado, a la vez que se le ayuda a perder la respiración y el pulso, y en unos precisos cortes en las venas que todavía contienen sangre.

Hoy lunes 18 de junio, el último parte sobre la salud del paciente nos dice que la prima de riesgo esta en récord, hemos llegado a los 590 puntos y la bolsa ha caído varios enteros.

Es verdad que los dos días de víspera a las elecciones  griegas, al igual que ocurrió en los tres o cuatro días anteriores a las francesas, se apuntó la posibilidad de algún tratamiento mejor, que después no se ha suministrado, porque con seguridad y rotundidad el objetivo no era que el enfermo mejorase, y sí que el cuerpo médico fuera lo menos de izquierda que se pudiera.

Y en estas estamos, heridos y desangrados y en manos de matarifes que no de galenos.

Pero como mientras hay vida hay esperanza, reivindico para España y para Europa la terapia de los Estados Unidos de América y no la de los Estados Hundidos de Europa.

Una terapia en la que el sistema financiero público sale en defensa de la financiación pública y privada, en la que se hace circular el crédito y con él la economía y el empleo. Por eso en Estados Unidos hoy hay evolución y crecimiento y en Estados Hundidos involución y recesión.

Share

DEBILIDAD NO, UTILIDAD SÍ 0

jun11

El rechazo del PNV y el PP al Proyecto de Ley de la Juventud ha obtenido una rápida lectura mediática basada en la imputación de debilidad al Gobierno Socialista.

Al mismo tiempo se nos ha recordado que otros proyectos han sufrido alteraciones y que el futuro puede ser peor. Es evidente que esta lectura es una más de las muchas que puede haber y por eso yo voy a dar otra.

Una de las muchas tareas de un Gobierno consiste en la producción legislativa para hacer avanzar los derechos y deberes de la ciudadanía. Y esto es lo que viene haciendo este Gobierno desde el inicio de la legislatura y lo que va a continuar haciendo con el apoyo de su Grupo Parlamentario.

Y todo ello con una poderosa razón que sin duda muestra una enorme fortaleza, la de ser útiles a la ciudadanía. Porque cuando se lleva un Proyecto de Ley de la Juventud al Parlamento y éste por mayoría lo rechaza, a quien se esta dando la espalda, no es al Gobierno Socialista y sí a la Juventud Vasca. De la misma manera que cuando se especula con un resultado negativo respecto a la Ley Municipal, si este se produjera, algo que está por ver, los perjudicados serán los Ayuntamientos.

El Gobierno, además de cumplir con su responsabilidad legislativa, muestra una gran fortaleza política cuando pone en manos del Parlamento la oportunidad de legislar para la ciudadanía a la que representa. Y esa fortaleza aumenta cuando sabiendo la relación de fuerzas del Parlamento, se somete a los posibles cambios que en los proyectos se puedan operar.

Otra cosa es el sentido de la responsabilidad de la oposición y muy especialmente del PNV y del PP.

Los socialistas les proponemos trabajar y legislar, que lo quieran hacer depende de ellos. El interés que les merezcan las necesidades y aspiraciones de la ciudadanía es algo sobre lo que les toca dar la cara a ellos.

Lo que algunos llaman debilidad en realidad es responsabilidad con la sociedad, es coraje político y ambición de País. Y todo esto no dejaremos de hacerlo porque enfrente tengamos exceso de insensatez traducido en el no por el no y la ausencia de alternativas.

Share

MISERIAS Y MENTIRAS RESOLVER Y PROPONER 0

may15

La crisis económica convertida en crisis del sistema, no sólo es un arma de destrucción masiva de empleos, economía y derechos, también se ha convertido en una máquina de producción de miserias y mentiras y de confusiones entre resolver y proponer.

Con el paso de los días, los meses, y los años, la cronificación de los recortes a los derechos colectivos, está generando dos peligrosas liturgias que están calando y contaminando demasiadas conciencias.

Una es la que Basagoiti titula ¨los de aquí y los de allí¨ y Maroto remata con ¨los que comen de la sopa boba¨. En ambas expresiones además de anidar la insolidaridad, la persecución al diferente, el incremento de la marginación al excluido, y el uso de la política social como justificación de todos los males económicos, existe un envolvente mísero y miserable, que consiste en que la sociedad mayoritariamente asuma los recortes sociales como necesarios e inevitables, para que las alternativas se den sobre los remanentes de la crisis, y no sobre un modelo de bienestar social avanzado. A esta tesis se ha sumado recientemente Urkullu, cuando asumía toda la política socioeconómica de Rajoy como la única posible.

Esta idea de la derecha más antigua de reducir lo público a su mínima expresión, persigue convertir a la ciudadanía por acción u omisión en cómplice necesario, de sus recortes, copagos y repagos. La derecha con su insistencia de que no hay dinero y con su política de desprestigio de España en el ámbito internacional, está consiguiendo el vapuleo financiero sobre nuestra deuda, y sobre la cotización de nuestras empresas, el eco mediático de todo ello, y cada día la mayor inseguridad y temor por parte de la ciudadanía. La derecha necesita la alianza del efecto de su política con la resignación y a través de esa mezcla imponer sus recetas.

En este escenario hay dos grandes mentiras que cuanto antes las desmontemos mejor para casi todos. La mentira de que la derecha gestiona mejor que nadie la economía, y la mentira de que no hay dinero.

Con respecto a la mejor gestión de la economía, será a favor de los especuladores. Será a favor del desmantelamiento del Estado Social. Será para enfrentarse a los trabajadores, a los sindicatos, a sus derechos y conquistas sociales. Será para ocultar el programa electoral y para que el Presidente del Gobierno nunca dé la cara. Será quizás en Bankia, donde con toda crudeza y desvergüenza se demuestra que hay dinero público para la mala y especuladora gestión de la derecha en la misma cuantía que se recorta en Educación y Sanidad. Por cierto no sé cuál es la responsabilidad del anterior Gobernador del Banco de España en este asunto, si sé que su papel ni anula ni sustituye la irresponsabilidad y coste de sus gestores y de quienes hicieron de este grupo económico una guerra de partido de la que mucho tienen que contar, Esperanza Aguirre y Rodrigo Rato.

Referente a que no hay dinero, como dice el refrán ¨todo necio confunde valor y precio¨. La cuestión no es cuánto dinero hay, que también, pero en otro plano diferente al de para qué vale, el dilema es qué se hace con él. En qué se gasta. Sobre qué se prioriza. Bankia ilustra las preferencias del PP.

Miserias y mentiras sobre las que hay que resolver y proponer. Y los socialistas lo estamos haciendo. Lo hacemos en Euskadi cuando decimos a Rajoy que sus recortes, copagos y repagos no los vamos a aplicar. Cuando el Lehendakari afirma que con nuestro presupuesto, la defensa del autogobierno, y el recurso de constitucionalidad, defenderemos el modelo Euskadi, los derechos y servicios públicos que son de los ciudadanos, estamos resolviendo. Estamos demostrando en la práctica que la alternativa existe. Que otra política es posible si la mayoría de la sociedad así la reclama.

Efectivamente, existe otra sociedad, la que queremos y necesitamos la mayoría. Un modelo de sociedad que ya existía, que en Euskadi funciona, y que ahora toca retocar, ajustar, reforzar. Un modelo que necesita de una evolución con la misma orientación en España y en Europa. Pero esto no se resuelve sólo por voluntad de los gobernantes y de las organizaciones progresistas. Esto es tarea de todos. Sí, es responsabilidad de la izquierda proponer, pero no es facultad de la izquierda resolver, mientras no sea visible y no se haga muy presente, una gran mayoría, a su vez muy reivindicativa, y muy determinada a que el desarrollo de las políticas sociales, de igualdad y de oportunidad, estén gobernadas por sus destinatarios y no por sus liquidadores.

Share