Categoria Vitoria-Gasteiz

DERECHOS Y PRINCIPIOS 0

may21

Hace algún tiempo, con respecto al tan manido derecho a decidir, reflexioné sobre los tres tipos de derecho: el reglado, el nacionalista, el guay.

Hoy lo haré sobre los dos tipos de principios que los nacionalistas han inventado para proteger y edulcorar sus propuestas.

Se trata del principio democrático inventado por PNV y del principio de restitución inventado por el nuevo President de la Generalitat.

El PNV viene esgrimiendo el principio democrático para cada una de sus ensoñaciones independentistas como si este inicio de frase le revistiera a lo que persigue de legalidad, legitimidad y superioridad moral. Así desde su principio democrático consideran posible su auto organización, sus competencias, sus fronteras, y el exclusivo modo de relacionarse con sus conciudadanos y con el resto de la humanidad.

El President de la Generalitat, apelando al principio de restitución, se cree en la capacidad para nombrar un Gobierno con encarcelados y huidos de la justicia. Además añade que en ambos casos estos ciudadanos tienen intactos todos sus derechos para ejercer de gobernantes.

Parece ser, según Torras, que la privación de libertad y el haber huido del País, no altera la capacidad de reunirse, de debatir, de recibir o de compartir encuentros con ciudadanos y organizaciones como corresponde a todo cargo público.

Entendiendo por cargo público la obligación de servir y rechazando la de servirse, algo o mucho no encaja.

No encaja que estemos ante un principio, tampoco ante unos servidores públicos con todos los derechos intactos, ni ante una respetuosa observación de la Ley en cuanto a las limitaciones de un gobernante.

Es evidente que al igual que el derecho a decidir es el trampantojo de la independencia, el principio democrático y el de restitución son evasiones del principio de legalidad.

Decía Aristóteles que todos los Gobiernos mueren por la exageración de sus principios. A esto añadió Montesquieu, que la corrupción de los Gobiernos comienza casi siempre por la de sus normas y principios.

Y es que cuando los principios se adaptan a las circunstancias inventadas no hablamos de principios sino de puro oportunismo e interés particular.

Desde que Groucho Marx señaló: “estos son mis principios, si no le gustan tengo otros”; hay que tener mucho cuidado con solemnizar lo impostado para no caer en los disfraces de principios sobre los conflictos de intereses o sobre el manejo de lo público en provecho de lo grupal o particular.

Share

EL PARLAMENTO VASCO NO ESTÁ DE VACACIONES 0

feb1

En estos días diversos medios de comunicación han señalado que el Parlamento Vasco lleva 6 semanas de inactividad. Un periodo que según esa descripción refleja un parón institucional casi único en el ámbito de las Comunidades Autónomas.

La realidad es sustancial y cuantitativamente diferente.

Enero, al igual que julio, son dos meses en los que se suele concentrar una amplia actividad de carácter informativo, expositivo, divulgativo, formativo, que difícilmente puede compatibilizarse con las sesiones ordinarias y extraordinarias de plenos, y también de comisiones y ponencias. Recientemente, la Cámara Vasca ha tenido que regular, un poco más de lo que ya estaba, la forma de trabajo parlamentaria ante la avalancha de actividad, que dificultaba desde hacía meses la disponibilidad de horas libres para llevar al día la agenda de iniciativas de los grupos políticos y de las iniciativas de comparecencias que provienen del Gobierno y de la ciudadanía y sus organizaciones.

En enero de este año los parlamentarios y parlamentarias han desarrollado, entre otras, las siguientes actividades.

1-Asistencia al Foro de Liderazgo Turístico Exceltur, en Madrid, un día.

2-Asistencia a la Jornada Francisco Javier Landaburu, La Causa del Pueblo Vasco, en Vitoria.

3-Asistencia a la Reunión de la Task Forcé de EUCOCO, sobre Paz y Libertad para el Pueblo Saharaui, en Tinduf, Argelia. Cinco días.

4-Visita a los centros escolares Santa María, Luis Dorao, y Landazuri, en Vitoria. Un día.

5-La asistencia a la Feria Internacional de Turismo, en Madrid. Cuatro días.

6-Asistencia al Programa de Protección a Defensores y Defensoras de los Derechos Humanos, en Colombia. Seis días

7-Visita a los centros escolares Abetxuko, Orbiso y Elejalde de Vitoria. Un día.

8-Asistencia al Pleno Especial sobre Mejorar la Educación, saber, dialogar y aportar, en Vitoria. Un día.

9-Reunión con el Ministro Saharaui de Cooperación, en Vitoria.

10-Asistencia al Pleno Infantil, II Asamblea MUM Bilbao, en Vitoria. Un día.

11-Asistencia al Seminario de Derecho Parlamentario, Reformas del Reglamento, en Vitoria. Dos días.

12-Asistencia al I Foro de Geopolítica y Geoestrategia en un Mundo Post-occidental, el Papel de España en el Futuro de la Unión Europea, Perspectivas y Desafíos, en Madrid. Dos días.

13-Asistencia al Seminario 20 Aniversario de la Ley para la Promoción de la Accesibilidad, en Vitoria. Dos días.

14-Asistencia a la Jornada Agenda 2030, la Estrategia Española para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en Madrid. Un día.

15-Tres reuniones de la Mesa del Parlamento.

16-Dos reuniones de la Junta de Portavoces.

17-Asistencia a actos de representación institucional en Bilbao, San Sebastián y Vitoria, sobre la Estrategia Euskadi Basque Country de Internacionalización; a la entrega de la Distinción Tambor de Oro; de las Medallas al Mérito Ciudadano; a la entrega del Premio Ignacio Ellacuria.

18- Diversas reuniones con Embajadores y Delegaciones de Países, y diversas actividades más de otra naturaleza.

Junto a estas actividades el trabajo en los Grupos Parlamentarios no ha cesado. Se hacen iniciativas, Se debate y escriben propuestas, Autogobierno, EITB, próximo Pleno extraordinario de Fiscalidad, etc, etc.

Share

LOS TRES TIPOS DE DERECHO A DECIDIR 0

ene9

En la actualidad concurren tres tipos de derecho a decidir. El derecho reglado. El nacionalista. El guay.

El derecho a decidir reglado es el que practicamos, el que está amparado en la Constitución, en los Estatutos de Autonomía, en la ley de Régimen Local, en las Leyes Sindicales, en otras muchas Leyes.

Los ciudadanos y ciudadanas ejercemos el Derecho a Decidir Reglado cuando participamos en elecciones en consultas; cuando nos asociamos; cuando ejercemos el derecho a la salud, a la educación, a la justicia; cuando acordamos convenios; cuando hacemos contratos; cuando nos manifestamos; cuando hacemos huelga; y así en muchas situaciones más, tantas como están establecidas en nuestro ordenamiento jurídico y político. Responde este derecho a una forma organizada y abierta de convivir en pluralidad y respeto con diferentes formas de sentir y pensar, con un sentido amplio y abierto de la libertad, y con unos derechos y deberes que generan la máxima convivencia inventada y ensayada con éxito hasta la fecha.

El Derecho a Decidir Nacionalista tiene otro significado. En realidad se trata de un seudónimo, ya que el nombre de pila es la Autodeterminación para la Independencia. Se trata de esta manera porque así parece que tiene más fuerza política, más vigor democrático, y quizás un pelín más de seducción, de romanticismo. Responde a una dura y pura estrategia de tensión, que pretende convertir una reivindicación antigua en una modernización aparente, para moldear y diseñar las sociedades en progreso y convivencia, en sociedades controladas, cerradas, adoctrinadas por el ideario y la forma de vida exclusiva de nacionalistas.

El Derecho a Decidir Guay reside su esencia en el oportunismo torticeramente ilustrado de negar la existencia de las virtudes democráticas que hoy funcionan, en inventarse escenarios imposibles, o en acudir a yo no había nacido cuando tal cosa se decidió; cuando aquello se acordó yo no tenía derecho a voto; la transición fue impuesta y en ella no participamos; no hubo proceso constituyente; esas leyes han quedado obsoletas o nada de lo acordado con anterioridad es útil. Responde al impulso de un selecto grupo que prometiendo participación y traje a medida de cada cual, sentencian que el mundo es mundo desde que ellos han llegado a la política.

Los datos disponibles para contrastar estos tres tipos de Derecho a Decidir son contundentes. Con el primero de los enunciados 40 años de caminos de libertad. Con el segundo véase Cataluña. Con el tercero nada por aquí, nada por allá.

Share

VENTA DE ARMAS. ARABIA SAUDÍ, YEMEN 0

nov27

EL 23-11-17, se trató en el Parlamento Vasco una proposición no de ley, sobre la venta de armas a Arabia Saudí. La posición socialista fue tratada en los siguientes términos.

El comercio de las armas, su uso contra las poblaciones civiles, su utilización para la vulneración de los Derechos Humanos, ha provocado en el pasado y lo sigue haciendo en el presente, el posicionamiento de este Parlamento.

Ahora más focalizado en la situación de Yemen, permanentemente atacada por Arabia Saudí y su coalición.

La iniciativa presentada da la oportunidad de volver a pronunciarnos. Y lo hacemos saludándola y atendiendo a la dimensión de la misma.

La proliferación de armas, su negocio macabro, su utilización para vulnerar derechos humanos, para empobrecer a millones de personas, para hacerlas huir de sus países o para dirimir intereses económicos y militares de grandes potencias, nos exige estar en alerta permanente y utilizar nuestra capacidad de influir para dificultar y evitar que esto siga ocurriendo.

En lo que va de siglo, 30 nuevas guerras se acumulan a las que vienen del siglo pasado. Rusia, China y Estados Unidos aparecen en ellas. Asia, África, América y Europa son sus escenarios.

El terrorismo se mueve en ellos, como pez en el agua. Decenas de miles de muertos al año, centenares de miles de personas combatiendo, millones de personas huyendo. Estamos quizás, ¿ante una reedición de la Guerra Fría? Estamos quizás, ¿ante otra formulación de una tercera guerra mundial? La situación es muy grave, y afecta al mundo entero y hay que tomar compromiso.

La situación, afecta al mundo entero en su economía, en sus oportunidades, en su progreso, en su libertad, en su seguridad, en la convivencia entre diferentes, en la tolerancia y en la solidaridad.

Además hay que aceptar que el sistema político de paz internacional, está plagado de organismos, de tratados, de posiciones comunes, de resoluciones y de buenas intenciones pero que también está muy escaso de resultados.

Por ello, la conveniencia de insistir e influir como estamos tratando de hacer hoy, en este Parlamento.

Las guerras sirven para hacer crecer el odio y hacer fracasar la integración, para facilitar la recuperación de la extrema derecha, para que la conspiración y la manipulación dañen la democracia y la transparencia, para que un americano, un ruso y un coreano jueguen con el mundo y lo pongan en jaque, lo hagan sobresaltarse y a veces, temblar.

Hay más de 600 millones de armas en circulación en el mundo. Hay más de 120 lugares donde se mata a diario, hoy en el mundo hay más oportunidades para disparar, que para comer. Y todo lo que se pueda hacer para frenarlo y cambiarlo hay que hacerlo.

Europa, es el segundo proveedor de armas en el mundo. Los países más pobres, son los más castigados. Los más necesitados, son los más machacados. Dar armas a las personas, es dar oportunidades para su utilización.

Las iniciativas y las enmiendas presentadas, todas tienen posiciones en común. Se habla de la solidaridad con Yemen, de la condena a Arabia Saudí, del control de armas, de la limitación de ventas de armas, de ayuda humanitaria, de más intervención de Europa y de sus países.

La enmienda conjunta que presentamos el Partido Nacionalista Vasco y el Partido Socialista, tiene dos virtudes con compromiso en esos aspectos.

El primero, incluye los elementos más unitarios de lo que estamos tratando hoy aquí. Los que más consenso pueden producir en esta Cámara, la segunda virtud es, que se mueven en un escenario acorde con nuestras competencias, que obviamente son limitadas y además relacionadas con la iniciativa europea, que es el marco, es el escenario natural, para tratar conjuntamente el stop a las armas y la defensa de los derechos humanos.

La enmienda transaccional de Bildu y de Podemos tiene una dificultad, las referencias a las actividades comerciales ajenas a las armas.

Además, las nuevas competencias que proponen exigen una reforma constitucional.

Respecto a las referencias a las actividades comerciales ajenas a las armas, yo creo que había que hacer una observación importante, distingamos los gobiernos en guerra, los gobiernos en conflicto, con las poblaciones de esos países.

Las relaciones comerciales están relacionadas con los ciudadanos de esos países, no exactamente con los gobiernos, no principal ni prioritariamente con los gobiernos, sino con las poblaciones de esos países.

En relación con otras competencias, como se plantean, distingamos lo que son competencias del País Vasco y lo que son competencias del Estado.

Y hoy por hoy, el puerto de Bilbao es un puerto de interés general, competencia exclusiva del Estado, reflejado en la Constitución española y que puede ser modificado, porque para eso está en marcha una comisión de reforma constitucional, propuesta por nosotros y acordada en el Congreso de los Diputados, pero que si se desea deberá hacerse por ese procedimiento.

En Yemen hay 31 millones de habitantes. Esos 31 millones de habitantes tienen derecho a la automoción, al ferrocarril, a la petroquímica, a la siderurgia, a la alimentación, a la ingeniería, al transporte y a la logística internacional, a la moda y confección, al agua, a las energías renovables. Es decir, a los sectores con los que hoy comercializa Euskadi en una parte y también España.

Miren ustedes, para aquello de la solidaridad en valores, en España hay 17 comunidades autónomas; de las 17, 14 tienen relación directa en armas con el mundo, 14. Solamente Extremadura, La Rioja y Canarias no tienen ningún comercio de armas. El resto la tienen todas.

Apreciarán ustedes en esas comunidades autónomas y en los ayuntamientos de esas comunidades autónomas, gobiernos diversos, gobiernos plurales, gobiernos conservadores y gobiernos progresistas, de la derecha y de la izquierda, y todos ellos tienen relaciones comerciales en el mundo de las armas.

Estamos ante un problema serio en el que no cabe hacer una cosa en un sitio y recomendar otra en otro. Hay que ser responsables con todo, ver los márgenes de la política y tratar de actuar en ellos.

Por eso lo que hemos hecho en esta iniciativa ha sido poner el foco de atención en la defensa de los derechos humanos, la solidaridad con quienes están sufriendo el terror, lo macabro de las guerras.

Estamos totalmente de acuerdo con que hay que intervenir el comercio de las armas, con que hay que hacer embargo efectivo, con que hay que exigir un mayor control por parte de las Instituciones al destino de las armas, distinguiendo entre defensa y vulneración de derechos humanos.

Estamos de acuerdo con todo ello y así la enmienda de sustitución que presentamos tiene coincidencias con los demás grupos políticos en el 75%.

Ahora es decisión de esta Cámara elegir entre una declaración de máximos que quede en la papelera, o una declaración suficiente con una posición política que produzca fuerza, unidad, influencia, no solamente en Euskadi y en España, también en la Unión Europea.

NOTA: la enmienda presentada por PNV y PSE-EE, fue aprobada sin ningún voto en contra.

Share

PENSIONES, TENSIONES Y SOLUCIONES 0

nov24

Las pensiones actuales y futuras junto con el empleo son los dos grandes retos sociales de hoy y de los próximos años.

Con el empleo precario y mal retribuido de los últimos cinco años, con una caída salarial entre el 7 y el 10%, con la negociación colectiva congelada por la reforma laboral, las cotizaciones han caído en similar proporción. El déficit anual entre ingresos y gastos para el pago de pensiones oscila entre 17.000 y 20.000 millones año.

Conviene retener este dato: en 2006, 2007, los nuevos 500.000 cotizantes aportaron 8.000 millones de recaudación. Los 800.000 nuevos cotizantes de 2016, 2017, aportaron 3.000 millones.

Desde hace años el debate de las pensiones esta falseado, muy manipulado y derivado a lo técnico de manera torticera.

Tras estas actitudes existe una presión brutal de la derecha política, económica y mediática, para facilitar que el negocio privado se haga cargo de buena parte de las pensiones, de las que sólo se beneficiarán quienes tengan excedentes económicos en sus salarios y rentas. Para alcanzar el objetivo resulta imprescindible presentar un sistema de pensiones en crisis y sin salvación.

Desde los progresistas no siempre se ha hilado fino. Se ha aceptado en parte la alarma, y en vez de enfrentarse a ello con contundencia ideológica y programática, se ha ido más por ajustes y reajustes en el reparto entre ingresos y gastos.

En la actualidad esto está cambiando, el PSOE ya ha propuesto un pacto de rentas en España, la derogación de la reforma laboral, la recuperación de la negociación colectiva, y la implementación de recursos con más vías de financiación.

Afirmo sin matices que el problema de la solvencia para asegurar pensiones no es un problema técnico. No está en crisis el modelo de pensiones. Está en crisis el modelo de reparto de la riqueza. Al tiempo que crecen las desigualdades, que crece la acumulación de dinero en menos personas, y la reducción de recursos en la inmensa mayoría, se produce este problema social y otros más.

No hay que negar que los pensionistas cada década lo van a ser por más tiempo, por ello, alargándose el periodo de vida medio, se necesitarán más recursos.

La derecha no está por la labor y ya está haciendo cosas. Lleva años aplicando una fórmula de revisión de pensiones que garantiza la pérdida anual de pensiones. Ha dilapidado el fondo de reserva. Ha cargado sobre los pensionistas con el copago farmacéutico 1.000 millones año, mientras que la revalorización solo alcanza a 200. A partir de 2019 amenaza con aplicar el llamado factor de sostenibilidad, que supone reducir la cuantía de pensiones según estimaciones de vida.

Claro que hay otras opciones. Algunas ya he señalado. Hay más. Gravar fiscalmente el capital ocioso y especulativo. Aumentar la fiscalidad de las rentas de capital. Subir el tope actual de cotización. Mejorar los resultados en la lucha contra el fraude fiscal. Aumentar la inversión y el empleo público. Favorecer el crecimiento del empleo privado. Aumentar el gasto social en relación al Producto Interior Bruto como se hace en los países europeos vecinos. Eliminar de los gastos del sistema los que no van directamente a las pensiones.

La pensión es un derecho subjetivo del ciudadano y el Estado debe garantizarlo. Así se establece en el artículo 41 de la Constitución y en la jurisprudencia del Tribunal Constitucional.

Las pensiones no se clasifican entre sostenibles o insostenibles. Los gobiernos sí se clasifican en progresistas o conservadores. Por eso las pensiones de gobiernos socialistas tienen un balance social y las de los conservadores antisocial.

La política puede y debe arreglar esta situación si la ciudadanía mayoritariamente lo desea. Hacerlo en el Pacto de Toledo, escenario compartido por los representantes económicos, sociales y políticos, mediante el diálogo, acuerdo y búsqueda de amplio consenso es una necesidad.

Este es un asunto de País, si llegamos a la edad todos seremos pensionistas y dejaremos este mundo sin dejar de serlo. Demasiado en juego como para dejarlo en manos de la derecha. La derecha ha metido el miedo y los recortes, la izquierda debe afianzar la esperanza y las reformas. Esto solo puede hacerse en el Congreso de los Diputados.

Cambiar el Gobierno Rajoy resulta imprescindible.

Share